Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Ciencia’ Category

En noviembre de 1972 la revista Playboy salió a la venta como todos los meses. Una de las chicas que posaban entre sus páginas era la modelo sueca Lena Söderberg, que entonces contaba con 21 años. Nadie podía imaginar que un símbolo erótico se convertiría, sin saberlo, en parte de la historia de la fotografía y el procesamiento de imágenes.Lena Söderberg

“En los últimos 25 años ninguna fotografía ha sido más importante en la historia de las imágenes digitales y la comunicación electrónica, y hoy la misteriosa Lena es considerada como la Primera Dama de internet”, asegura la Universidad Carnegie Mellon (EEUU).

Y es que Lena no saltó a la fama por sus curvas ni su rostro, sino por ser la imagen de prueba más popular en los algoritmos de compresión de imagen. Incluso en la actualidad. Los libros de fotografía digital están repletos de infinitas variantes con la cara de la modelo: a distintas resoluciones o con distintos valores de compresión. La modelo sueca se convirtió así en una especie de lorem ipsum de la fotografía.

Pero, ¿cómo saltó Miss Noviembre de las páginas de Playboy a los libros de fotografía digital? El culpable fue Alexander Sawchuk, por entonces profesor de ingeniería eléctrica en la Universidad de California del Sur (USC). Ante la urgencia de conseguir una buena imagen que escanear para utilizar en un artículo científico, y cansado de las típicas muestras que se empleaban por entonces, el investigador, optó por el retrato de Lena.

Qué hacía el número de noviembre de Playboy en el laboratorio de Sawchuk es algo que no ha trascendido. Sin embargo, el motivo de la elección fue menos superficial de lo que pueda parecer: el joven investigador buscaba una cara humana que fuera brillante para que tuviera un rango dinámico amplio. Así podría mostrar y comprar el resultado que los algoritmos producían sobre el retrato de Lena.Lena Söderberg 2

Y así fue como, en julio de 1973, Sawchuk utilizó un escáner Miurhead de tambor para escanear una imagen de 512 x 512 píxeles a color, que luego se procesó con un Hewlett Packard 2100. La imagen, que por limitaciones técnicas sólo mostraba la cara de la modelo, todavía puede encontrarse en la base de datos de la Escuela de Ingeniería de la USC.

El escaneo puede parecer una tarea simple hoy en día, que puede hacerse con cualquier smartphone, pero en los años 70 los escáneres eran un bien escaso. Por eso (y probablemente también por la belleza de Söderberg) numerosos investigadores pidieron una copia para trabajar con ella. Utilizar la misma imagen resultaba más práctico, al poder comparar los resultados de cada algoritmo de forma muy visual, y qué mejor patrón que el rostro de una joven sueca. Así Lena comenzó a conquistar el mundo digital.

Conforme el uso de Lena se popularizó surgieron los problemas, desde la infracción de derechos de autor al sexismo y la pornografía. En cuanto Playboy descubrió que se estaba usando una imagen suya se puso en contacto con la revista Optical Engineering, que todavía hoy utiliza con frecuencia la imagen. Afortunadamente la publicación de entretenimiento para adultos fue comprensiva y autorizó el uso, siempre y cuando fuera con fines científicos y educativos, algo muy inusual debido al celo con el que la revista protege su trabajo.

Utilizar la misma imagen resultaba más práctico para comparar resultados de forma visual, por lo que muchos investigadores pidieron una copia.

Mientras todo esto sucedía, la verdadera Lena permanecía ajena a su popularidad. Söderberg tardó casi 25 años en descubrir su fama, cuando un grupo de ingenieros la invitó a una conferencia que tuvo lugar en Boston en 1997. Sólo entonces descubrió, con agrado, que se había convertido en un mito de internet. La fotografía original (de cuerpo entero) aparece incluso en la película de Woody Allen Sleeper (1973), como uno de los objetos del pasado que el protagonista, un viajero en el tiempo, debe reconocer. Una tarea sencilla habida cuenta la impronta, imborrable, que ha dejado Lena en internet. (Fuente: elconfidencial.com).

Relacionados: El cisne negro y Metacognición.

Read Full Post »

En respuesta a los “azules de 1960 o zeteticos del mundo”, a quienes acusan a los científicos de NO investigar en el campo de la homeopatía, nuestro amigo y comentarista habitual Mandy, les lanza este “concentrado de LÓGICA” a su dura cara:

““¿Alguien, Azul, Rojo, Amarillo o cualquier otro, sabe el dinero que deja la patente de un medicamento nuevo?

En la Ciencia actual faltan muchas cosas por descubrir, por saber, pero también tenemos verdades como robles. No intenten, ni se molesten, en fabricar acero mediante la aleación de aluminio/plomo. ¡¡No sirve, es imposible, y el mínimo conocimiento de metalurgia lo dice a gritos!! ¿Por qué diablos un ingeniero tiene que escuchar, prestar atención a tal propuesta?

¡Carajo! ¡¡¡Pues en Medicina hay miles de ejemplos parecidos!!!Homeopatía y cultura científica

He dicho mil veces que investigar cuesta dinero, recursos, tiempo… Y aún así (los charlatanes) piden estudios de lo absurdo, de lo fatuo.
Estudiar ¿qué? Estudios ¿de qué? Investigar ¿qué? ¿A ver si el aluminio/plomo se convierte en acero? ¿O investigar si el extracto de hígado de pato diluido hasta lo infinito, y sin ni tan siquiera un principio activo identificado, logre alguna propiedad terapéutica?

¿De qué nivel de desinformación científica estamos hablando?
Se invierte, se investiga en el boceprevir, pues ya in vitro su principio activo logró inhibir la proteasa NS3, y ya sabemos la importancia de ésta en la replicación viral. Ahhh… ¡¡Un camino que invita a seguir!!

No es que me guste o no la homeopatía, es que se sabe que sus principios son afuncionales. Si funcionaran, si algún medicamento exitoso pudiera salir de ella, alguien buscaría, investigaría, descubriría, y… ¡¡¡LO PATENTARÍA!!!

Saludos a los cuerdos que quedan””.

Anaxícrates publicó esto: La homeopatía es perversa. La Sociedad Española de Neurología prácticamente dijo esto: La homeopatía es basura. Y si tienen 14 minutos libres disfruten con James Randi aquí.

Read Full Post »

En España, ‘gracias’ al gobierno desastroso que padecemos, está prohibido que uno se genere su propia electricidad para consumo doméstico. Pero donde no gobiernen personajes sometidos a las empresas eléctricas podrán beneficiarse de un gran avance científico: La empresa Tesla Motors, conocida por la fabricación de coches eléctricos, ha asegurado que en unos meses pondrá en el mercado una batería doméstica que permitirá a los consumidores administrar su propia electricidad, desenganchándose de la red y eliminando, por tanto, la factura de la luz.Casa con batería Tesla

En SER Consumidor, Jorge Morales de Labra, experto en energía y miembro de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, afirmó que esta batería se encuentra enmarcada en una “revolución internacional” capaz de poner en jaque el modelo de negocio tradicional de las compañías eléctricas.

La idea que se esconde detrás de la batería Tesla se basa en complementar a los paneles solares, haciendo económicamente viable el autoconsumo eléctrico.

Adquirir la batería Tesla, al precio de venta al público estimado, junto con un panel fotovoltaico de la capacidad necesaria para permitir la independencia energética de una familia española media, costaría alrededor de 8.000 euros. “Teniendo en cuenta que la factura de energía anual es de algo más de 800 euros, el kit se amortizaría en unos diez años y, además, tiene una garantía de 30 años de funcionamiento” comenta el experto.

A pesar de tan halagüeñas noticias, la batería doméstica de Tesla “lo tiene realmente crudo para llegar a España” pues, recuerdan, en nuestro país “se pretende boicotear, desde el Gobierno y las eléctricas, a todo el que produzca su propia energía, haciéndole pagar a través de impuestos por cada kilovatio que genere”.

Obligatorio leer: El PP nos mata lentamente, Crisis económica: la rendición, S.O.S. a la Sanidad Pública, España ha muerto, Más dinero para los bancos, Enemigos de lo público, La gran familia del PP, La carta que ha incendiado la red, ¿Cuándo diremos ¡basta ya!? y Para ¡¡PENSAR!!

Read Full Post »

¿Es posible que creyendo en Dios bajemos la guardia y nos haga más arriesgados? Este artículo no va sobre religión, sino sobre cómo afecta psicológicamente a nuestras decisiones el hecho de mencionar la idea de Dios. ¿Se vuelven las personas más atrevidas pensando que alguien vela por ellas?

Recuerda Jalees Rehman en su web una pequeña historia que suelen enseñar en la tradición musulmana. Se cuenta que un día el profeta Mahoma le pregunta a un beduino por qué deja su camello sin atar aún corriendo el riesgo de que se escape y desaparezca. Cuando el beduino le dice que lo hace por su confianza en dios, Mahoma le explica que primero debe atar al camello y luego confiar en dios, un consejo que se da en otras religiones para no caer en la trampa de dejar de comportarse racionalmente en los actos diarios solo porque se cree en un ser superior.No es bueno creer en Dios

Pensando acerca de estas cuestiones, un equipo de psicólogos de la Universidad de Stanford, en EEUU, ha puesto en práctica una serie de experimentos muy interesantes para comprobar si la mera mención de dios puede condicionar las decisiones de las personas, tanto para abstenerse de cometer actos que tengan que ver con la moral como para ponerse en más riesgo del necesario solo porque se sienten protegidos.

Para el primer experimento el equipo de Daniella Kupor compró varios anuncios en internet y comprobó la tasa de éxito en función de la presencia de la palabra “dios” en el texto. Los anuncios se visualizaron 452.000 veces en diversos sitios y redes sociales y fueron visualizados por personas mayores de 18 años en Estados Unidos. El primer banner contratado anunciaba un curso de paracaidismo de dos maneras. La primera con dios:

¡Increíble paracaidismo!
Dios sabe lo que te estás perdiendo. Encuentra cursos de paracaidismo cerca de ti. Pincha aquí y ¡siente la maravilla!
Y la segunda sin dios:
¡Increíble paracaidismo!
No sabes lo que te estás perdiendo. Encuentra cursos de paracaidismo cerca de ti. Pincha aquí y ¡siente la maravilla!

El porcentaje de usuarios que pinchó en el anuncio con Dios era significativamente mayor que el de los que pincharon en el anuncio estándar, pero podía darse la circunstancia de que la presencia de una apelación tan poco habitual llamara la curiosidad de los internautas. Así que se puso otro anuncio, esta vez uno en el que lo ofrecido era de dudosa moral:

¡Aprende cómo sobornar!
¡Dios sabe lo que te estás perdiendo! Aprende cómo sobornar con poco riesgo de que te pillen.
Y la segunda versión:
¡Aprende cómo sobornar!
¡No sabes lo que te estás perdiendo! Aprende cómo sobornar con poco riesgo de que te pillen
.paracaidistas

En este caso la versión que contenía “Dios” obtuvo un porcentaje mucho menor que la versión estándar, lo que hace pensar a los investigadores que quizá la presencia de la palabra hace a la gente no pinchar por tratarse de algo inmoral. Para comprender mejor lo que pasaba, diseñaron un nuevo experimento que consistía en reclutar a voluntarios y de manera presencial hacerles una serie de preguntas después de que vieran unos colores. A todos se les daban dos opciones: una por la que recibían dinero y otra gratis y se les explicaba que la prueba retribuida podía dañar los ojos del participante. Con estos precedentes, se les entregaba un texto antes de la prueba: a unos se les daba un texto científico sobre la clasificación de los planetas y a otros un texto religioso hablando de la omnipotencia de Dios.

Tal y como habían predicho los investigadores, una parte muy significativa de las personas que leyeron el texto de Dios (96%) optaron por la prueba arriesgada, frente al 86% del grupo de control. Leer sobre dios producía aparentemente una mayor propensión a llevar a cabo una conducta arriesgada y exponerse a un daño potencial.

¿Quiere esto decir que las personas creyentes se arriesgan más? Esa sería una conclusión errónea porque entre otras limitaciones, el estudio no preguntó a las personas cuáles eran sus creencias. Los porcentajes de diferencia tampoco son demasiado significativos de manera global para sacar grandes conclusiones, pero sí apuntan una línea de trabajo muy interesante y dan pistas sobre la posibilidad de que el mero hecho de mencionar a dios haga que algunas personas se sientan más confiadas y bajen la guardia. Mientras se hacen más estudios, no olviden atar su camello por muy firmes que sean sus creencias religiosas. (Fuente: Neurolab)

Lean: Dios es un producto genético, Dios no existe y En busca del unicornio.

Read Full Post »

Sí: ¡Hubo un Big Bang!

Estos días está circulando por la red un nuevo modelo que intenta explicar la existencia del Universo y que se está ‘vendiendo’ como la teoría que “elimina” el Big Bang como origen, concluyendo que el Universo no tuvo ni principio ni tendrá fin.

Todo nace por un nuevo modelo trabajado por los astrofísicos Ahmed Farag Ali, de la Universidad de Benha, Egipto, y Saurya Das de la Universidad de Lethbridge, Canadá, y que se ha publicado en la revista Science Direct. En dicho modelo se utilizan términos de corrección cuántica (fórmulas matemáticas para complementar la Teoría de la Relatividad de Einstein), porque desde la perspectiva relativista sólo podemos llegar hasta lo que pasó justo después del Big Bang pero no en el mismo instante, ni mucho menos ‘antes’ de ese instante. Alegan los autores del trabajo que su modelo puede explicar la materia oscura y la energía oscura.Evolución del UniversoLa idea es la siguiente:
La edad ampliamente aceptada del universo, según las estimaciones de la relatividad general, es de 13.800 millones de años. En un principio, todo lo que existía ocupó un único punto infinitamente denso o, en otras palabras, la singularidad. Después aquel punto empezó a expandirse hasta desencadenar el Big Bang, considerado el origen del universo.

Aunque la singularidad del Big Bang surge directa e inevitablemente de las matemáticas de la relatividad general, algunos científicos consideran el asunto problemático, ya que las matemáticas solo pueden explicar lo que sucedió después, y no antes de la singularidad.

Sin embargo, Ahmed Farag Ali y Saurya Das afirman que la singularidad del Big Bang puede ser resuelta por su nuevo modelo, en el que el universo no tiene ni principio ni fin. Los investigadores usaron la ecuación de Raychaudhuri y las ecuaciones de Friedmann, que describen la expansión y evolución del universo (incluyendo el Big Bang) en el contexto de la relatividad general.

El modelo de Ali y Das contiene elementos tanto de la teoría cuántica, como de la relatividad general. En términos físicos, su modelo describe el universo como lleno de un “fluido cuántico”. Los científicos proponen que este líquido podría estar compuesto por gravitones, hipotéticas partículas sin masa que medirían la fuerza de gravedad.

Para entender el origen del universo, ellos analizaron el comportamiento de este fluido a través del tiempo. Sorprendentemente, encontraron que éste no converge hacia la singularidad, sino que, al contrario, el universo parece haber existido siempre. Si bien era más pequeño en el pasado, sostiene Das.

Ahora bien, estos científicos no han tenido en cuenta el factor de distorsión que representa una singularidad: Las matemáticas nos indican que el tiempo se ralentiza exponencialmente conforme nos acercamos a ella, ¡hasta detenerse!, lo cual podría explicar que su presunto descubrimiento, más que eliminar el Big Bang, consolida esta explicación.

Dicho de otra manera: Si su modelo acepta que el Universo era antes más pequeño, y aún menor con anterioridad, es evidente que éste se va concentrando conforme nos alejamos hacia al pasado. Es posible que nunca sepamos lo que sucedió en el Big Bang, pero esta nueva teoría lo único que demuestra es que nuestras leyes de la naturaleza no pueden adentrarse “fuera” de esa naturaleza.

El efecto de un “tiempo que se ralentiza” hasta detenerse (en nuestro universo) es indistinguible de un tiempo infinito. Por lo tanto, a pesar de los locutorzuelos de programas de radio de “misterio” que se hacen eco de noticias como la que comentamos para “echarle en cara a la Ciencia” sus presuntas incongruencias, el Big Bang existió. Otra cosa es que todavía desconozcamos exactamente cómo se manejan las ecuaciones cuánticas dentro de la singularidad, pero lo que todos tenemos claro es que no se puede ser más tonto ante un micrófono cuando se habla de lo que no se entiende.

Relacionados: Cómo es nuestro universo, Un Universo sin dios, Vida extraterrestre, Inteligencia extraterrestre, Historias del Big Bang, Misterios del Universo, La edad de la Tierra, Misterios del Universo (II) y El origen y evolución de la Tierra.

Read Full Post »

El origen de la vida

El origen de la vida 1Un físico del MIT sugiere que el origen y evolución de la vida se basan en las leyes fundamentales de la naturaleza, por lo que “no debería ser ninguna sorpresa”.

Jeremy England, profesor del Instituto Tecnológico de Massachusets (MIT) ha compuesto una fórmula matemática que podría explicar la capacidad de las moléculas de desarrollar formas de vida, según declara el científico en su página web.

La fórmula, basada en las leyes de la física, establece que un grupo de átomos bajo la influencia de una fuente de energía, por ejemplo, el sol o substancias químicas, y circundado por un medio cálido, por ejemplo, el océano o la atmósfera, puede cambiar su estructura para dispersar la energía. Esto significaría que, bajo ciertas condiciones, la materia adquiere las características básicas de organismos vivos.El origen de la vida 2

“Si un grupo de átomos se coloca bajo luz por un período bastante largo, no debería ser una sorpresa si se convirtiera en una planta”, comenta England.

La teoría de England no contradice la teoría de evolución de Darwin. De hecho, sus ideas podrían considerarse su base. “Por supuesto, no digo que las ideas darwinianas sean incorrectas”, sostiene England. “Al contrario, digo que desde el punto de vista de la física, podría suponerse que la evolución sea un caso especial de un fenómeno general”, concluye el científico.El origen de la vida 3

Nota de Siesp: Lo anterior apoya algo que era evidente, y es la conveniencia de buscar vida en planetas con agua líquida (el disolvente universal) y atmósferas no corrosivas. Las combinaciones de átomos evolucionan donde hay ‘movimiento’ (disoluciones en agua), y mucho más si añadimos energía. Lógicamente, no hace falta que los ‘dioses’ intervengan en estos fenómenos físicos, por lo tanto, ¿para qué sirve un dios? Para nada que no sea convertir a gente buena en estúpida o fanática.

Relacionados: Vida extraterrestre, Teoría de la evolución (I), Teoría de la evolución (II),

Read Full Post »

Las ‘presencias’ paranormales son explicadas por un robot que ‘crea fantasmas’. En Suiza, un equipo de investigadores ha creado un robot con el que han logrado reproducir ilusiones fantasmales en el laboratorio al crear confusión en las señales que recibe el cerebro. Su trabajo explica un fenómeno que es común a muchas culturas y, aunque quizá no logre convencer a quienes creen en estas apariciones, será útil en el estudio de la esquizofrenia.

Los fantasmas solo existen en la mente y ahora los científicos saben exactamente dónde encontrarlos. Un equipo de investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza) ha sido capaz de reproducir la sensación de ‘presencia extraña’ en el laboratorio.

Para el estudio, los investigadores han creado un robot que permite producir esa sensación mediante el envío de señales a destiempo al cerebro. Los resultados de la investigación se han publicado en el último número de la revista Current Biology.fantasma 3

El 29 de junio de 1970, el alpinista Reinhold Messner vivió una experiencia inusual. Haciendo recuento de su descenso de la cumbre Nanga Parbat, acompañado por su hermano y con síntomas de congelación y falta de oxígeno, recordó que sintió la presencia de un tercer escalador, “un poco a mi derecha, a unos pasos detrás de mí, justo fuera de mi campo de visión, era invisible, pero estaba ahí”, contó.

Historias como esta se han narrado en innumerables ocasiones por parte de alpinistas, exploradores, supervivientes, o personas que han enviudado, pero también por pacientes que sufren de trastornos neurológicos o psiquiátricos. Estos enfermos describen una presencia que se siente pero no se ve, semejante a un ángel de la guarda o un demonio. Una sensación inexplicable, ilusoria y persistente.

El equipo de Olaf Blanke en EPFL ha desvelado ahora qué ocasiona esa sensación fantasmal. En el estudio, los autores han mostrado que es en realidad el resultado de una alteración de las señales cerebrales sensoriomotoras, que están implicadas en la generación de conciencia de uno mismo mediante la integración de la información de nuestros movimientos y la posición de nuestro cuerpo en el espacio.fantasma 2

En su trabajo, el equipo de Blanke interfirió con la entrada de señales sensoriomotoras de los participantes en el experimento, de tal manera que sus cerebros ya no identificaban esa señales como pertenecientes a su propio cuerpo, sino como las de alguien más.

Generando un ‘fantasma’.- Los investigadores analizaron primero los cerebros de doce pacientes con trastornos neurológicos –en su mayoría epilepsia– que habían experimentado este tipo de ‘aparición’.

El análisis de resonancia magnética de los cerebros de los pacientes reveló interferencia con tres regiones corticales: la corteza insular, la corteza parietal-frontal y la corteza temporal-parietal. Estas tres áreas están involucradas en la autoconciencia, el movimiento y el sentido de la posición en el espacio. Juntas contribuyen al procesamiento de señales multisensoriales que son muy importantes para la percepción del propio cuerpo.

Los científicos llevaron a cabo un experimento de disonancia en la que los voluntarios, con los ojos vendados, realizaron movimientos con su mano delante de su cuerpo. Detrás de ellos, un dispositivo robótico reproducía sus movimientos, tocándolos en la parte posterior en tiempo real. El resultado fue una especie de discrepancia espacial, pero debido al movimiento sincronizado del robot, el cerebro de los participantes fue capaz de adaptarse y corregirla.

A continuación, los neurocientíficos introdujeron un retraso temporal entre los movimientos del participante y el tacto del robot. En estas condiciones asíncronas, que distorsionaban la percepción temporal y espacial, los investigadores fueron capaces de recrear la ilusión fantasmal.

Los participantes no tenían conocimiento del propósito del experimento. Tan solo tres minutos después de que comenzara, los investigadores les preguntaron lo que sentían. Varios de ellos dijeron haber notado una presencia de manera clara e incluso contaron hasta cuatro fantasmas. “Para algunos, la sensación resultó tan fuerte que pidieron detener el experimento”, ha señalado Giulio Rognini, líder del estudio.

“Nuestro experimento ha logrado reproducir la sensación de una presencia extraña inducida en laboratorio por primera vez. Esto demuestra que puede producirse en condiciones normales, simplemente a través de las señales sensoriales-motoras en conflicto”, ha explicado Blanke.

Según este neurocientífico, el sistema robótico “imita las sensaciones de algunos pacientes con trastornos mentales o de personas sanas en circunstancias extremas. Esto confirma que es causada por una percepción alterada del propio cuerpo en el cerebro”.fantasma 1

Una mayor comprensión de la esquizofrenia.- Además de explicar un fenómeno que es común a muchas culturas, el objetivo de esta investigación es comprender mejor algunos de los síntomas de los pacientes que sufren de esquizofrenia. Estos enfermos a menudo sufren de alucinaciones o delirios asociados con la presencia de entidades extrañas de las que pueden oír sus voces y sentir sus acciones. Muchos científicos atribuyen estas percepciones a un mal funcionamiento de los circuitos cerebrales que integran la información sensorial en relación con los movimientos de nuestro cuerpo.

“El cerebro posee varias representaciones de nuestro cuerpo en el espacio. En condiciones normales, es capaz de construir una autopercepción unificada del yo a partir de estas representaciones. Pero cuando el sistema funciona mal a causa de una enfermedad –o en este caso por un robot– esto puede a veces crear una segunda representación del propio cuerpo que ya no se percibe como un ‘yo’, sino como ‘otro’.

Es poco probable que tras estos hallazgos la gente deje de creer en fantasmas. Sin embargo, para los científicos, es aún más evidente que sólo existen en nuestras mentes. (Fuente: SINC).

No os perdáis: Historias de Xenoglosia, Tonterías del “misterio”, Fraudes paranormales, ¿La Ciencia es prepotente?, Hipnosis y fraudes, Sectas esoterismo y racionalidad, y Qué es investigar.

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 424 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: