Feeds:
Entradas
Comentarios

…El colegio que no hay quien lo escuche.
Ayer me topé directamente con cierto programa de radio llamado “El Colegio Invisible”. Es uno más entre los denominados “programas de misterio”. Hablan de mucho, y de muchos temas, pero saben muy poco. Y es que, aunque la Ciencia no lo sabe todo, cuando no se sabe nada de Ciencia, los disparates que se dicen son monumentales.

Y es el caso del programa de anoche. Hablaron de meteoritos, asteroides, etc., un tema ciertamente interesante, porque los “destrozos” causados por impactos en el pasado han conformado lo que ahora somos (por ejemplo, gracias al impacto de un gran meteorito hace 65 millones de años, desaparecieron los dinosaurios y pudimos abrirnos hueco los mamíferos). Y digo interesante porque, aunque anoche no lo dijeron, somos la primera especie, los humanos, concienciada de la amenaza que supone el impacto de un gran asteroide (hablamos hasta de extinción de la humanidad), y por eso podemos pensar en intentar evitarlo.

Pero llegan a la radio los desvaríos. Surge el tema del famoso “impacto” en Tunguska en 1908, y con él las especulaciones sin sentido. Cómo de grande será el disparate que llegan a contemplar teorías tales como “ya que no hay cráter de impacto, lo que hubo fueron dos meteoritos”. Esa era un hipótesis. Otra era que dos naves extraterrestres en guerra luchaban y una explosionó mientras la otra se iba triunfante. Debo reconocer que, puestos a especular, la imaginación puede presentarnos escenarios maravillosos que bien pueden “venderse” como programa de entretenimiento pero jamás como programa informativo (aunque sea temática “del misterio”)

El equipo de El Colegio Invisible

Ahora viene lo bueno. Resulta que rechazaron la única hipótesis aceptada por la Ciencia y corroborada por los hechos (vean “El misterio de Tunguska” y también “Tunguska resuelto”). Esa conclusión no es ni más ni menos que la explosión de un cometa (o un trozo de él) en altura que, al ser hielo en su mayor parte, no deja cráter de impacto, y su gran onda expansiva derriba los árboles en forma radial en kilómetros a la redonda, permaneciendo en pie los troncos de los árboles que estaban justo en la vertical de la explosión. Y digo que rechazaron esto anoche en El Colegio Invisible… ¡¡¡Porque no saben nada de Ciencia!!!

El ponente, Miguel Pedrero, decía que eso no podía ser porque, según las últimas y más modernas investigaciones, en la zona se habían producido mutaciones en la masa biológica (qué bonito suena eso). Y es verdad. Pero lo que no dice este señor es que las mutaciones genéticas se producen por radiaciones, los rayos cósmicos, y los propios errores biológicos al formarse una cadena de aminoácidos. Precisamente, dando por ciertas esas últimas investigaciones, la hipótesis (para la Ciencia ya es un hecho) más acertada es precisamente la mencionada de un trozo de cometa explosionando a unos kilómetros de altura. ¿O decía eso para “avalar” las hipótesis que lleven a los pazguatos a seguir enganchados al “misterio” cuando no hay tal? Y los misterios resueltos no se puede andar continuamente cuestionándolos si no es con pruebas, esas que nunca empleó el director del programa para sacarse de la manga el bulo de la famosa bola negra de Ucrania. Y es que hay que vender revistas, como la que anuncian, Enigmas, que comparte director.

No os perdáis: La Ciencia “Oficial”, Los vendemisterios insisten, Ciencia para normales, Cómo detectar fraudes, ¿Qué es investigar? y Mente abierta, cerebro al suelo.

Si la cara es el espejo del alma, ¡qué feo es este tío!

Doy paso a la noticia de la SER: El arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha protagonizado una nueva polémica a cuenta del aborto esta vez relacionado con la fabricación de la vacuna contra el coronavirus. Fue este domingo en su última homilía en la misa del domingo donde se celebraba la festividad del Corpus Christi. El obispo aseguraba con rotundidad que se estaban fabricando estas vacunas con células de fetos abortados, y en la línea de ¡¡un bulo que se está difundiendo!!

Literalmente afirmó:El demonio existe en plena pandemia, intentando llevar a cabo investigaciones para vacunas y para curaciones. Nos encontramos con la dolorosísima noticia de que una de las vacunas se fabrica a base de células de fetos abortados. Así de claro. Y eso es inhumano, eso es cruel, y ante eso no podemos alabarlo ni bendecirlo, todo lo contrario”.

La Ciencia trabaja, las religiones parasitan

Además aseguró que esto era una obra del diablo: “Podemos luchar con otras maneras de actuar, a favor del hombre, no contra el hombre, y eso es ir en contra del hombre, eso es despreciar al hombre mismo, primero se le mata con el aborto y después se le manipula para ¡qué bueno, mira qué bien! ya tenemos una vacuna. No señor, tenemos una desgracia más, obra del diablo. Eso es lo que quiere el diablo” (Si alguien siente curiosidad por el vídeo de este sujeto diciendo tantas memeces, puede pinchar en el link de la noticia)

NOTA DE SIESP: Como todo el mundo puede comprobar, el tipejo ensotanado es “toda una autoridad en el diablo” (el cual, según él, existe en plena pandemia). Pero, ¿no se le ha ocurrido explicarle a sus descerebrados seguidores por qué su Dios NO HA EXISTIDO en esta pandemia? Ah, ya sé, “el libre albedrío”.
Pues señor arzobispo, con todos mis respetos, váyase usted a la m*****.

Podría haber alargado mi nota, pero este tipo se califica solo con sus palabras, y en los comentarios lo vamos a “poner guapo”. Y por favor, los argumentos contra estos ensotanados se ven claramente aquí: La Iglesia y la Biología.
El resto es como siempre: Dios y el coronavirus, La religión es un timo, El arzobispo coreógrafo, Curas pederastas (II), El Gran Carnaval, Curas científicos, Misterios de la religión y ¿Desaparecerá la Iglesia Católica?

Hace tiempo que no me ocupo de los ovnis, y es que, si ustedes piensan un poco, podemos llegar a una conclusión sencilla:
Estamos en 2020, y el “argumentario” de los ufolocos respecto a los extraterrestres no ha cambiado NADA desde 1947, cuando se produjo (“muy adecuadamente” para la guerra fría que había comenzado entre el gobierno USA y la extinta Unión Soviética) el famoso Caso Roswell.

Si acaso, hoy ya empiezan a insistir en que “los gobiernos nos están preparando para la gran revelación: existen los extraterrestres”. Pero esto cae por su peso, toda vez que esta afirmación la mantienen los hinbestigadores de ovnis basados en que los gobiernos nos mienten en este tema… entonces, ¿por qué sería verdad una revelación positiva si siempre mienten? A esta gente no les vale la verdad, sino lo que apoye sus tesis. Y la vida funciona en que si las pruebas tiran por tierra tus tesis, lo mejor es cambiar de tesis, en vez de seleccionar exclusivamente las pruebas que la apoyen, y menos de YouTube.

La carga de la prueba funciona muy fácilmente, y para ello basta con mencionar una anécdota atribuida a Einstein: Se acercó a él un ayudante preocupado a comunicarle que cien físicos habían firmado un manifiesto en el que rechazaban su Teoría General de la Relatividad. Y Einstein, muy tranquilo, le dijo: Si yo estuviera equivocado, no necesitaría el testimonio de cien físicos, bastaría con uno solo que lo demostrase. Y eso digo yo, millones de imágenes, millones de testimonios, millones de abducciones, pero al final sólo nos queda un montón de estiércol.

Pruebas, Tesis y Estudios: Los aliens están todos muertos, ¿Dónde están los extraterrestres?, Inteligencia extraterrestreVida extraterrestre, Misterios del Universo (I), Conspiración ovni, OVNI: La muerte anunciada o Nunca encontraremos extraterrestres y Ovnis, ¿un mito muerto?

Este 11 de Junio de 2020 será recordado por el panorama mundial que nos presenta. Por un lado, Wall Street se desploma por la preocupación debida el aumento de contagios por coronavirus en los Estados Unidos, donde ya se sobrepasan los 2 millones de infectados. Las caídas de los diversos índices son las que marca la imagen adjunta (es la mayor caída desde marzo).

Las prisas por reactivar la economía que tiene la administración Trump están siendo devastadoras tanto en los rebrotes por el temprano levantamiento de las restricciones combativas del virus, como en el retraso que supondrá la solución económica cuando un cerebro desbocado no para de perjudicar a su propio pueblo y, será ese pueblo quien tenga la palabra en noviembre para mandarlo de vuelta a sus negocios privados. Palos, a gusto, no duelen.

Y por la parte sur del continente americano tenemos a otro iluminado que ya no esconde su verdadero propósito: El presidente de Brasil, Bolsonaro, planea un golpe militar para perpetuarse en el poder, según publica hoy mismo el prestigioso rotativo The New York Times, que recoge en un artículo las palabras del propio hijo del aprendiz de dictador.

Los contagios por coronavirus y las muertes se han disparado en todo el país, y como buen seguidor del “pelirrojo” del norte, con sus medidas lo único que consigue es mayor sufrimiento de su pueblo. Hala, otra sociedad a la que le digo que los palos, a gusto, no duelen. Ah, y que no se contagie el tema en Perú -ya aparece como mal ejemplo en este vídeo- porque JAMÁS una dictadura fue solución de nada, SIEMPRE fue un problema y, si no lo aprenden de la Historia (esa que nos enseñó que Hitler llegó al Poder con unas elecciones democráticas), acabarán repitiéndola.

No os perdáis Religión + Coronavirus = Desastre, o lo de Stephen Baldwin y lo de Juzgar sentimientos religiosos y Coronavirus (reflexión)

Dios y el Coronavirus

Nuestro amigo Chumbeque me manda esta imagen:
[…] ¿Funcionan las oraciones? ¿Cuáles?

Hay una categoría de oración en la que se ruega a Dios que intervenga en la historia humana para enmendar una injusticia real o imaginada o una calamidad natural; por ejemplo, cuando un obispo del Oeste norteamericano reza para que Dios intervenga y acabe con un período de sequía devastadora. ¿Por qué se necesita la oración? ¿No sabía Dios nada de la sequía? ¿No era consciente de que amenazaba a los parroquianos del obispo? ¿Qué implica eso sobre las limitaciones de una deidad supuestamente omnipotente y omnisciente? El obispo también pidió a sus seguidores que rezaran. ¿Hay más probabilidades de que intervenga Dios cuando son muchos los que le piden compasión o justicia, o con unos cuantos basta? […] (1)

Hay que ver lo claro que se ve el mundo cuando uno aplica su propio pensamiento en vez de los dogmas de otros. La voluntad y el espíritu crítico personal son cercenados por las religiones, como explico en el post “Temor de Dios”

(1) El mundo y sus demonios, de Carl Sagan.

Y para entenderla mejor, pinchen en estos enlaces: ¿De qué sirve rezar? y ¿De qué sirve rezar? II

Ayer se produjo en España un acto demencial por parte del reincidente arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez. A este sujeto no se le ocurrió otra cosa que celebrar misa a la que acudieron una veintena de fieles en un momento en el que las autoridades civiles tienen prohibido celebrar misas con gente. Lo más curioso del caso es que la policía acudió a desalojar la catedral de Granada, aunque no multó a ninguno de los comparecientes, los cuales fueron saliendo de uno en uno tras recibir la comunión (teofagia). Desde luego, siendo grave esta manifestación de falta de cerebro, no es lo peor, puesto que la nota en esta crisis la está poniendo It (“eso”) que malgobierna en Estados Unidos.

La “joya” pelirroja y peligrosa del Norte no toma medidas contra los actos religiosos y permite que sean otros (los gobernadores de los estados) quienes tomen las medidas oportunas. Resulta que el geriniol (religión) es muy fuerte en demasiados sitios como para prohibir las misas, de manera que allí, en vez de confinarse, se reúnen en las iglesias, en la esperanza de que ese dios al que rezan y que no evitó Pearl Harbor, ni Hiroshima, ni la peste bubónica, ni la gripe norteamericana (mal denominada gripe española de 1917), ni los atentados del 11 de septiembre, ni la llegada al poder de semejante sujeto como el que hoy manda, pueda acabar con el coronavirus.

Encabezando la lista de contagios y muertos, los Estados Unidos se están tomando a broma esta crisis sanitaria, y la culpa es de la OMS (según el pelirrojo), a la que amenaza con retirar su aportación económica.

Yo me digo a mí mismo: las misas serán “sagradas” pero en esta época pueden provocar muerte. Si no fuera porque cuando los creyentes se contagian de coronavirus, en vez de ir a su iglesia a curarse, acuden al hospital para que los médicos puedan tratarlos, los animaría a seguir yendo a sus templos, a ver si así se acaba con tanto fanatismo religioso a costa de sus mermas. Pero no. No todos somos iguales. Yo quiero que todo el mundo se cure, sea creyente o no, y quiero que esos creyentes que siguen yendo a misa puedan llegar a comprender que colapsar los hospitales cuesta vidas humanas. De manera que les pido que guarden su confinamiento y recen en casa (si es que sirve de algo).

Aunque estoy seguro que la respuesta del rabino más antiguo que reza en el Muro de las Lamentaciones de Jerusalem es la correcta: Le preguntaron qué sentía tras llevar 60 años rezando ante el muro. Y el rabino, inocentemente, respondió: ¡Nada, como si le hablara a una pared!

No os perdáis lo de Stephen Baldwin y lo de Juzgar sentimientos religiosos y Coronavirus (reflexión)

Coronavirus (reflexión)

En estos momentos estoy confinado en mi casa por culpa de una pandemia. No soy adivino para prevenir el futuro, pero tengo mente para analizar la actualidad. Esta mañana escuché a una oyente que llamaba a una emisora de radio para quejarse porque en pleno siglo XXI la humanidad no disponga de los adelantos técnicos adecuados para evitar esta pandemia. Y esa imbecilidad me ha puesto ante el teclado para escribir sobre el tema.

Si en el mundo somos casi ocho mil millones de personas, estoy seguro que tenemos igual número de propuestas para solucionar la crisis del coronavirus. Y ante tantas opiniones, lo mejor siempre es hacer caso a las autoridades sanitarias.

La oyente anterior ignora que, en la Edad Media, la peste bubónica acabó con la mitad de la población en Europa. ¡¡Y es precisamente porque estamos en el siglo XXI que las muertes por coronavirus, aunque importantes, no llegarán a tanto!! La sociedad moderna dispone de vacunas, antivirales, antibióticos, análisis de ADN, etc., que no existían antiguamente, pero no pueden curarlo todo. Siempre surgen nuevas enfermedades, de la misma manera que siempre surgen populistas interesados que acusan al gobierno de no prohibir las manifestaciones en España el 8 de marzo pasado, mientras ellos arengaban a 10.000 personas en un mitin en Vistalegre (Madrid) donde resulta que, como se supo después, la cúpula de ese partido estaba contaminada. ¿Por qué no suspendieron ellos su acto para predicar con el ejemplo? Pues porque esa gente no busca el bien de todos sino el bien de su ideario.

Me indigna que, en tiempos graves, haya tanto irresponsable que, desde su púlpito, predica a toro pasado. Me indignan los que se saltan el confinamiento para evitar el contagio, y me indigna que, visto lo visto, los profesionales de la religión suspendan sus ritos religiosos en vez de poner a prueba la fe que tienen en un amigo imaginario que nunca, nunca, da señales de vida (y éste sería un buen momento)

Antes o después saldremos de esta situación. Y para muchos será “gracias a dios”, pero la gente coherente, sensata, y no arrastrada por ladridos de ciertos populistas, reconocerá que habremos salido por la actuación de tantos y tantos profesionales de la Medicina. Por la acción que, con los fallos lógicos por lo novedoso de esta crisis, hayan realizado los organismos nacionales, europeos y mundiales. Mi vecino podrá seguir ladrando (incluso más alto que su propio perro), pero será una vacuna quien lo inmunice, y nunca las bravuconadas de los quemasangres que no paran de proliferar por ciertos medios de comunicación.

No se pierdan: Sentencia del Gran Mandy sobre la homeopatía. Anaxícrates publicó esto: La homeopatía es perversa. La Sociedad Española de Neurología prácticamente dijo esto: La homeopatía es basura.
Obligatorio leer: Pseudociencia en Oncología, Las creencias asesinas y abusivas, La Psicología científica y las pseudopsicologías, Cáncer y pseudomedicinas y sobre todo El fraude de la VitaminaC contra el cáncer.

Terraplanista gilipollas

¿Sabéis lo que es un “gilipollas esférico”? Pues se trata de un tipo que es gilipollas lo mires por donde lo mires. Y este es el caso de Mike Hughes, fallecido el pasado sábado haciendo el tonto con un cohete casero.

Vaya por delante que nunca me alegraré de la muerte de ningún ser humano, a pesar de que lo hagan de manera estúpida (como veréis en el vídeo de más abajo) El tipo mencionado construyó su cohete y se lanzó a conseguir una altura que le permitiera fotografiar la Tierra y “demostrar” que es plana. La tragedia se vio venir desde el inicio del experimento porque, nada más salir el cohete, se desprendió el paracaídas que le permitiría aterrizar con suavidad. La imágenes del vídeo son sobrecogedoras ya que el desastre se vio venir, y como si del coyote de dibujos animados se tratase, se ve caer al sujeto contra el suelo y saltar la clásica nube de polvo que el enemigo del correcaminos levantaba cada vez que caía por el precipicio.

 

No importa el folclore de la noticia, no importa si Hughes montaba un número para “hacerse notar” en la vida. Lo verdaderamente importante es que, si uno muere por una estupidez, nadie se apiadará de él. Y lo peor es que los gilipollas esféricos abundan por el mundo, incluso en las más altas cimas del Poder.

Hay que leer: La última ‘moda’ de la New Age: La Tierra es plana, La Edad de la Tierra y La Edad de la Tierra (II)

La Asociación de Abogados Cristianos, en contra de las enseñanzas de su “amigo imaginario” (Dios), no perdona al actor Willy Toledo y lo lleva a los tribunales por cagarse en Dios (lo que es lo mismo: “herir los sentimientos religiosos”). Dicho actor no es que me guste mucho, pero ya hace dos años se abrió esta causa penal contra él, y hoy se va a sentar en el banquillo, a pesar del cambio de postura de la fiscalía (que pide su sobreseimiento), pero el juez considera que la Asociación de Abogados Cristianos tiene base para hacer perder el tiempo a su señoría.

¿Podré acudir yo a ese tribunal a denunciar a la gran cantidad de creyentes por la gran cantidad de amenazas con el infierno hacia mi persona? ¿Podrá mi vecino acudir al tribunal de su señoría a denunciar que ha sido “herido en sus sentimientos conservadores? ¿Podrá acudir la gente de Podemos a denunciar al excampeón del mundo de lanzamiento de hueso de oliva (Teodoro García Egea) por herir los sentimientos progresistas?

El disparate de los privilegios que todavía tiene un ser inexistente e imaginario en la moderna sociedad del siglo XXI es un insulto a la inteligencia (al menos, a la inteligencia atea) ¿Podré acudir al tribunal de su señoría a denunciar las heridas en mis sentimientos ateos? Ya veremos cómo acaba este esperpento de juicio que se inicia hoy.
No podéis perderos: Kagüendjos, Cómo cocinar un Cristo y Juzgar sentimientos religiosos = disparate.

Hace unos días se celebró en Miami la final de la Super Bowl (el mayor evento deportivo de Estados Unidos). Y en el descanso amenizaron el ambiente dos impresionantes artistas latinas: Shakira y Jennifer López. Sin embargo, entre la comunidad cristiana siempre destaca algún gilipollas que pone en evidencia lo dañina que es la religión para la Humanidad.

Resulta que un tal Dave Daubenmire, de la derecha rancia radical, está preparando una demanda de 867 millones de dólares contra la NFL (organizadora del acto), porque, según él, el espectáculo del descanso en el que maravillaron al mundo tanto Shakira como Jennifer López fue un escándalo. El tipo dijo: “¿No podría haber sido calificado de pornografía? ¿Hubo alguna advertencia de que su hijo de 12 años —cuyas hormonas apenas han comenzado a funcionar— vería algo que podría causarle excitación sexual?, se pregunta Daubenmire. ¿Podría entrar en una sala de tribunal y decir: ‘Ver lo que se transmite en esa pantalla me pone en peligro de fuego infernal?

No, Dave, no. Algo que lleva a la mayoría de la Humanidad a imaginarse el Cielo (contemplando ese espectáculo) no puede estar mal a los ojos de su “amigo” imaginario al que llama Dios. Al infierno se va de cabeza con actitudes tan retrógradas como las suyas. ¡Lástima siento por su hijo!

Busque usted abogados (hay muchísimos fanáticos como usted), recoja firmas, y presente la demanda. Y, en el hipotético caso de que el juez le diera la razón, entonces seré yo el que me enorgulleceré de poder ir al infierno acompañado de esas “maravillas” que nos da la vida y que la religión le impide disfrutar a sujetos radiactivos como usted y su gorra. Desde que leí las declaraciones de Stephen Baldwin, o a algunos jueces que aceptan las demandas por “herir sentimientos religiosos”, cada día me reafirmo en que solamente el Conocimiento acabará con las organizaciones religiosas (que todas viven del cuento y de gente simplista como este Daubenmire)

¿A alguien se le ocurriría acudir al juzgado por sentirse herido en sus sentimientos conservadores, liberales, socialistas, comunistas, agnósticos, ateos, ecologistas, animalistas, vegetarianos o esotéricos? ¿Verdad que sería ridículo? Pues Dios y la Patria mantienen este absurdo privilegio.

No os perdáis lo de Stephen Baldwin y lo de Juzgar sentimientos religiosos.

A %d blogueros les gusta esto: