Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Arqueología’ Category

Formación rocosa en Ecuador por Atahualpa 4El último Inca vuelve a la actualidad. Un grupo de arqueólogos ha encontrado una formación rocosa en Ecuador que podría pertenecer nada menos que a Atahualpa, el último gobernante del imperio inca, lo que podría revelar nuevos datos para resolver el misterio de dónde se encuentran sus restos mortales.

“El sepulcro de Atahualpa, ejecutado por los conquistadores españoles, ha sido un misterio. Así que, si el nuevo hallazgo resulta ser ese sepulcro, podría ser uno de los mayores descubrimientos arqueológicos de la historia”, comparable con la tumba de Tutankamón, ha comentado el arqueólogo Benoit Duverneuil, según ‘Daily Telegraph’.Formación rocosa en Ecuador por Atahualpa 1

El hallazgo se ha producido en Ecuador, concretamente en el Parque Nacional Llanganates, en los Andes. Se trata de una estructura de casi 80 metros de altura compuesta por cientos de piedras de dos toneladas.

“Podría contener las habitaciones y otros montículos que pueden estar cubriendo otras estructuras”, ha señalado Duverneuil. Los investigadores consideran que el lugar podría también albergar el perdido Tesoro de Llanganates: una colección de oro y otros objetos de valor que los súbditos de Atahualpa acumularon para pagar a los conquistadores que lo habían capturado, pero aún así fue ejecutado por los conquistadores.

Los emperadores incas eran momificados porque se creía que sus poderes se quedaban en sus cuerpos, que pasaban a ser vigilados por guardias y familiares. Atahualpa gobernó desde Quito durante una guerra civil contra su hermano Huáscar, que estaba en Cuzco, la sede del imperio Inca.Formación rocosa en Ecuador por Atahualpa 2

Poco después de derrotar a su hermano, Atahualpa fue capturado por las tropas españolas comandadas por Francisco Pizarro. Se cree que Atahualpa ofreció a llenar una gran habitación con oro y plata a cambio de su vida. La oferta no resultó y fue ejecutado en 1533. El imperio inca comenzó a desintegrarse después de su muerte y sólo algunos focos de resistencia quedaron contra los conquistadores españoles. Hasta la fecha no se ha podido dar con los restos de Atahualpa, aunque se han hecho numerosas expediciones en su búsqueda.

Muy interesantes: El mapa de Piri Reis, Pirámides, El ‘misterio’ de Puma Punku, El “misterio” de Yonaguni, De Paititi a El Dorado, La bola negra de Ucrania, Isla de Pascua: Misterio resuelto, Las piedras del Valle de la Muerte, Las líneas de Nazca, Cómo levantar grandes piedras: misterio resuelto y La Atlántida, punto y final.

Read Full Post »

La Catacumba de Priscila

La catacumba que puede cambiar la historia de la Iglesia.- La respuesta a uno de los grandes enigmas del Cristianismo puede encontrarse bajo el suelo de Roma. La reapertura de la Catacumba de Priscila ha desatado la polémica entre los que defienden un papel más activo de la mujer en la Iglesia Católica. Los distintos frescos que hay en su interior presentan imágenes de mujeres que parecen oficiar actos litúrgicos.Catacumba de Priscila en Roma

El Vaticano ha tildado esta afirmación de “cuentos de hadas”, pero numerosas asociaciones de mujeres han visto así refrendada su petición de otorgar un mayor protagonismo a la mujer en la Iglesia. La catacumba se utilizó entre los siglos II y V d.C. para celebrar oficios religiosos y como enterramiento de los primeros cristianos, perseguidos por sus creencias en la Antigua Roma. Ha sido restaurada por el Vaticano y será visible en Google Maps a partir del 20 de diciembre. De momento, vean 12 fenomenales fotografías AQUÍ. (Fuente Yahoo).

Relacionados: La Ciencia salvó mi alma, Catolicismo, Islám y Carta de Richard Dawkins a su hija de 10 años.

Read Full Post »

Confieso que el título es más sugerente que el contenido del artículo, porque no voy a describir realmente cómo se hizo, sino a demostrar de manera matemática la farsa de los vendemisterios cuando utilizan sus falaces cálculos para alegar la imposibilidad de que los egipcios construyeran la Gran Pirámide, debiendo ser ‘ayudados’ por extraterrestres o atlantes o por supercivilizaciones extinguidas.Pirámide de Keops

Históricamente, los magufos manejan números que no entienden, intentando derribar la pirámide humana con argumentos como éste:
“26 años de construcción” (este dato es cierto y yo lo admito).
26 años x 365 días = 9.490 Días
9.490 días x 24 horas = 227.760 horas
227.760 horas x 60 minutos = 13.665.600 minutos
13.665.600 minutos/2.500.000 piedras = 5.4 minutos para poner cada una de las piedras que pusieron de forma perfecta” (Y los vendemisterios se quedan tan tranquilos alegando que no da tiempo a colocar en 5,4 minutos una piedra de ese tamaño –y eso sin dormir de noche, ¡cuanto menos si durmieran!–).

Pero aquí viene Salaberri a tirarles esos mismos números en la cara:
“El ‘razonamiento’ anterior carece de sentido. En ese caso manejan los datos que le interesan, piedras por minuto, pero no tienen en cuenta la posibilidad de la simultaneidad del trabajo (o cadenas de montaje), habiendo, digamos, 100.000 personas construyendo pirámides (dato contrastable con los yacimientos arqueológicos de las instalaciones de intendencia en Giza). De hecho, el razonamiento se puede revertir manejando los datos que interesan para combatir la charlatanería:

2.500.000 piedras/100.000 trabajadores = 25 piedras por trabajador.
26 años de construcción / 25 piedras por trabajador = sale a una piedra al año por trabajador ¡¡y le quedaría un año de vacaciones!! :D

Con el último razonamiento hemos vuelto a construir la pirámide… ¡y sin ayuda ‘exterior’!, solamente con la mano de obra humana y su propia inteligencia, justo la que le falta a los que se tragan las falacias de los charlatanes. Ahora, para saber más sobre pirámides, podéis leer el artículo que escribí hace tiempo sobre ellas AQUÍ.

Relacionados: Pirámides, El “misterio” de Yonaguni, Las canteras de Sacsayhuaman, Machu Picchu, De Paititi a El Dorado, La bola negra de Ucrania, Isla de Pascua: Misterio resuelto, Las piedras del Valle de la Muerte, Las líneas de Nazca, Cómo levantar grandes piedras: misterio resuelto y La Atlántida, punto y final.

Read Full Post »

Obeliscos egipcios

Reedición de un antiguo post: Unos ven ‘misterio’ y otros lo vemos claro.

templo-de-luxorEl Egipto faraónico guarda los suficientes secretos como para no hartarse de visitarlo. Incluso queda alguna que otra tumba por descubrir como puede ser la de Imhotep, el sumo sacerdote y administrador único del faraón Dyoser (Zóser) y diseñador del primer monumento en piedra realizado por el hombre: la pirámide escalonada de Saqqara.

Pero si misteriosas son las famosas pirámides, los templos y el Valle de los Reyes, no menos misteriosos resultan los múltiples obeliscos repartidos no sólo por el antiguo Egipto sino también por Estambul, Roma o París (los dos primeros fueron expoliados en su día por los colonizadores y el último, el de la Plaza de la Concordia en París, un trueque de mediados del XIX: El rey de Francia, Luis Napoleón, se trajo el compañero del obelisco que hoy podemos admirar a la entrada del templo de Luxor y a cambio el rey egipcio recibió un reloj que nunca funcionó exhibido actualmente en la mezquita de Mohammed Alí de El Cairo.

Las construcciones faraónicas siempre han llamado la atención por dos aspectos fundamentales, su belleza y la osadía de la realización, poniendo al límite las capacidades humanas de la época para erigirlas.

Pero vayamos con los obeliscos. Esas moles de granito evocaban los rayos de Ra (el dios Sol); de hecho su geometría así lo prueba. ¿Cómo eran capaces los antiguos egipcios de cortar y transportar esas duras, pesadas y gigantescas “piedras”? ¿Acaso conocían técnicas que nosotros pudiéramos ignorar? Pudiera ocurrir que, para otra clase de construcciones desconozcamos exactamente cómo lo hacían, pero en el caso de los obeliscos intentaremos comprender su realización.diorita

El granito es una roca muy dura que solamente se puede manipular con otra roca aún más dura, como es el caso de la diorita.

Múltiples bolas de diorita, se encuentran por la cantera de Asuán, y que los egipcios utilizaban para cortar y pulir las inmensas moles de piedra de granito. En el caso de los obeliscos se observa lo cuidadosos que eran para elegir en la cantera una pieza inclinada que después sería más fácil de mover aprovechando el deslizamiento por el propio peso de la roca.

El taladro de los primeros agujeros se realizaba con agujas de diorita haciéndolas girar (con la técnica del arco de flechas) y así se pueden introducir otros objetos.

En Asuán se puede observar lo extremadamente cerca que se encuentra la cantera del cauce del Nilo durante su crecida. Una vez cortado y minimamente pulido el obelisco (el acabado se realizaba in situ) se procedía a controlar su descenso arrastrándolo hasta el muelle, donde era cargado en la balsa preparada al efecto y que lo transportaba corriente abajo hasta su destino final. ¿Cómo equilibrar el paso de una mole de piedra a una balsa de madera? La solución era muy ingeniosa.obel-paris

La balsa esperaba en el muelle, cargada con piedras pequeñas que equivalían al peso total de la mole a transportar. Fuertemente atada, se procedía a ir empujando la enorme aguja de piedra hacia la balsa (la fricción del arrastre se aliviaba con barro del Nilo) mientras se iban descargando piedras en la misma proporción en que el obelisco entraba en su embarcación. De esta manera no se producía tensión en la alargada piedra y el nivel de la misma durante su embarque en la balsa era constante.

Lógico será imaginar que el proceso de descarga muchos kilómetros más abajo se haría a la inversa. Ir cargando de piedras la balsa en la misma proporción en que el obelisco es sacado de ella. Los detalles del transporte de estas moles vienen reflejados en dibujos hallados en el templo de Hatshepsut en Deir el Bahari, cerca de Luxor. obeliscoparis31

Tiempo tendremos para analizar en otra ocasión cómo erigían los obeliscos en el lugar de destino. Como adelanto, recuerden que en la base del obelisco de la Plaza de la Concordia en París está grabada la maniobra de transporte y colocación del que allí mismo se encuentra, ¡y con técnicas similares a las de la antigüedad! En París está para verlo. Para muchos misterios del antiguo Egipto algunos se siguen preguntando ¿cómo lo hicieron? La respuesta tiene que ser muy sencilla, ¿por qué?… ¡porque lo hicieron!

 Muy interesantes: Pirámides, El ‘misterio’ de Puma Punku, El “misterio” de Yonaguni, Las canteras de Sacsayhuaman, Machu Picchu, De Paititi a El Dorado, La bola negra de Ucrania, Isla de Pascua: Misterio resuelto, Las piedras del Valle de la Muerte, Las líneas de Nazca, Cómo levantar grandes piedras: misterio resuelto y La Atlántida, punto y final.

Read Full Post »

Nuño Domínguez, en la web Materia, explica por qué los mayas construyeron sus pirámides. Según el mito, los mayas fueron creados por dios a partir del maíz, pero, para los científicos, averiguar el origen real de esta cultura que dominó partes de México, Honduras, Guatemala y otros países es mucho más complicado. Una de las mayores preguntas sin responder es cómo este pueblo desarrolló su cultura y religión, centradas en las vistosas pirámides rituales que aún se levantan en las antiguas ciudades de Tikal o Palenque. Ahora, un nuevo estudio realizado en el yacimiento maya de Ceibal, en Guatemala, ha encontrado nuevos datos que cuestionan las teorías vigentes y que aporta su propia explicación de por qué y cómo los mayas construyeron sus pirámides.Plataforma maya A-24 de Ceibal

La aparición de la cultura maya, con sus ritos, sacrificios humanos y divinidades es aún un misterio. Algunos científicos mantienen que este pueblo heredó gran parte de su identidad de los olmecas, un pueblo que se asentó en la costa este de México y que habría sido la cultura madre de la que después surgieron el resto de civilizaciones mesoamericanas y sus poderosas ciudades-estado. Otros aseguran que la civilización maya surgió de forma espontánea, sin que hubiera contacto alguno con otros pueblos.

Durante los últimos siete años, el investigador Takeshi Inomata de la Universidad de Arizona ha estado buscando respuestas al origen maya en la antigua ciudad de Ceibal. Aquí, el investigador busca los restos de las primeras pirámides mayas, así como las estructuras anteriores que podrían explicar cómo evolucionaron estas construcciones hasta sus ejemplos más representativos. El equipo de Inomata ha realizado dataciones de carbono en las plazas y plataformas de Ceibal y los datos, publicados hoy en Science, indican que los primeros restos se remontan al año 1.000 antes de Cristo, una fecha más temprana de lo que se pensaba. El dato es clave, pues significa que los mayas ya estaban construyendo estructuras rituales 200 años antes que los olmecas de la ciudad de La Venta, el supuesto centro neurálgico de influencia cultural.La plataforma A-24 de Ceibal ya excavada

El estudio de Inomata, al que Science ha dado su portada, cuestiona las dos teorías vigentes sobre el origen maya. Por un lado, muestran que Ceibal surgió justo en un momento de vacío olmeca: 200 años antes que La Venta y unos 300 o 400 años después del declive de San Lorenzo, el otro gran centro olmeca, según explica Inomata. Por otro lado, el investigador no cree que los mayas desarrollasen por sí solos su cultura, sino que tuvieron influencia de varios pueblos que habitaban en lo que hoy es el Estado de Chiapas y la costa del Pacífico de México. De hecho, algunos yacimientos como el de Chiapa de Corzo muestran estructuras rituales similares a las plataformas y pirámides halladas en Ceibal ¿Qué nombre tenían esos otros pueblos? En realidad no importa, según Inomata.

“Debemos dejar de mirar a los mayas como una entidad individual”, señala el experto. “Los olmecas no se llamaban olmecas a sí mismos y lo mismo sucedía con los mayas de aquellos tiempos”, añade. En realidad, dice Inomata, lo importante es que aquellos pueblos interactuaron unos con otros hasta formar con el tiempo una cultura y una nueva forma de sociedad.

Dominados por el rey y la religión.- En Ceibal se observan los primeros pasos de ese desarrollo cultural. Las construcciones más antiguas, de en torno al 1.000 antes de Cristo, eran plataformas de apenas dos metros de alto y cuatro de ancho. Una rampa hecha de piedra caliza daba acceso a la parte superior. Unos 200 años después, según las dataciones de Inomata, esa misma plataforma ya tenía hasta cinco metros de alto y una estructura piramidal.Estructura A-3 en Ceibal

La aparición de las pirámides fue fruto de un cambio cultural y social. Los mayas se volvieron sedentarios y, “de forma drástica, comenzaron a construir zonas ceremoniales”, explica Inomata. “Todo el pueblo participaba en la construcción de las plataformas y los rituales”, señala. Sobre las plataformas “pudieron realizarse sacrificios humanos” y ofrendas de valiosas hachas de jade que el equipo de Inomata ha desenterrado en Ceibal. La zona ritual estaba compuesta por una gran explanada o plaza donde se congregaba la gente y una plataforma que después se convertiría en pirámide. Es un “patrón arquitectónico” que, desde entonces, se repitió en las ciudades mayas y que llevaba asociado “una forma establecida de hacer rituales religiosos”, apunta el experto.

Lo que comenzó en Ceibal como acto “comunal” de rituales dirigidos por un sacerdote fue dando paso a una sociedad estamental, controlada por una élite que dominaban el rey y los altos sacerdotes, que pasaron a ser los únicos a los que se permitía el acceso a las pirámides, explica Inomata. Esa organización fue una forma de mantener “el orden social” a medida de que las comunidades se hacían más y más grandes hasta la aparición de los mayas como una “civilización”, reflexiona el investigador. “Al final lo más importante del estudio es mostrar que las civilizaciones no emergen como un solo bloque, sino de la interacción de diferentes grupos”, concluye Inomata.

Relacionados: La desaparición de los mayas, Pirámides y Más sobre ‘Cultura Maya’.

Read Full Post »

Ruinas sumergidas en el mar de GalileaEn su Cuaderno de Historias, Alfred López nos acerca la noticia sobre el descubrimiento de una milenaria construcción que yace en el fondo de un mar israelí. Recientemente, en el lugar en el que hoy en día se encuentra el mar de Galilea, un grupo de arqueólogos ha descubierto en su fondo una gigantesca y misteriosa estructura realizada con piedras y que, posiblemente, data del tercer milenio antes de Cristo.

El lugar por el que, según los escritos que aparecen en la Biblia, Jesús caminó sobre sus aguas ha estado escondiendo todo este tiempo esta monumental estructura realizada de piedras de basalto y cantos rodados y cuyas dimensiones tiene una superficie aproximada de 70 metros y diez metros de alto y su peso se calcula que estará en torno a las 60 mil toneladas.Estructura en el mar de Galilea esquema y proporciones

Ahora cabe especular, por parte de los arqueólogos y especialistas que allí se encuentran, dirigidos por Yitzhak Paz (Universidad de Ben-Gurion, Israel), de qué se trata, qué se esconde bajo ese gran número de piedras y qué es lo que representa dicha estructura, la cual (y aparentemente) no sigue un patrón de construcción, pero que es muy afín a otro tipo de estructuras de la época encontradas en otros lugares no demasiado lejanos y de antigüedad similar.Sonar de la estructura en mar de Galilea

Muy posiblemente, cabe la posibilidad de que la estructura se realizase para marcar lugares en el que se enterraba antiguamente, pero el hecho de que ese lugar ahora se encuentre cubierto de agua por ese gran lago que forma el mar de Galilea dificulta en parte las tareas de investigación y estudio, ya que debe realizarse a través de buzos e inmersiones.

El equipo de Yitzhak Paz está trabajando en la posibilidad de realizar una excavación arqueológica subacuática, con el fin de disponer de la máxima información posible que determine y dé respuestas a todas las incógnitas surgidas tras el hallazgo.Foto submarina de la estructura en el mar de Galilea

Cabe destacar que, si se confirma que la antigüedad de esta estructura corresponde al tercer milenio antes de Cristo, muy posiblemente se trate de algo muy relacionado con Khirbet Kerak (también llamada Beth Yerah) una de las ciudades más poderosas y fortificadas de la región, claro ejemplo de organización y trabajo colectivo, algo imprescindible para la realización en su día de este tipo de construcciones. Los resultados de este hallazgo (y mucho más) han sido publicados en el número de marzo de la prestigiosa revista científica International Journal of Nautical Archaeology. (Fotos Shmuel Marco).

Relacionados: El “misterio” de Yonaguni, Las canteras de Sacsayhuaman, Machu Picchu, De Paititi a El Dorado, La bola negra de Ucrania, Isla de Pascua: Misterio resuelto, Las piedras del Valle de la Muerte, Las líneas de Nazca, y Cómo levantar grandes piedras: misterio resuelto.

Read Full Post »

Yonaguni es una isla japonesa situada a 300 millas al Sureste de Okinawa, con una extensión de 29 Km2 y menos de dos mil habitantes. Y su interés radica en ciertas estructuras megalíticas descubiertas en su costa por unos buzos en 1985. Un amigo del blog (iniciales RL) me ha animado a escribir sobre este tema.

A primera vista, tal como podemos ver en las primeras fotos que aporto, sería legítimo pensar en una “construcción artificial” que se sumergió en las aguas marinas por culpa de un terremoto o, incluso, que “alguien” construyó en ese lugar cuando las aguas tenían un nivel mucho más bajo (última era glacial). Para el primer caso (hundimiento por terremoto) la fecha de datación de esas “construcciones” puede ser cuando se quiera, entre antiguo y muy antiguo. Y para el segundo caso (construidas a ese mismo nivel) su datación sería como mínimo de hace 10.000 años, por lo que ya tenemos abierto el melón de la especulación.

Yo voy a intentar exponer este tema desde el punto de vista de la razón y la lógica, desde un punto de vista más aséptico que el presentado en la Wikipedia.

La fantasía humana no tiene límites. Veamos: La geóloga marina japonesa Masaaki Kimura ha manifestado recientemente: “He trabajado durante décadas para demostrar que las rocas encontradas por los turistas buceando en 1985 son de una ciudad antigua que pudo haber provocado la fábula de Mu –un equivalente del Pacífico de la historia de la Atlántida”. Y añade: “A juzgar por el diseño y la disposición de las ruinas (no ha demostrado aún nada y ya las llama ruinas), la ciudad se parecía a una antigua ciudad romana donde se intuyen un arco del triunfo y una capilla sobre la colina”.

Hasta aquí la cancha que le voy a dar a la fantasía o a la gana de obtener turismo. No voy a hablar de pareidolias ni a restar titulaciones universitarias a nadie, pero antes de ofrecer mis evidencias de la lógica voy a mencionar también la opinión de otros geólogos marinos en contrapeso a la entusiasta Kimura.

El profesor Patrick D. Nunn (yo aporto el link y Wikipedia no) profesor de Geociencias Oceánicas de la Universidad del Pacífico Sur, ha estudiado con detalle estas estructuras, y señala que las estructuras por debajo del agua continúan en los acantilados de pizarra de Sanninudai y que han “sido formadas únicamente por procesos naturales”. Concluye que en lo que respecta a las estructuras submarinas “no parece haber ninguna razón para asumir que son artificiales”.

También otro geólogo, Robert Schoch (aporto el link) manifiesta en Wikipedia: lo más probable es que se trate de una formación natural, posiblemente utilizada y modificado por los seres humanos en el pasado. Schoch señala que las areniscas de la formación de Yonaguni “contiene planos de estratificación paralelos numerosos y bien definidos, a lo largo de los cuales las capas son fácilmente distinguibles. Las rocas de este grupo también están atravesadas por numerosos conjuntos de líneas paralelas y verticales (respecto a la horizontal) planos de estratificación de las rocas de Yonaguni y se encuentran en una región propensa a los terremotos. Tales terremotos tienden a fracturar las rocas de una manera regular.”

Y ahora es cuando un analista independiente (yo) confronta las evidencias de unos y otros con formaciones naturales similares. Miren en la foto que adjunto de Old Rag Mountain (Parque Nacional de Shenandoah, Virginia, USA) una formación rocosa natural que cualquier profano en Geología podría confundir con alguna construcción megalítica humana. También confronto las rocas de Yonaguni con la famosa cueva de Naica recientemente descubierta bajo el desierto de Chihuahua (México). (Aporto un par de fotos). ¿Cómo construyeron los hombres antiguos esas fabulosas vigas de mineral cristalizado? Nadie pone en duda que esas formaciones son naturales, no las construyeron los antiguos. Sin embargo, cuando las vemos bajo el agua le retiramos la facultad de “creación” a la madre Naturaleza.

Para finalizar, ahora es cuando una mente objetiva y racional tiene que elegir entre la fábula y la coherencia. Admitir la fábula significa la inclusión de demasiados “factores” incontrolables en la argumentación, es decir, civilizaciones superantiguas cuando no procede (por evolución humana), o intervención “extraterrestre” (otra vez cruzan la galaxia con su tecnología punta para acabar amontonando piedras), o la indemostrable existencia de la Atlántida (Mu en este caso) como indemostrable es que tras Andrómeda no haya una fábrica de helados de chocolate. Si seguimos por este camino nunca avanzaremos. Pero esta indefinición fomenta el turismo.

Sin embargo, queda la opción de admitir algo mucho más sencillo y lógico: Las presuntas construcciones de Yonaguni son formaciones naturales (tal como se confronta con otras fotos y testimonios cualificados). Pero es que, aún en el caso hipotético de concederle una posibilidad a la intervención humana, no es de extrañar que pudieran haberse hundido hace sólo mil años porque en Japón, después de todo, además de japoneses hay también muchísimos terremotos.

Relacionados: Las canteras de Sacsayhuaman, Machu Picchu, De Paititi a El Dorado, La bola negra de Ucrania, Isla de Pascua: Misterio resuelto, Las piedras del Valle de la Muerte, Las líneas de Nazca, y Cómo levantar grandes piedras: misterio resuelto.

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 370 seguidores