Feeds:
Entradas
Comentarios

El sesgo del IMBÉCIL

Hace ya tiempo publiqué un interesantísimo post dedicado al sesgo del superviviente, una trampa de la mente que puede llevar a cometer errores graves. Pues bien, hoy acabo de leer esta noticia de la agencia EFE, que llevaría a una persona inteligente a abominar del daño que sigue haciendo la religión al mundo:

El sábado pasado, el vuelo SJ 182, de la aerolínea indonesia Sriwajaya, se precipitó al mar con 62 personas a bordo, a los pocos minutos de su despegue del aeropuerto de Yakarta. Y ayer domingo, los equipos de rescate localizaron los primeros restos humanos y del avión.

Y no puede faltar la aparición del IMBÉCIL de turno a explicar los sucesos. Literal:

“Gracias a Dios y a los rezos del pueblo indonesio hemos encontrado el punto en el que cayó el (avión) SJ 182 y ahora mismo los soldados de las Fuerzas Armadas, especialmente de la Marina, están ayudando a Basarnas (la agencia indonesia de búsqueda y rescate) a recuperar los restos del aparato”, señaló, en una rueda de prensa en Yakarta, Bagus Puruhito, jefe de Basarnas y, desde ayer, el Imbécil mayor del sureste asiático.

Imagino que también, gracias a Dios, se habrán llenado cinco bolsas con restos humanos y entregado a las autoridades. Un dios omnipotente que pudiendo evitar el desastre no lo hizo… ¡¡pero sí se ha ocupado de encontrar pedazos de carne de las víctimas!! Y el pueblo indonesio, con sus rezos, “convenció” a ese omnipotente e inútil (dios). (La noticia completa AQUÍ)

Tenéis que leer: Libre albedrío = Fraude, ¿De qué sirve rezar?, ¿De qué sirve rezar (II)?, La religión más absurda de la humanidad. y El timo del libre albedrío.

Una manada de descerebrados seguidores de Trump asalta el Congreso de los Estados Unidos de América, azuzados por el loco del pelo rojo que se resiste a aceptar la derrota en las elecciones. Ahora, USA ya es una República Bananera, gracias al impresentable que pretende efectuar un autogolpe de estado. No se trata de manifestantes con una guitarra cantando, no. Se trata de merluzos armados hasta los dientes.

La esperada manifestación ante el Capitolio de los seguidores de Trump ha pillado por sorpresa a las autoridades de la capital federal. No han puesto barreras ni obstáculos porque ¿quién podría imaginar que el propio presidente alentaría a sus acólitos a asaltar el Congreso? Pues ahí lo tienen.

Tras las imágenes que están dando la vuelta al mundo, el mismo Trump pide ahora que respeten a la policía del Capitolio. ¡¡El tío es un fresco de cuidado!! Pero la clave de todo reside en el sistema electoral norteamericano, un arcaico conjunto de disposiciones que ayuda a que esto suceda.

En un país moderno, se vota un día y, a la noche, ya se sabe quién ha ganado. En USA, debido a lo extenso del territorio y la gran cantidad de estados, en una época en la que las noticias tardaban semanas en llegar de una costa a la otra, se montó un sistema de delegados estatales que se reunirían para elegir al Presidente. En aquel momento tenía sentido. Pero desde que existe la radio, la televisión y hoy Internet, ese sistema resulta anacrónico. La presunta primera potencia del mundo no puede celebrar elecciones y que el resultado no se conozca hasta semanas después. Hoy no.

En consecuencia, ahora hay que apechugar con la herencia que dejan los populismos: enfrentamiento, división, prepotencia. El partido republicano es responsable de haberle reído las gracietas al impresentable que apoyaron y, si es cierto que presumen de patriotismo, deben apoyar al Presidente Electo Joe Biden y que el loco del pelo rojo se enfrente a la Justicia por sus múltiples delitos que, por ser presidente, han quedado en suspenso pero no anulados.

No hacen falta películas sobre asaltos al Poder en USA porque la realidad está superando la ficción: No se trata de un enemigo extranjero, se trata de los golpistas norteamericanos, de la gente que NO respeta la Democracia, guiada por un gurú que debió haber sido apresado hace cuatro años por unos delitos de los que tendrá que responder a partir del 20 de este mes… si es que no se consuma el autogolpe de estado.

Relacionados: Elecciones USA 2020, La manipulación de Donald Trump para evitar la cárcel, Dios bendice a D. Trump y La tercera guerra mundial.

El Belén de la ultraderecha

Este año, en España, los que fusilarían a 26 millones de españoles (la ultraderecha) también han colocado su “Belén” en casa, y van a misa todos los domingos (no sé para qué).

Relacionados: Justicia humana (Víctor Jara)El fascismo cercano, La manipulación de las masas, ¿Justicia?, Harold Caballeros, ¡Dimisión! y El mundo al revés.

El Vaticano se vuelve loco

Según publicó ayer la agencia EFE, el Vaticano ha emitido un decreto, publicado el miércoles por la Congregación para el Culto Divino y firmado por el prefecto, cardenal Robert Sarah, donde se explica que dada la situación desencadenada por la propagación mundial de la pandemia se concede “a los sacerdotes residentes en sus diócesis, siempre que lo estimen necesario en beneficio de los fieles, permitir que este año, durante el período de Navidad, se celebren cuatro misas diarias el día de Navidad (25 de diciembre), el día de María Santísima Madre de Dios (1 de enero) y la Epifanía (6 de enero)”.

Hc. 17, 24: Dios no está en este templo

Por tanto, se amplía de tres a cuatro las misas que un sacerdote puede oficiar en los días más importantes para la Iglesia.

En estos días además, en países como Italia, los obispos han permitido adelantar las misas del Gallo, el 24 de diciembre, que tradicionalmente se celebran a medianoche para poder respetar el toque de queda por la pandemia, que comienza a las 22.00 horas.

También el papa Francisco se ha adecuado y la misa del Gallo en la basílica de San Pedro será a las 19.30 horas (18.30 GMT) por la misma razón.

Además, se confirmó hoy al publicar el calendario de los eventos de este mes, que la participación en las celebraciones de este periodo natalicio “será muy limitada, con fieles identificados según las modalidades utilizadas en los últimos meses, en cumplimiento de las medidas de protección previstas y sujeto a cambios debido a la situación”.

Y hasta aquí el folclore de esta noticia. Ahora viene cuando se debería exigir a este estado teocrático (el Vaticano) que se disolviera debido a la inacción a perpetuidad de un Dios que jamás ha dado señales de vida (se escudan en el timo del libre albedrío). Si tiene que ser la Ciencia quien nos saque de esta pandemia (con vacunas), ¿para qué demonios sirve rezar?

El 29 de junio de 2009 publiqué la noticia sobre un sacerdote italiano que dio positivo en un control de alcoholemia y la policía le retiró el permiso de conducir. El muy fresco dijo que había celebrado 4 misas y, por el vino, había subido su nivel de alcohol en sangre. Vamos a ver, en la Edad Media, la Inquisición quemaba a todo el que negase que la bebida de los curas durante la misa no era la sangre de Cristo sino vino. ¿En qué quedamos? ¿Es vino o la sangre de Cristo?

Pues ahora, el Vaticano, ya que no hace nada por la eliminación de esta pandemia de Covid-19, quiere que los ciudadanos normales suframos las posibles consecuencias de unos curas borrachos que se estrellen con sus vehículos contra nosotros. Ya lo narré en 2009, y vuelve a repetirse ahora pero con la autorización papal y para todos los ensotanados. Lo dicho, están locos… pero no son tontos, su negocio ha soportado todas las crisis económicas de la Historia, y es la única empresa que jamás ha quebrado. Asco de Dios.

Para conocer a los representantes de Dios en la Tierra lean: Dosier: Sacerdotes italianos en orgías homosexualesCorrupción en el Vaticano, El estado Vaticano, El Vaticano responsable de un secuestro, Corrupción en el Vaticano (II), Curas pederastas y Orgía y crimen en el Vaticano

Una historia de CERDOS

Para disminuir el dolor de tripas que me ha producido esta noticia, aquí la transcribo sin hacer ni un comentario:

‘’’Una niña cristiana de 14 años que está siendo perseguida por escuadrones de la muerte islamistas de Pakistán tras huir de su matrimonio forzado con un musulmán 30 años mayor que ella, pidió asilo al primer ministro británico, Boris Johnson, según informó este sábado el periódico Daily Mail.

“Estoy muy asustada por las amenazas a mi vida y a las de mi familia. Por favor, protéjame”: así se dirigió a Johnson la católica Maira Shahbaz, que actualmente vive oculta tras ser acusada de apostasía por romper el matrimonio.

 Shahbaz dice que fue secuestrada a punta de pistola el pasado 28 de abril y mantenida prisionera en un sótano. De acuerdo con la víctima, sus captores la drogaron y violaron antes de obligarla a convertirse al islam para casarse con Mohamad Nakash Tariq, un barbero de 45 años que vivía cerca de su familia en la ciudad de Faisalabad. El hombre niega las acusaciones.

Shahbaz huyó de su marido en agosto, cinco días después de que el Tribunal Superior de Lahore dictaminara que la niña se convirtió voluntariamente al islam y voluntariamente se casó con Tariq.

¿Quién defiende a estas niñas durante una ceremonia de boda multitudinaria en Peshawar (Pakistán)?

La decisión del tribunal provocó protestas en Pakistán, donde alrededor de 1.000 niñas cristianas e hindúes son secuestradas cada año y obligadas a convertirse al islam, según los datos de grupos de derechos humanos.

Entre tanto, más de 9.000 personas firmaron una petición que pide a Johnson que conceda asilo a la joven y su familia en el Reino Unido para salvarla de una “muerte segura”.

“Maira es consciente de que, si su secuestrador descubre dónde está, la secuestrarán y la matarán. Hombres peligrosos han estado llamando a su casa y a las casas de sus vecinos para tratar de averiguar dónde se encuentra la familia”, señaló Sajid Christopher, un activista de derechos humanos de Lahore.’’’ Y ya, si no queréis quemaros más, no leáis esto: Niña de 8 años violada y muerta… ¡por su marido!

No os perdáis: Las órdenes de Dios, Aunque dios baje del cielo, Asco de dios y 600 latigazos y 7 años de cárcel. Y la esperanza la pone alguien como esta mujer exmusulmana, Wafa Sultan, que deja en ridículo a un enturbiando en Al Jazzera.

Nuestro amigo Anaxícrates, en un comentario sobre el libre albedrío, y haciendo referencia a un texto del libro “La Cabaña del tío Tom”, nos ha recordado un par de frases míticas del mismo: “Dios castiga a los que ama” y “Los últimos serán los primeros”. Pero es que, además, nos ha regalado esta reflexión: Teresa de Calcuta es el angel del Infierno

¿Puede haber algo más reñido con la vida, con el exquisito funcionar del universo y con las más elementales normas de humanidad que la frase “Dios castiga a quien ama”? ¿Puede haber algo más cercano a la locura sádica que castigar al que se ama? ¿Puede haber algo más cercano a la enfermedad mental que crearse un dios que primero castiga al que ama, para luego subvertir todo, de modo que los últimos serán los primeros? Prometerlo para una vida después de la muerte es crear una religión antinatural. Una religión que odia la vida.

Prometer tal subversión en el único mundo conocido es, no sólo una hipocresía que ayuda a los injustos y conforma a los oprimidos. También es el pasaporte a la guerra permanente, donde los últimos son últimos por designio de dios, pero tienen el derecho, también por el mismo dios a ser los primeros, ignorando que las revoluciones sociales son siempre acompañadas por la barbarie y la tragedia.

¿Qué persona ilustrada en estas cuestiones puede seguir a este dios, a menos que se le haya hecho un lavado profundo de cerebro, donde la estupidez se premia con la vida eterna?

Hay que leer: La religión más absurda de la humanidad y La Ciencia salvó mi alma.

Revolución en Perú

Las víctimas nunca serán olvidadas

Los peruanos se manifiestan desde el día 9 pasado no ya contra la destitución de Vizcarra, o porque defendieran al presidente —a quien la Fiscalía investiga por la supuesta recepción de sobornos cuando era gobernador regional de Moquegua—, sino porque consideran que los grupos políticos que promovieron su salida del Ejecutivo buscaban hacerse con la presidencia para defender intereses particulares.

Dos manifestantes veinteañeros fallecieron y decenas resultaron heridos este sábado en Perú víctimas de la represión policial contra manifestantes que protestaban pacíficamente en el centro de Lima contra el Gobierno de Manuel Merino, quien asumió como presidente interino el martes en reemplazo de Martín Vizcarra. Unos 40 manifestantes están desaparecidos según una red nacional de ONGs. El relevo al frente del Gobierno, en una maniobra aprobada por el Congreso y considerada ilegítima por la sociedad civil y que no ha tenido el beneplácito de buena parte de la comunidad internacional, ha desatado una ola de movilizaciones que dura ya una semana.

Las acciones en el Parlamento de los partidos Unión por el Perú, Podemos Perú y un grupo de congresistas de Acción Popular y de Alianza para el Progreso han puesto en entredicho la lucha anticorrupción, han afectado a la calidad educativa en las universidades y a la autonomía del Tribunal Constitucional. Y son los que impulsaron la votación para deponer a Vizcarra la noche del lunes.

Este tipo, Merino, echa a Vizcarra por una minucia de 2014 y él se postula como honrado cuando NO lo es

La gran mayoría de los manifestantes que participan en las protestas de estos días no ha tenido participación política en anteriores episodios de la vida pública en Perú, pero ahora se han echado a las calles con indignación. Roxana, de 20 años, una estudiante de maquillaje profesional, comentaba que era su primera manifestación. “Antes no he participado porque recién nos estamos dando cuenta de lo que pasa. He venido porque los peruanos siempre estábamos acostumbrados a agachar la cabeza. No estoy de acuerdo con este Gobierno y hay que acabar con la corrupción: son muchos años de lo mismo”, expresó.

Manuel Merino ha anunciado este domingo su dimisión “irrevocable” a la Presidencia de Perú y ha instado a la “paz y la unidad”. Merino anunció su dimisión en un mensaje televisado a la nación, apenas minutos después de que el Congreso exhortara al mandatario a renunciar mientras convocaba a un pleno extraordinario para encontrar una salida constitucional a la crisis y hallar un sucesor al presidente dimisionario.

NOTA DE SIESP: Es una pena que en pleno siglo XXI todavía hagan falta revoluciones sangrientas para que los mandatarios de las naciones se den cuenta que tienen que servir a su pueblo o irse a la calle. Se puede “robar” desde lo privado, pero en el mundo globalizado que vivimos, robar desde lo público ya no se perdona (excepto en España, donde una y otra vez la gente vota al PP, el partido que ha saqueado y saquea el país en los últimos 25 años). En el resto de pueblos, la gente llega a salir a la calle y hasta expone su vida. Ya no queda en este mundo espacio para los golpistas, sino para quienes intenten hacer lo mejor para su país y, si no pueden, irse tranquilamente a casa, sin revoluciones, sin polarizar y enfrentar a sus gobernados (vamos, justo lo contrario que hace Trump).

No sé cuál será la solución de Perú puesto que la actualidad cambia por minutos. Incluso, cuando publico este post, tal vez ya haya sido sobrepasado por los acontecimientos. Pero es evidente que la sociedad civil debe estar lo suficientemente bien estructurara como para no salir de Guatemala para irse a Guatepeor. ¿Es eso lo que sucederá en Perú? Esperemos acontecimientos.

Qué lejos quedan esos tiempos en los que en Perú se juraba el cargo ASÍ. Pero el problema viene de lejos, con un fuerte catolicismo criminal y con obispos contra la modernidad.

Nuestro amigo y poco frecuente comentarista Barlowe me ha hecho llegar un artículo que nos muestra cómo las pandemias cambiaron y cambian el mundo. A continuación un resumen del mismo:

‘’’Cómo tres pandemias distintas causaron transformaciones sociales irreversibles en Europa.

Antes de marzo de 2020, probablemente pocos pensaban que una enfermedad podría cambiar el rumbo de la historia. Pero las consultas por teléfono, trabajar desde casa, distanciamiento social, dejar de darse la mano, hacer la compra por Internet, dejar de usar dinero en efectivo, etcétera han empezado a cambiar nuestra forma de vida.

Tres pandemias que en su día sufrió la humanidad podrían darnos algunas pistas sobre la forma en la que la COVID-19 podría cambiar la historia. Las epidemias tienden a transformar nuestras vidas en tres aspectos. En primer lugar, pueden alterar profundamente la forma básica en la que una sociedad percibe el mundo. En segundo lugar, pueden acabar con las estructuras económicas más básicas. Por último, pueden influir en las luchas de poder entre las naciones.

La enfermedad como surgimiento del cristianismo.

La peste antonina y la posterior peste de Cipriano (se cree ahora que ambas fueron causadas por una cepa de la viruela) asolaron el Imperio romano desde 165 a 262 d.C. Se ha estimado que la tasa de mortalidad de ambas pandemias en su conjunto fue de entre un cuarto y un tercio de la población total del imperio. Por muy sorprendentes que sean estas cifras, solamente cuentan una parte de la historia. Las pandemias desencadenaron una profunda transformación en la cultura religiosa del Imperio romano.

En la víspera de la plaga antonina el imperio era pagano. La gran mayoría de la población adoraba a múltiples dioses y espíritus. El cristianismo, una religión monoteísta que tenía poco en común con el paganismo, solamente contaba con 40.000 adeptos, lo que equivalía a menos del 0,07% de la población del imperio. Sin embargo, una generación después del fin de la peste de Cipriano, el cristianismo había pasado a ser la religión dominante en el imperio. ¿Cómo pudo ser que dichas pandemias tuvieran un efecto tan profundo en la religión de Roma?

Las comunidades cristianas, aunque la enfermedad no tenía cura, estaban dispuestas a proporcionar el tipo de cuidados paliativos y rudimentarios que requerían los enfermos (alimentos, agua, etc.), mientras los romanos paganos optaron por huir de los brotes de la preste o por confinarse con la esperanza de evitar la infección, algo que tuvo dos consecuencias.

Primero, la tasa de supervivencia de los cristianos fue mayor que la de sus vecinos paganos y desarrollaron mayor inmunidad más rápidamente. Viendo como muchos de sus compatriotas cristianos sobrevivían a la plaga (y atribuyéndolo a los favores divinos o a los beneficios de los cuidados proporcionados por los cristianos) muchos paganos se sintieron atraídos por la comunidad cristiana y su sistema de creencias. A su vez, atender a los paganos enfermos les ofrecía a los cristianos una oportunidad sin precedentes para transmitir el evangelio.

En segundo lugar, debido a que estas dos pandemias afectaron desproporcionadamente a las mujeres jóvenes y embarazadas, la menor tasa de mortalidad entre los cristianos se tradujo en una mayor tasa de natalidad. Todo esto hizo que, en tan solamente un siglo, un imperio pagano pasara a estar de camino a convertirse en un imperio mayoritariamente cristiano.

La plaga de Justiniano y la caída de Roma

La plaga de Justiniano, llamada así por el emperador romano que gobernó desde el año 527 hasta el 565 d.C., apareció en el Imperio romano de Oriente en el año 542 d.C. y no se marchó hasta el 755 d.C. Durante esos dos siglos acabó aproximadamente con la vida del 25 al 50% de su población: entre 25 y 100 millones de personas. Esta pérdida masiva de vidas humanas paralizó la economía, desencadenando una crisis financiera que agotó las arcas del estado y lastró al que en su día fuera el poderoso ejército imperial.

Al este, el principal rival geopolítico de Bizancio, la Persia sasánida, también fue devastada por la pandemia y por lo tanto no estaba en posición de explotar la debilidad del Imperio romano. Sin embargo, las fuerzas del califato islámico de Rashidun en Arabia, que habían sido contenidas durante mucho tiempo por los romanos y los sasánidas, no se vieron afectadas por la plaga, tomando el Levante en las décadas subsiguientes.

Antes de la plaga, la economía europea se había basado en la esclavitud pero, tras la plaga, la significativa disminución en la oferta de esclavos obligó a los terratenientes a comenzar a conceder parcelas a los trabajadores nominalmente “libres”. Es decir, a los siervos que trabajaban en los campos de los señores y que, a cambio, recibían de los señores protección militar y ciertos derechos legales. Se había plantado la semilla del feudalismo.

La Peste Negra de la Edad Media

La Peste Negra estalló en Europa en el año 1347 y acabó con la vida de entre un tercio y la mitad de la población total europea de 80 millones de personas. Pero no solamente mató a personas. Cuando la pandemia se había consumido a principios de la década de 1350 surgió un mundo claramente moderno, definido por el trabajo libre, la innovación tecnológica y una creciente clase media.

Antes de la llegada de la bacteria [yersinia pestis] en 1347, Europa occidental era una sociedad feudal que estaba superpoblada. La mano de obra era barata, los siervos tenían poco poder de negociación, la movilidad social estaba bloqueada y había pocos incentivos para aumentar la productividad. Pero la pérdida de tantas vidas sacudió a una sociedad osificada.

La escasez de mano de obra otorgó a los campesinos más poder de negociación. En la economía agraria, también se fomentó la adopción generalizada de nuevos y ya existentes avances tecnológicos: el arado de hierro, el sistema de rotación de cultivos en tres campos y la fertilización de la tierra con estiércol, todo lo cual aumentó significativamente la productividad. Más allá del campo, también dio lugar a la invención de dispositivos que ahorraban tiempo y mano de obra, como la imprenta, las bombas de agua para el drenaje de minas y las armas de pólvora.

A su vez, la liberación de las obligaciones feudales y los deseos de ascender en la escala social animaron a muchos campesinos a trasladarse a las ciudades y dedicarse a la artesanía y otros oficios. Los que tuvieron más éxito se enriquecieron y constituyeron una nueva clase media. Ahora podían permitirse más bienes de lujo que solamente podían obtenerse más allá de las fronteras de Europa, lo que estimulaba tanto el comercio a larga distancia como el uso de barcos más eficaces de tres mástiles, necesarios para ejercer dicho comercio.

La creciente acumulación de riqueza de la nueva clase media también estimuló el patrocinio de las artes, la ciencia, la literatura y la filosofía. El resultado fue una explosión de la creatividad cultural e intelectual, lo que ahora conocemos como el Renacimiento.

Nuestro futuro presente

Nada de esto significa que la pandemia del coronavirus, todavía vigente, vaya a tener unos resultados similares tan devastadores. La tasa de mortalidad de la COVID-19 no se parece en nada a la de las pestes anteriormente mencionadas y, por lo tanto, las consecuencias no van a ser tan radicales. Pero sí que existen algunos indicios de que podría serlo.

¿Acaso los chapuceros esfuerzos de los países occidentales para hacer frente al virus acabarán destruyendo una fe cada vez menos estable en la democracia liberal creando un espacio para que otras ideologías evolucionen y se propaguen?

De manera parecida, puede que el coronavirus ya esté dando fuerza a un cambio geopolítico en curso en el equilibrio de poder entre Estados Unidos y China. Durante la pandemia, China ha tomado el liderazgo mundial en la prestación de asistencia médica a otros países como parte de su iniciativa “Ruta de la Seda de la Salud”. Algunos argumentan que la combinación del fracaso de Estados Unidos en su papel de liderazgo y el relativo éxito de China en la recuperación de la situación podrían estar catapultando el ascenso de China a una posición de liderazgo mundial.

Por último, la COVID-19 parece estar acelerando el desentrañamiento de hábitos y prácticas de trabajo ya establecidas desde hace mucho tiempo, con repercusiones que podrían afectar al futuro de las torres de oficinas, las grandes ciudades y el transporte público, por citar solamente algunas. Las repercusiones de la pandemia y de otros acontecimientos económicos conexos podrían resultar tan profundamente transformadoras como las desencadenadas por la Peste Negra en 1347.

Al fin y al cabo las consecuencias a largo plazo de la presente pandemia (al igual que todas las pandemias anteriores) simplemente son desconocidas para aquellos que deben soportarlas. Sin embargo, al igual que las plagas de la historia dieron forma al mundo que conocemos en la actualidad, es probable que esta pandemia también cambie el mundo que habitarán nuestros nietos y bisnietos.’’’
Autor: Andrew Latham, profesor de Ciencias Políticas, Macalester College. Artículo completo y ver todos los enlaces AQUÍ.

Relacionados: El fascismo se refuerza a costa del coronavirus y Dios y el coronavirus.

Descubran por qué la pirámide de Micerinos es más pequeña que la de Kefrén

Alejandro Hidalgo es un profesor de Historia que tiene una página web (Historia Exprés) dedicada a los podcasts que él mismo realiza para enseñarnos cuando queremos aprender. En este caso, os dejo un podcast de 37 minutos en los que podréis oír por fin ¡¡cómo se construyeron las pirámides de Egipto!!

Pensemos: ¿Por qué no hay pirámides a medio construir? ¿Por qué pirámides posteriores pueden ser más pequeñas que otras anteriores? ¿Por qué siempre coincidía la finalización de la pirámide con la muerte del faraón?

Pirámides por capas homotéticas

Los vendemisterios siguen sin admitir (porque no les interesa) que las pirámides fueron construidas por el hombre y no los extraterrestres. Nosotros hemos debatido hasta la saciedad sobre las pirámides en los posts que he dedicado al tema durante estos años (por ejemplo, Así se hizo la Gran Pirámide o simplemente Pirámides)

Y ahora tenemos en nuestra mano la explicación más sencilla y lógica del mundo, sin imposibilidades sino con realidades (después de todo, el hombre antiguo era atrasado tecnológicamente pero no era tonto). Escuchad el audio más elegante sobre la construcción: (Pinchar en “Listen in Browser”, o en la flechita)

El sujeto se resiste a reconocer la derrota porque puede ir a la cárcel

Donald Trump es otro de esos “patriotas de hojalata” al que sólo le interesan sus cuestiones personales, y utiliza a los “tontos útiles” de sus fanáticos seguidores exclusivamente para salvarse él de lo que se le viene encima cuando abandone La Casa Blanca, el 20 de enero, y Joe Biden tome posesión de su acta de presidente de Estados Unidos al ganar las elecciones. El magnate no solo perderá la presidencia, sino que dejará de tener la inmunidad que le brindaba su cargo y que le protege. Los presidentes en ejercicio no pueden ser procesados según la ley del país, pero esa garantía termina cuando dejan su puesto.

Por ello, las investigaciones en torno a los escándalos que han ocurrido durante su gestión sugieren que el mandatario puede enfrentar una compleja situación financiera personal, además de procesos penales. El magnate podría volverse vulnerable a varias investigaciones sobre sus negocios, que siempre ha mantenido en la mayor privacidad posible.

El Tribunal Supremo concluyó el pasado mes de julio que la justicia tiene derecho a acceder a las declaraciones fiscales del presidente en una sentencia histórica que hizo saltar por los aires los argumentos del magnate para impedir que el fiscal general de Nueva York, Cyrus Vance, tuviese acceso a esa información. Su derrota en las elecciones cambia el escenario y queda expuesto a la Justicia, e incluso podría acabar en la cárcel.

Delitos fiscales, bancarios y fraude electoral:

El New York Times publicó el pasado septiembre un reportaje en el que se explican al detalle las declaraciones de la renta de Trump a lo largo de dos décadas y que le sitúa en una situación comprometida. El artículo reveló la ínfima cantidad de impuestos que el presidente había pagado, además de la necesidad de Trump de permanecer en la Casa Blanca como la única alternativa para esquivar la batalla judicial que se le puede venir encima.

Ganar las elecciones para Trump era una necesidad y por ello quizás, no asume su derrota mientras sigue inmerso en su insistencia sobre el fraude electoral. El magnate se ha negado en reiteradas ocasiones a hacer pública su información financiera, lo que ha sido motivo de debate político desde que comenzó su carrera presidencial en 2015. Aunque estos problemas legales se remontan a años atrás.

Entre los procesos en su contra, tanto civiles como penales, se cuentan distintos tipos de fraude: fiscal, bancario y electoral, y obstrucción a la Justicia, así como una cuantiosa deuda. Uno de los principales delitos a los que se enfrenta Trump es el de violar las leyes de financiación de campañas electorales de 2016 y su implicación en el caso de su exabogado personal, Michael Cohen.

‘Caso Cohen’:

Michael Cohen tapando a eso que tiene detrás

El letrado, entre otras cosas, hizo pagos en nombre del presidente a dos mujeres que supuestamente habían mantenido relaciones extramatrimoniales con el mandatario para silenciarlas y proteger su candidatura a la Casa Blanca. Cohen, que estaba detrás de muchas de las operaciones de Trump, fue condenado a tres años de cárcel tras confesar un total de ocho delitos. Entre otros, reconoció evasión de impuestos y declaraciones falsas a un banco y, posteriormente, se declaró también culpable de haber engañado al Congreso sobre los detalles de un negocio inmobiliario de Trump en Rusia.

El mandatario fue considerado como ‘Sujeto 1’ en el proceso legal de Cohen, pero con un plazo de prescripción de cinco años para muchos de los delitos federales. A finales del 2021 se agotaría el tiempo en relación a aquellos casos que impliquen pagos por guardar silencio. Por eso, su reelección era fundamental, pues con un segundo mandato, los delitos prescribían.

‘Rusiagate’:

Entre las grandes causas pendientes de Trump está relacionada al ‘Rusiagate’ , la conocida injerencia rusa en las elecciones de 2016 y la vinculación del multimillonario, sobre la que fiscal especial estadounidense Robert Mueller presentó su informe en 2019. Aunque la investigación sobre la relación entre la campaña de Trump y el Gobierno ruso para perjudicar a Clinton y beneficiarle en las elecciones no obtuvo pruebas de que se hubieran confabulado para ese propósito, el fiscal apuntó a una posible obstrucción a la Justicia por parte del mandatario en el curso de la investigación.

Asimismo, también se enfrentaría a un delito de acusaciones de extorsión por sus intentos de coacción a Ucrania por difamar a su rival político, Joe Biden, a pesar de que los republicanos del Senado le permitieran entonces seguir en el cargo.

Fraude bancario:

La Fiscalía del distrito de Manhattan (Nueva York) tiene abierta contra el presidente una investigación que va más allá de lo que se pensaba inicialmente y podría incluir alegaciones de fraude bancario y de seguros, según el titular del Ministerio Público, Cyrus Vance.

La Fiscalía solicitó acceso a documentos financieros del presidente que se extienden durante una década para ver si contienen pruebas de “transacciones potencialmente inadecuadas” por parte de varios individuos. Por su parte, Trump se ha propuesto bloquear esta vía en los tribunales.

¿Podría indultarse a sí mismo?:

Donald Trump se aferraba a la esperanza de ser reelegido, ya que así parte de sus delitos prescribirían y podría seguir de inmunidad para no enfrentarse a los tribunales. Existe otra posibilidad para librarse de estas responsabilidades penales y civiles, el mandatario podría solicitar el indulto, que los presidentes estadounidenses pueden conceder.

Además, cabe la posibilidad de que Trump se conceda el indulto a sí mismo antes de dejar el cargo. Richard Nixon ya sopesó esta estrategia al explotar el escándalo del Watergate, pero acabó por descartarla. A Nixon lo amnistió su sucesor, Gerald Ford, y tal vez en este caso Joe Biden podría hacer lo mismo con Trump. No obstante, el indulto presidencial solo lo exime de los delitos federales que haya podido cometer y no de los estatales.

La deuda de Trump:

Sin embargo, Trump tendrá que hacer frente a una deuda millonaria. The New York Times aseguró que el magnate es “personalmente responsable” de un débito de 300 millones de dólares, que vence en los próximos cuatro años. No obstante, de acuerdo con la revista Forbes, la deuda podría ascender a mil millones. Los préstamos concedidos al mandatario se distribuyen en más de una docena de activos distintos, como hoteles, edificios o campos de golf. La mayoría de ellos pueden verse en el informe de divulgación financiera que Trump presenta anualmente al Gobierno. (Fuente: SER)

Relacionados: Elecciones USA 2020, Dios bendice a D. Trump, Hawking contra Trump, Carl Sagan intuyó a Trump, Obama no es Dios y El fascismo cercano.

A %d blogueros les gusta esto: