Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Ciencia’ Category

Cuando la Ciencia intenta comprender cómo es posible que haya personas que recurren a pseudoterapias sin evidencia científica acaba estudiando esa conducta para extraer las conclusiones que, incluso, puedan hacer avanzar a la propia Ciencia, la cual quiere tratar como pacientes a quienes los psicoterapeutas sin escrúpulos tratan como clientes, y el resultado es este magnífico artículo publicado en SINC:

¿Cómo piensan las personas que recurren a pseudoterapias sin evidencia científica?

Un estudio cualitativo a través de entrevistas y grupos de discusión intenta comprender por qué algunas personas recurren a la homeopatía, la acupuntura y el reiki. Sus usuarios no parecen renegar de la ciencia, pero sí consideran que la medicina se ha desligado del paciente. Los autores plantean la necesidad de “escuchar estas quejas para mejorar el sistema sanitario y hacer que menos gente dé el paso a pseudociencias peligrosas”.

“Lo que es científico dentro de cuatro años igual ya está caduco y no sirve, sin embargo, estamos hablando de una medicina que funcionaba hace cinco mil años y sigue funcionando”. Las palabras hacen referencia a un “milenario” tratamiento sin evidencia científica y pertenecen a uno de los participantes en un estudio llevado a cabo por FECYT sobre el uso y la confianza de estas pseudoterapias. El objetivo era comprender las motivaciones de sus usuarios.

El estudio consistió en diez entrevistas y ocho grupos de discusión a lo largo de 2020. En total participaron 66 personas de diferentes ciudades, edades y clases sociales y consumidoras —habituales u ocasionales— de pseudoterapias como la homeopatía, la acupuntura, la fitoterapia y el reiki.

“Queríamos ver en qué creen, en qué confían, cómo ven el mundo”, explica a SINC el sociólogo de la Universidad Autónoma de Madrid y autor principal del informe, Josep Lobera. “Lo fácil es reírse y polarizar, llamarlos locos”, comenta Lobera. Su intención era entender qué mecanismos llevan a algunas personas a confiar su salud a terapias que no tienen evidencia científica.

“La conclusión principal es que no es gente que reniegue de la ciencia, no son anticiencia”, asegura Lobera. De hecho, “la mayoría confía [en la medicina] y si tuvieran una enfermedad grave irían [a los servicios sanitarios]”. Los tratamientos sin evidencia se conciben, en general, como un complemento.

“La ciencia la veo bien, lo que no veo bien es el uso corporativista que se hace. El conocimiento sí acaba beneficiando, pero si se usara de manera más noble ayudaría más”, opina uno de los participantes. Sobre la posibilidad de modificar el genoma humano para combatir enfermedades, no se opone, pero se pregunta: “Al final, ¿quién lo va a poder hacer? La gente que tiene dinero”.

Sin embargo, Lobera matiza que los participantes escogidos “se están iniciando, confían y consumen” pseudoterapias, pero no son fanáticos acérrimos. El investigador advierte de que “hay muchos niveles de profundidad” y que, en los más avanzados, estas personas pueden ver las terapias sin evidencia científica como una alternativa en lugar como un complemento. Por ejemplo, uno de los voluntarios aseguraba que conocía un caso de cáncer terminal que el MMS —un blanqueante industrial nocivo para la salud— había conseguido revertir: “Yo creo que lo tomaría”, aseguraba.

El “a mí me funciona” frente a la medicina “corrupta”

Lobera considera llamativo que no exista una “jerarquía de conocimiento” que marque en qué pseudoterapias pueden confiar y qué criterios deben tener para que sean fiables, sino que todo funciona por boca a boca. “No tienen problema con que algo no esté comprobado científicamente, todo les parece fiable: si yo lo elijo es fiable, y lo elijo porque me funciona, y me funciona porque me han recomendado diez cosas hasta que alguna funciona”, dice Lobera.

“Si prueban acupuntura, flores de Bach y homeopatía, y no les funciona, eso no les hace dudar, porque la lógica que siguen es que es un camino individual y personalizado en el que una cosa puede no servirte, sin que eso signifique que esté mal”, continúa Lobera. “Al final prueban, por ejemplo, el reiki, y se sienten mucho mejor”. En ese sentido, uno de los entrevistados comenta: “Lo nuestro no es científico, pero eso no quiere decir que no sea útil o que no sea verdad”.

¿Por qué optar por estas pseudoterapias, que a menudo no les funcionan, en lugar de por una ciencia capaz de encontrar vacunas contra la covid-19 en menos de un año? La opinión de los entrevistados es que la medicina ha sido “corrompida” por los intereses económicos de las grandes farmacéuticas, y que médicos y políticos forman parte del problema.

Sienten que la medicina “se ha alejado de las necesidades humanas” y “en realidad no cura”, sino que “abusa de medicamentos” con efectos secundarios “desastrosos” para la salud que “intoxican”. La prueba, según los participantes, está en el prospecto de los medicamentos, que dice “cosas terribles”. El resultado es que los pacientes reciben productos que pueden ser “dañinos” cuando “no interesa mostrar que hay alternativas sin efectos secundarios”.

Lobera señala la ironía de esta filosofía cuando los tratamientos sin evidencia científica “cada vez mueven más dinero” y su gasto “va en aumento”. Asegura que están convencidos de que existe una intención de lucro “por encima de sus intereses personales” por parte de las farmacéuticas, pero ven como víctimas a las multinacionales, grandes farmacéuticas y empresas que venden pseudoterapias.

Críticas razonables para mejorar nuestro sistema de salud

Lo más interesante del estudio es que varias de las reclamaciones de los entrevistados no desentonarían con una encuesta realizada a la población general. Lobera considera que algunas de las críticas que hicieron los participantes “son aprovechables”, como el poco tiempo que se dedica a los pacientes durante la consulta, las listas de espera, el exceso de medicalización y el trato poco integral y enfocado al síntoma. Todo ello los empuja hacia las pseudoterapias.

Asegura que uno de los deseos de los participantes es que la medicina les dedique tiempo y se ocupe de ellos: “Les duele la cabeza y les despachan en tres minutos, pero el otro se pasa una hora diciendo que sus chakras no están bien y sienten que les funciona porque sin tomar nada hacen unas respiraciones, se ponen la mano en la cabeza y se tranquilizan”.

“Hay evidencias científicas de que más tiempo de consulta da mejores resultados de diagnóstico, satisfacción y confianza en los tratamientos, que se abandonan menos”, afirma Lobera. También critican el exceso de medicalización. “Llevamos décadas recortando en Sanidad, por lo que los médicos tienen poco tiempo y no preguntan cómo te va; lo más rápido es recetarte un paracetamol y decirte que vuelvas si te sigue doliendo”.

Por todo, ello Lobera considera que se están cometiendo errores que alejan a algunas personas. “Les estamos expulsando” del sistema científico y la ciencia basada en evidencias, lamenta. “Los curanderos exhiben una dinámica de atracción, pero al mismo tiempo existe una dinámica de expulsión” que facilita el proceso.

“Escuchemos sus quejas, porque vamos a mejorar nuestro sistema [sanitario] y hacer que menos gente dé el paso a unas pseudociencias que tienen peligro”, propone Lobera. “Es una oportunidad, gente que se sale del sistema científico en parte, porque no se quieren salir del todo, pero ignoran muchas cosas que nosotros creemos que tienen sentido”.

Es algo que recomienda el informe en sus últimas líneas. “Desde una perspectiva sociológica, incorporar en la medicina con base científica algunas de sus reclamaciones podría incidir en una mayor confianza social en los tratamientos de salud basados en la evidencia y, en general, en el sistema de salud”, escriben los autores.

Lobera cree que los resultados de su estudio son “un síntoma de que algo está pasando. Miremos también cómo está nuestro sistema de salud”. Teme que el problema vaya más allá de la medicina: “Hay un vínculo directo entre esto y problemas con la democracia a corto plazo”. Teme que quien no se fía de los datos y las evidencias termine por hacer lo mismo fuera del contexto médico. [Nota de Siesp: Esa gente, fuera del contexto médico acaba asaltando capitolios]

Hay que leer: Homeopatía: La sentencia, La pseudociencia ¡¡mata!!, La Psicología Científica y las pseudopsicologías y El Timo de la Acupuntura.

Read Full Post »

Terraplanista gilipollas

¿Sabéis lo que es un “gilipollas esférico”? Pues se trata de un tipo que es gilipollas lo mires por donde lo mires. Y este es el caso de Mike Hughes, fallecido el pasado sábado haciendo el tonto con un cohete casero.

Vaya por delante que nunca me alegraré de la muerte de ningún ser humano, a pesar de que lo hagan de manera estúpida (como veréis en el vídeo de más abajo) El tipo mencionado construyó su cohete y se lanzó a conseguir una altura que le permitiera fotografiar la Tierra y “demostrar” que es plana. La tragedia se vio venir desde el inicio del experimento porque, nada más salir el cohete, se desprendió el paracaídas que le permitiría aterrizar con suavidad. La imágenes del vídeo son sobrecogedoras ya que el desastre se vio venir, y como si del coyote de dibujos animados se tratase, se ve caer al sujeto contra el suelo y saltar la clásica nube de polvo que el enemigo del correcaminos levantaba cada vez que caía por el precipicio.

 

No importa el folclore de la noticia, no importa si Hughes montaba un número para “hacerse notar” en la vida. Lo verdaderamente importante es que, si uno muere por una estupidez, nadie se apiadará de él. Y lo peor es que los gilipollas esféricos abundan por el mundo, incluso en las más altas cimas del Poder.

Hay que leer: La última ‘moda’ de la New Age: La Tierra es plana, La Edad de la Tierra y La Edad de la Tierra (II)

Read Full Post »

Por un mundo sin fraudes

Hace muchos años publiqué este interesante post para dotarnos de las herramientas que nos permitan conocer el mundo y sus fraudes:

En el mundo de las ciencias y las humanidades, el ser humano debe dotarse de unos criterios mínimos para discernir entre todos los hechos que nos conducen al Conocimiento. El Dr. Carl Sagan, en su libro El mundo y sus demonios (1995), nos dice: “El pensamiento escéptico es simplemente el medio de construir y comprender un argumento razonado que nos lleve a distinguir la certeza o falsedad de una conclusión que sacamos a través de una vía de razonamiento que parte de un hecho o premisa”. Y para ello nos presenta el maletín de herramientas para detectar camelos (fraudes), dividido en dos partes, las que nos dicen lo que debemos hacer y las que nos dicen lo que no debemos hacer. Empezaré por estas últimas.sagan_planets

 

Lo que no debemos hacer: (Tengamos claras las falacias de los siguientes tipos)

 

ad hominem: latín “contra el hombre”, atacar al que discute y no a su argumentación (p. ej.: el cura Martínez es un fundamentalista de la Biblia, por lo que sus objeciones a la evolución no deben tomarse en serio);

 

– argumento de autoridad (p. ej.: el presidente George W. Bush(*) debería ser reelegido porque tiene un plan secreto para terminar con el terrorismo… pero, como era secreto, el electorado no tenía ninguna manera de evaluar sus méritos; el argumento equivalía a confiar en él porque era presidente; craso error, como se vio);

 

– argumento de consecuencias adversas (p. ej.: el acusado en un juicio de asesinato con mucha publicidad recibió el veredicto de culpable; en otro caso, habría sido un incentivo para que otros hombres matasen a sus esposas);

 

– llamada a la ignorancia; la declaración de que todo lo que no ha sido demostrado debe ser cierto, y viceversa (es decir: no hay una prueba irresistible de que en Marte no haya vida, por lo tanto hay vida en Marte. O: puede haber setenta mil millones de otros mundos pero, como no se conoce ninguno que tenga el avance moral de la Tierra, seguimos siendo centrales en el universo). Esta impaciencia con la ambigüedad puede criticarse con la frase: la ausencia de prueba no es prueba de ausencia.

 

– un argumento “especial” para salvar proposiciones en problemas profundos (p. ej.: ¿cómo puede un Dios compasivo condenar al tormento a las generaciones futuras porque, contra sus órdenes, una mujer indujo a un hombre a comerse una manzana? Argumento especial: no entiendes la sutil doctrina del libre albedrío. O: ¿cómo puede haber un Padre, Hijo y Espíritu Santo igualmente divinos en la misma persona? Argumento especial: no entiendes el misterio de la Santísima Trinidad. O: ¿cómo podía permitir Dios que los seguidores del cristianismo, judaísmo e islam, obligados a su modo a medidas heroicas de amabilidad afectuosa y compasión, perpetraran tanta crueldad durante tanto tiempo? Argumento especial: otra vez, no entiendes el libre albedrío. Y en todo caso, los caminos de Dios son misteriosos);

 

– pedir la pregunta, llamada también asumir la respuesta (p. ej.: debemos instituir la pena de muerte para desalentar el crimen violento. Pero ¿se reduce la tasa de delitos violentos cuando se impone la pena de muerte?;

 

– selección de la observación, llamada también enumeración de aciertos y olvido de fallos (p. ej: un Estado se jacta de los presidentes que ha tenido, pero no dice nada de sus asesinos en serie)

 

– estadísticas de números pequeños, pariente cercano de la selección de observación (p. ej.: dicen que una de cada cinco personas es china. ¿Cómo es posible? Yo conozco cientos de personas y ninguna de ellas es china. O: hoy me ha picado la mano tres veces así que esta noche me toca la lotería);

 

dwight_d_eisenhower1959– incomprensión de la naturaleza de la estadística (p. ej.: el presidente Eisenhower expresó público asombro al descubrir que la mitad de los americanos tienen una inteligencia por debajo de la media);

 

– inconsistencia (p. ej.: considerar razonable que el universo siga existiendo siempre en el futuro, pero juzgar absurda la posibilidad de que tenga una duración infinita hacia el pasado. O: atribuir el descenso de la esperanza de vida en la antigua Unión Soviética a los defectos del comunismo hace muchos años; pero no atribuir nunca la más alta tasa de mortalidad infantil de los países industrializados que tiene hoy Estados Unidos a los defectos del capitalismo);

 

non sequitur: “no sigue”, en latín (p. ej.: nuestra nación prevalecerá porque Dios es grande). A menudo, los que caen en la falacia non sequitur es simplemente que no han reconocido posibilidades alternativas;

 

post hoc, ergo propter hoc: en latín, “después de esto, luego a consecuencia de esto” (p. ej.: cuando las mujeres no votaban no había armas nucleares);

 

– pregunta sin sentido (p. ej.: ¿qué ocurre cuando una fuerza irresistible choca contra un objeto inamovible? Pero si existe algo así como una fuerza irresistible no puede haber objetos inamovibles, y viceversa);

 

– exclusión del término medio o falsa dicotomía: considerar sólo los dos extremos de una serie de posibilidades intermedias (p. ej.: “sí, claro, ponte de su parte; mi marido es perfecto; yo siempre me equivoco”. O: “el que no quiere a su país lo odia”);

 

– confusión de correlación y causa (p. ej.: una encuesta muestra que hay más homosexuales entre los licenciados universitarios que entre los de menor educación; en consecuencia, la educación hace homosexual a la gente. O: los terremotos andinos están correlacionados con aproximaciones más cercanas del planeta Urano; en consecuencia lo segundo causa lo primero -¡a pesar de la ausencia de una relación así para un planeta más grande y más cercano como Júpiter!-);

 

– hombre de paja: caricaturizar una postura para facilitar el ataque (p. ej.: los defensores del medio ambiente se preocupan más de los caracoles y los búhos moteados que por las personas);

 

– prueba suprimida, o media verdad (p. ej.: aparece en televisión una “profecía” sorprendentemente precisa y ampliamente citada del ataque a las torres gemelas de Nueva York, pero –detalle importante- ¿fue grabada antes o después del hecho?);

 

– palabras equívocas (p. ej.: cuando los políticos dicen “vamos a pacificar un país” o “es una misión humanitaria” o “es la operación Libertad Duradera”; todo esto para no mencionar las palabras “invasión” o “guerra”. Ya lo dijo Talleyrand: “un arte importante de los políticos es encontrar nombres nuevos para instituciones que bajo sus nombres viejos se han hecho odiosas al pueblo”).platon

 

Ahora vayamos con las “herramientas” que sí debemos aplicar:

 

– Siempre que sea posible tiene que haber una confirmación independiente de los “hechos”.

 

– Alentar el debate sustancioso sobre la prueba por parte de defensores con conocimientos de todos los puntos de vista.

 

– En Ciencia no existe la “autoridad”, como máximo, hay expertos. Así que los argumentos de la “autoridad” tienen poco peso puesto que las autoridades se han equivocado en el pasado y pueden hacerlo en el futuro.

 

– Barajemos más de una hipótesis. Si hay algo que se debe explicar, piense en todas las diferentes maneras en que podría explicarse. Luego piense en pruebas mediante las que podría refutar sistemáticamente cada una de las alternativas. La que sobrevive y resiste esta selección darwiniana tiene muchas más posibilidades de ser la respuesta correcta mejor que si nos quedamos con la primera que se nos ocurrió.

 

– Intentemos no comprometernos en exceso con una hipótesis porque sea la nuestra. Se trata sólo de una estación en el camino de búsqueda del conocimiento. Preguntémonos por qué nos gusta la idea. Comparémosla con las alternativas. Veamos si podemos encontrar motivos para rechazarla. Si no, lo harán otros.

 

– Cuantifiquemos. Si lo que explicamos, sea lo que sea, tiene alguna medida, alguna cantidad numérica relacionada, seremos más capaces de comparar entre hipótesis en competencia. Lo que es difuso y cualitativo está abierto a muchas explicaciones.

 

– Si hay una cadena de argumentación, deben funcionar todos los eslabones de la cadena (incluyendo la premisa), no sólo la mayoría.

 

– La navaja de Occam. Esta conveniente regla empírica nos conduce, cuando nos enfrentamos a dos hipótesis que explican datos igualmente buenos, a elegir la más simple.

 

– Preguntémonos siempre si la hipótesis, al menos en principio, puede ser falsificada. Las proposiciones que no pueden comprobarse ni como verdaderas ni como falsas, no valen mucho. Por ejemplo, si consideramos que nuestro universo es una partícula dentro de un cosmos mucho más grande. Pero si nunca podemos adquirir información de fuera de nuestro universo, ¿cómo podemos refutar la idea? Si damos la oportunidad a que escépticos por naturaleza sigan nuestro razonamiento para duplicar nuestros experimentos podremos comprobar nuestros resultados.

 

La confianza en los experimentos cuidadosamente diseñados es clave. No aprenderemos mucho de la mera contemplación. Es tentador quedarse satisfecho con la primera explicación posible que se nos ocurre. Después de todo, una es mejor que ninguna. Pero ¿qué ocurre cuando inventamos varias?…

(*)Nota: Algún nombre ha sido cambiado para adaptarlo a los tiempos. Como George W. Bush (Nixon en el original) o el ataque a las torres gemelas.

Relacionados: Qué es investigar o Mente abierta, cerebro al suelo.

Read Full Post »

Defectos del veganismo

El cerebro de los veganos se ha programado erróneamente con una “religión” que los lleva a no alimentarse adecuadamente (eluden la carne) por estar en contra de matar animales. De manera que se dedican a matarse a sí mismos. Una lapidaria frase del Catedrático emérito de la Universidad de Murcia, Salvador Zamora Navarro, lo deja bien claro: «Ser vegano estricto es incompatible con la vida. ¿Por qué no están muertos? Porque toman complementos»

Javier Pérez Parra, en el diario La Verdad, publica la entrevista realizada al eminente fisiólogo, Salvador Zamora, que nadie sensato debe perderse:

Para Salvador Zamora (Mazarrón, 1938), comer es un placer. Tanto que hasta entra hambre mientras se le escucha hablar con entusiasmo del arroz con habichuelas y del hígado encebollado. El catedrático emérito de Fisiología de la UMU es un auténtico látigo del veganismo y un fervoroso defensor de la carne como elemento fundamental de la dieta, aunque, eso sí, en su justa medida. «Ser vegano estricto es incompatible con la vida», señala.

– Esta semana, en el foro LV-Cajamar, usted dijo que la dietas veganas y paleolíticas «son modas que no pueden defenderse ni tienen futuro».
– Ni tienen fundamento científico. Vamos a empezar por la paleolítica. De pronto, se pone de moda esto de que tenemos que seguir los modelos de nuestros antepasados, porque fíjate si serían buenos que todavía estamos aquí. Todo eso es una reflexión romántica, bonita, pero claro, nuestros antepasados hicieron lo único que podían hacer, es decir, sobrevivir. ¿Qué ocurría con nuestros tatarabuelos? Yo llegué a conocer a algún bisabuelo. Vivían alrededor de 40 o 50 años y a esas edades se morían. Afortunadamente, porque quien no se moría estaba lleno de achaques. Comer adecuadamente cada día era un verdadero problema. No estoy hablando de los pobres, estoy hablando de las familias normales. En el pueblo donde yo nací, en Mazarrón, cuando una familia echaba un alboroque hacía un arroz con pollo. Eso era una fiesta. En muchas casas normales -mi padre era farmacéutico- con un pollo se hacían cinco presentaciones: en salsa, cocido, el arroz… Cuando se hacía un estofado o una salsa te ponían tres o cuatro trocitos contados…

– ¿Pero por qué no es aconsejable la dieta paleolítica?
– Lo que te inspira es hambre. La especie humana lo que ha pasado es hambre desde que apareció en el mundo hasta hace sesenta años. Fíjese, le hablo de algo que he vivido. ¿Y por qué ha pasado hambre? Porque la producción de alimentos era escasísima, no había alimentos para todos. Se cocinaba con escrupulosidad. En la casa no se desperdiciaba nada, con lo que sobraba se hacía la ropa vieja, las croquetas… Todo eso son inventos del hambre.

– La dieta vegana, que excluye todo alimento de origen animal, como los huevos y lácteos, ¿no es saludable?
– No solamente no es saludable sino que no se puede seguir. No hay ninguna persona en el mundo que siga una dieta vegana estricta porque es incompatible con la vida. ¿Entonces, por qué no están muertos? Porque toman complementos químicos -que tanto critican- o de síntesis, o extraídos de productos naturales. Si un señor me dice que es vegano, yo le respondo: ‘Te estoy mirando y no eres vegano’. Le estoy mirando el color de la piel, las mucosas, el brillo de los ojos, los labios, y eso me está diciendo que está tomando cosas que no proceden de alimentos vegetales, porque no aportan ácidos grasos poliinsaturados en cantidad suficiente, ni algunos aminoácidos, algunas vitaminas ni hierro en cantidad suficiente. Sin todo esto se desarrollan enfermedades importantes, tan importantes que si se prolongan en el tiempo producen la muerte. Hablamos de la anemia megaloblástica, la anemia perniciosa, etc.

– ¿El alimento de origen animal es, por tanto, imprescindible?
– Nosotros estamos aquí ahora discutiendo gracias a que algunos antepasados comenzaron a comer carroña. Pero muy poca, porque el humano de hace 200.000 años no podía competir con los grandes carnívoros, comía solo lo que dejaban estos animales. Con la carroña, comenzaron a ingerir algunos ácidos grasos poliinsaturados, y las membranas de sus neuronas pudieron rodearse de esos ácidos. Eso permite que el transporte del impulso nervioso se haga a una velocidad impresionante. Gracias a eso yo puedo ahora explicarle esto, y usted puede comprenderlo. Con la carroña, el cerebro de estos hombres va creciendo, y al mismo tiempo se hacen más inteligentes: consiguen imaginar alguna trampa para coger algún animalito, que tiene ácidos grasos poliinsaturados, y se lo comen.

– ¿Sin comer carne no hubiese sido posible la evolución?
– Hubiese sido imposible. Con los vegetales conseguimos unos niveles insuficientes de algunos nutrientes que son imprescindibles para nuestra actividad biológica. Los que dicen que son veganos, están tomando suplementos nutricionales con estos elementos. Yo no tengo nada contra las farmacias, de hecho soy farmacéutico de origen y nací en una farmacia, pero los medicamentos son para cuando hacen falta, y si no son necesarios, no se deben tomar. Porque, ¿cuál es el objetivo fundamental de la alimentación? Hay una cuestión muy importante que no está en la conversación. Sí, la alimentación aporta nutrientes, pero también produce placer. Uno de los mayores placeres para el ser humano es la comida. ¿Si eso se lo quito, no pasa nada? Si te quito las pocas cosas que te producen placer, estarás deseando morirte y más aún, acabarás muriendo. A un vegano le digo: ¿qué más te dará tomarte un polvo blanco disuelto en agua que un filete de hígado a la plancha con cebollita que está buenísimo? Que tú tienes el capricho filosófico de respetar a los animales, pues lo que tu digas, pero tienes que saber que si no consumes productos de origen animal, tienes que tomarlos con complementos que te los suministren de la forma que sea.

– Muchos veganos y vegetarianos no solo eliminan la carne porque consideran que es más saludable para ellos. Lo hacen porque denuncian que el consumo actual, el crecimiento que es está experimentando, no es sostenible para el medio ambiente.
– Y ahora les doy la razón. Efectivamente. Yo lo que quiero es proteger la salud y el medio ambiente, y lo quiero hacer con ciencia, con inteligencia. Fíjese, yo empezaba la conversación, sin saber a dónde íbamos a llegar, hablando de cuando en un estofado se ponían cuatro trocitos de carne por cabeza. En el mundo moderno rico se está distorsionando la dieta. Una alimentación equilibrada debería ser aquella que aporta entre un 10% y un 15% de la energía en forma de proteínas, entre un 25% y un 35% en forma de grasas, y el resto, entre un 50% y un 60%, en hidratos de carbono. Esa es la dieta equilibrada, sana, saludable, que es además la base de la dieta mediterránea. Pero la estamos trastocando, y estamos tomando un 30% de proteínas y más de un 40% de grasas, mientras reducimos los hidratos de carbono. Eso está teniendo consecuencias patológicas importantes.

– Ya han pasado dos años desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó la carne roja y la procesada entre los productos que elevan el riesgo de padecer determinados tipos de cáncer. Una vez pasada la tormenta que se originó con todo aquello, ¿qué conclusiones podemos sacar?
– Que un exceso de ingesta de carne y, por tanto, de proteínas de origen animal, que son las proteínas más maravillosas del mundo, es malo, malísimo. Pero no por el cáncer, me preocupa más que ese exceso se esté cargando tu hígado y tu riñón. El metabolismo de esa carne te obliga a hacer urea y genera otros tóxicos; está toxificando tu organismo.

– También hay una corriente contraria a los alimentos transgénicos. Desde el punto de vista científico, ¿qué fundamento tienen estas posturas?
– Primero hay que saber lo que es, porque el asunto es que la mayoría no lo sabe. La gente que está en contra piensa que esos transgénicos le pueden perjudicar, ¿pero cómo? Lo que hace nuestro sistema digestivo es digerir el alimento y transformarlo en moléculas sencillas: glucosa, ribosa, aminoácidos, ácidos grasos. Mire, yo, y usted, y todos los que lean el artículo, nos pasamos la vida comiendo genes. Y no nos hemos preocupado por eso. Cuando yo me tomo una paella de conejo, muy famosa en la Región de Murcia, me estoy tomando los genes del conejo, los genes del arroz, del tomate y del pimiento. Todo lo que comemos son seres vivos, animales o vegetales. ¿Le han preocupado alguna vez los genes de la anchoa? ¿Esos genes no le hacen daño y los de la anchoa transgénica sí? Hemos comido ya alimentos transgénicos, como soja o maíz. Se han conseguido prácticamente transgénicos de todos los vegetales y yo diría que casi de todos los animales, aunque no están autorizados. La legislación europea es muy restrictiva. Desde un punto de visto alimenticio, los transgénicos no tienen ninguna importancia. Lo que a los científicos nos preocupa es el aspecto medioambiental. Porque si un transgénico invade una agricultura y por su mayor capacidad y resistencia desplaza a lo no transgénico, pues estaremos probablemente cambiando el medio ambiente de forma notable. Eso es más peligroso. En general, se procura que los transgénicos no sean fértiles, no se puedan reproducir, para evitar este desplazamiento.

– Ha comentado antes que lo que la humanidad ha pasado hasta hace poco tiempo es hambre. ¿Hemos oscilado de ahí a una sobrealimentación o a una mala alimentación? Porque las tasas de obesidad y sobrepeso son altísimas. Afectan, por ejemplo, a tres de cada diez niños y niñas en la Región.
– De un lado, hay una alimentación desequilibrada cuando tomamos lo que debemos en energía pero no en nutrientes. De otro, hay sobrealimentación cuando tomamos más energía de la necesaria, con independencia de qué nutrientes sean. Pero es que además no nos movemos. Han cambiado los hábitos de vida. La gente sale en coche del edificio Cinco Estrellas, frente al Reina Sofía, que es donde yo vivo, haciendo tapones y dando el ‘coñazo’, para llevar al niño a las Carmelitas del Puente, que no sé cuantos metros hay, pero no creo que lleguen ni a 200. La actividad la hemos abandonado, somos sedentarios totales.

– ¿El descenso en el consumo de pan que se está experimentando en Murcia y en toda España es bueno o malo desde el punto de vista de una dieta equilibrada?
– Es malo. Dijimos antes que la dieta debía componerse en un 60% de hidratos de carbono complejos que están en el pan, por tanto en los cereales, y en las legumbres. Estamos reduciendo hidratos de carbono y aumentando la grasa y la proteína, que es algo que hay que mantener a raya. La dieta se ha distorsionado, hay que recuperar el pan. Cuando dicen que el pan engorda recuerdo lo que ya dijo don Francisco Grande Covián: el único alimento que no engorda es el que se queda en el plato. Y añadía: menos plato y más zapato. He ido por veinte colegios dando conferencias con este título. Hay que mandar mensajes que todo el mundo entienda.

– Llama también la atención que en Murcia se consuma fruta por debajo de la media nacional, un 4% menos, según el INE.
– Sí, es lo normal, que no aprecies lo que tienes. ¿Cuántos millones de personas van a ver la Alhambra? Pues hay miles de granadinos que no la han visto. Estuve allí viviendo treinta años y lo acabé entendiendo. Lo tienes ahí y no lo valoras. Nosotros somos la despensa de Europa de frutas y verduras, y la menospreciamos. Viene gente, mucha gente, a vernos, y lo primero que nos dicen es que les llevemos a tomar una parrillada de verduras.

– Tenemos tasas de sobrepeso más elevadas que nunca, pero al mismo tiempo una preocupación por la dieta que lleva a que los supermercados estén llenos de productos ‘light’ o enriquecidos con suplementos. ¿Podemos fiarnos o lo que hay es publicidad más bien engañosa?
– Hay un mal etiquetado. Es algo que se lleva discutiendo desde hace mucho tiempo, y a pesar de que hay dos organismos, uno español y otro europeo, que están trabajando en este asunto, no acaban de dar con la tecla de una etiqueta limpia y comprensible para el ciudadano. A veces he leído una etiqueta y he tardado bastante tiempo en creer entender lo que hay en ese envase. Si a mí, que llevo cuarenta años, me cuesta trabajo, usted no lo puede entender se ponga como se ponga, ni aunque estudie Nutrición.

– De las grasas vegetales, ¿hay que huir?
– Como del demonio. La grasa vegetal es mala, malísima, peor que la grasa animal. Tienen mucho ácido graso saturado. Cuando la veo en un envase me echo a temblar, puede ser hasta grasa hidrogenada, que es una cosa pésima. Pero el problema de la obesidad, como decía, no es por todo esto, es porque comemos mucho y nos movemos poco, así que más zapato y menos plato.

Para ampliar conocimientos no se pierdan: Los veganos tienen dificultad para pensar, Carta a un vegano, Ser vegano es mala idea¿Qué es la comida? ¡Química!
Y tampoco el Mito y timo de los alimentos ecológicos o Vegetariano, vegano y dieta paleolítica.

Read Full Post »

La Injusticia de Hawking

El mismo día que nació Einstein (14 de marzo) conocemos la noticia del fallecimiento de Stephen Hawking, un día negro (como sus famosos agujeros), pero que pasará a la Historia por la instauración de la “Injusticia Hawking”, la fatalidad que permite a la Estupidez no reconocer las aportaciones fundamentales de alguien al Conocimiento.

Estoy seguro que ninguno de los lectores del blog recordará nunca quién fue el ganador del Premio Nobel de Física de 2017, ni de 2016, ni de 2015, ni de…. Ningún Premio Nobel de Física será recordado por la Humanidad, salvo Einstein (y no por su Teoría General de la Relatividad) que fue premiado por explicar en qué consistía el efecto fotoeléctrico. ¡¡¡Pero Toda la Humanidad recordará a Stephen Hawking!!!

Simulación de lente gravitacional por un agujero negro que distorsiona la imagen de una galaxia en el fondo

La i-Real Academia Sueca de las Ciencias (y de la estupidez) encargada de la concesión de los premios Nobel acaba de consumar lo que ya podremos denominar “la Injusticia de Hawking”, es decir, no conceder al eminente Astrofísico Stephen Hawking, en vida, el Premio Nobel de Física, ya que él, junto a Galileo, Newton y Einstein, jamás será olvidado por su grandísima contribución al acercamiento de la Física a la sociedad, además de explicarnos como nadie los agujeros negros. Su obra fundamental, “Breve Historia del Tiempo” está escrita sin emplear ni una sola fórmula para que todo el mundo entienda la mecánica del Big Bang y los mencionados agujeros negros. Vergüenza sueca, y orgullo de la Humanidad. ¡Va por ti, admirado Hawking y Superstar Hawking!

Relacionados: Hawking contra Trump, Stephen Hawking niega la existencia de DiosHawking el extraterrestre y Frases famosas (IV)

Read Full Post »

Adelgazar ¡¡sin esfuerzo!!

Según varios estudios, en estas fechas navideñas los españoles engordamos 3 kilogramos, es decir, que disfrutamos de la comida unos minutos en la boca y la padecemos toda una vida en la cintura. Pero eso se va a acabar drásticamente. Y es que tenemos una noticia esperanzadora:

’’’Un pequeño parche cutáneo es capaz de reducir la grasa en el cuerpo en casi un tercio, afirman científicos de Singapur.

Especialistas de la Universidad Tecnológica de Nanyang, en Singapur, han desarrollado un pequeño parche cutáneo con el que es posible perder peso rápidamente, de forma económica y sin la necesidad de realizar ejercicios o cirugías.

De acuerdo con The Daily Mail, el parche es capaz de reducir la grasa corporal en casi un 30 % en cuatro semanas, al convertir la grasa blanca ‘mala’ que almacena energía, en grasa marrón que la quema. Para ello, el parche emplea cientos de micro agujas cargadas con un fármaco para perder peso ―la hormona tiroidea T3 triyodotironina―, y esas agujas son más finas que un pelo humano. El producto empieza a quemar la grasa en el quinto día de uso.

Según los cálculos de los investigadores, producir el parche costaría alrededor de 3,50 dólares. Hasta el momento el producto ha sido probado en ratones, pero pronto podrían realizarse pruebas en humanos’’’.

Hasta aquí la noticia. Ahora, yo le echaría un vistazo a los artículos siguientes, porque de todos podemos aprender algo, y con alguno hasta podríamos sonreir:

Ser vegano es mala idea y ¿Qué es la comida? ¡Química!, ¡¡Adiós a la obesidad!! Adelgazar y efecto rebote,Consejos para no engordar en vacaciones, Otra manera de adelgazar, Nutrición y fraudes , La Biología estupenda. y el “picante” Adelgazar en la oficina 😉

Read Full Post »

Todos hemos observado noticias que hablan sobre los avances médicos que se van obteniendo por los estudios derivados de la marihuana. Todavía hay quien se toma estos temas a risa pero, desde siempre, este blog ha mostrado su apoyo (haciéndose eco de diversas noticias al respecto) a la seriedad de estos estudios a pesar de la hipócrita posición de muchos gobiernos.

Pues bien, ahora no se trata de ninguna broma: Una universidad norteamericana, por primera vez en la historia, ofrece a sus estudiantes una carrera centrada en el estudio de la marihuana, según ha informado el Washington Post.

Los alumnos aprenderán, entre otras cosas, el cultivo de la planta, su mantención y la venta del cannabis. A pesar de ser una carrera centrada en la mantención del cannabis, los promotores del grado aseguran que no es una carrera para “fumetas” ni para “vagos”. El profesor asociado de química Brandon Canfield, creador de este grado, ha asegurado que el grado no es tan sencillo como parece: “Se estudiarán temas complicados como la química orgánica, la fisiología de plantas, botánica, contabilidad, genética, geografía física y gestión financiera, entre otras”.

Los alumnos estudiarán, entre otras cosas, los compuestos bioactivos de la marihuana, los orígenes vegetales y la química de metabolitos. El programa también incluye la historia del uso de plantas medicinales y la química del cannabis. A su vez, todas aquellas personas que se han apuntado al plan de estudios realizarán extracciones de tejido vegetal para alcaloides y terpenoides en el laboratorio y estudiarán los procedimientos de purificación de las distintas plantas.

El promotor del grado ha explicado que se le ocurrió organizar este plan de estudios después de asistir a la Conferencia Nacional de la American Chemiscal Society en 2016. Allí descubrió una división oficial de química de cannabis en la que escuchó sobre la necesidad de especialistas para esta industria, lo que le impulsó a desarrollar el grado. Tal y como explica en la página web del curso, “el estigma histórico asociado con el cannabis está desapareciendo rápidamente”.

Por esa misma razón, y dado que cada vez son más los estados en los que la marihuana se ha legalizado, Canfield ha apostado por preparar a alumnos para que se enfrenten a un sector en auge. Sin ir más lejos, el estado de Michigan, donde se realiza esta carrera, genera unas ganancias estimadas en más de 700 millones de dólares. De hecho, a lo largo de 2016, la venta legal de esta planta generó 6.800 millones de dólares. De cara al 2021, se espera que la industria crezca hasta 21.600 millones, tal y como ha explicado la empresa Arcview Market Research. (Fuente: SER)

Un doctor, investigador, divulgador, médico… que fuera miembro de la Sociedad Española de Investigación sobre Cannabinoides (SEIC), y de la directiva de la Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento (IACM) debería sentirse muy orgulloso de esta noticia, y máxime después de haber publicado numerosos artículos sobre usos terapéuticos y efectos adversos de la marihuana, y de haber impartido un gran número de charlas en tantas universidades. Yo me siento orgulloso de que alguien así sea un veterano valor del blog. Va por ti RNV.

No os perdáis: Marihuana contra el cáncer y Cannabis en mis zapatos.

Read Full Post »

Científicos norteamericanos y alemanes han desarrollado dos vacunas personalizadas contra el cáncer que han demostrado ser viables y seguras en humanos. Los resultados confirman que ambas estrategias proporcionan beneficios clínicos a los pacientes con melanoma de alto riesgo

El cáncer es una de las principales causas de muerte en el mundo. De ahí, que encontrar un tratamiento eficaz para una enfermedad tan compleja sea uno de los mayores retos de la medicina.

En los últimos años, los expertos han señalado que la mejor alternativa para destruir las células tumorales sin dañar a las sanas es la inmunoterapia, que se encarga de movilizar el sistema inmunitario del paciente para hacer frente específicamente a las células cancerosas.

El problema es que el tumor de cada paciente tiene un conjunto único de mutaciones que primero deben ser identificadas, lo que requiere de estrategias personalizadas de vacunación. Ahora, la revista Nature publica dos estudios independientes sobre dos vacunas que proporcionan beneficios clínicos a los pacientes con melanoma de alto riesgo sin mermar su seguridad.

En el primero de los trabajos, liderado por el Instituto del Cáncer Dana-Farber y el Instituto Broad (ambos en EE UU), los expertos llevaron a cabo un ensayo clínico de fase I en seis personas afectadas por este tipo de cáncer, cuyos tumores habían sido extirpados por cirugía y que se consideraban de alto riesgo de recurrencia.

Cuatro de los seis pacientes no mostraron recurrencia.- La vacuna probada, conocida como NeoVax, provocó una fuerte actividad de los sistemas inmunitarios de los pacientes, con efectos secundarios insignificantes. Las inmunizaciones se iniciaron tras unas 18 semanas después de la cirugía. Los resultados apuntan que cuatro de los seis pacientes tratados no mostraron recurrencia a los 25 meses.

En los otros dos pacientes, cuyo cáncer se había diseminado a los pulmones, la enfermedad reapareció después de la vacunación. En ese momento, se comenzó otro tipo de tratamiento (terapia de control, anti-PD-1) con el fármaco pembrolizumab. Ambos pacientes tuvieron una regresión completa del tumor y permanecen libres de enfermedad.

La vacuna, hecha a medida para cada paciente, contenía hasta 20 neoantígenos personalizados del tumor. Mientras que los antígenos son moléculas que estimulan el sistema inmunitario, los neoantígenos son el objetivo para una respuesta inmune antitumoral.

“Los neoantígenos son moléculas producidas por mutaciones del ADN que están presentes en las células cancerosas, pero no en las células normales. Por ello, son los objetivos ideales para la terapia inmune”, explica a Sinc Catherine Wu, investigadora del Instituto del Cáncer Dana-Farbe y autora principal del primer trabajo.

La respuesta generada por una vacuna neoantigénica es similar a las defensas del cuerpo contra diferentes invasores microbianos. “El sistema inmunológico está cableado para el reconocimiento y la respuesta rápida contra patógenos heterogéneos”, añade Wu.

En el segundo de los trabajos publicados esta semana en Nature, realizado por expertos de varias instituciones alemanas, se recoge el ensayo en fase I de la primera aplicación humana de una vacuna basada en ARN personalizado.

Esta nueva estrategia de vacunación, realizada en 13 pacientes con melanoma, está dirigida a los antígenos del cáncer llamados neoepítopos –fragmentos proteínicos que pueden ser reconocidos por el sistema inmunitario y que sirven como marcadores para identificar y luchar contra el cáncer–.

Aumento de la inmunidad contra antígenos tumorales.- Según Ugur Sahin, primer autor del estudio e investigador en la empresa alemana BioNTech, en todos los participantes la vacuna aumenta la inmunidad contra algunos de los antígenos tumorales específicos de cada paciente.

Así, los resultados revelan que ocho de los trece participantes permanecieron libres de tumores a los 23 meses. Los cinco restantes presentaron recaídas antes de iniciar la vacunación con neoepítopos. Dos de estos pacientes experimentaron respuestas objetivas después de la vacunación y uno de ellos tuvo una respuesta de regresión tumoral completa, después de la administración secuencial de la vacuna y de la terapia anti-PD-1.

“La vacuna provocó muy pocos efectos secundarios, todos de intensidad leve. Es decir, la vacuna es muy segura”, indica a Sinc Sahin. “Estos primeros resultados son muy alentadores. Ahora es necesario iniciar estudios adicionales antes de que esta terapia pueda ser validada completamente como una opción de tratamiento potencial”.

Con respecto a si este hallazgo podría cambiar los diferentes patrones en el tratamiento del cáncer, los autores afirman que de momento se ha trabajado para determinar las mutaciones más adecuadas para cada paciente, adaptar la vacuna y monitorizar los marcadores para valorar si se producía una fuerte respuesta antitumoral.

“Este procedimiento es independiente del tipo de cáncer. Esto significa que puede aplicarse virtualmente a todos los tumores que expresan dichas mutaciones. Dependiendo de la eficacia que se observe en esas dianas, el tratamiento de muchas entidades tumorales podría cambiar significativamente”, concluye Ugur Sahin. (Fuente: SINC)

Hay que leer: ¡El cáncer se puede curar!, El fraude de la Vitamina C contra el cáncer, Hay que depurar la Medicina, Cáncer y ‘pseudomedicina’, En busca del Unicornio y Medicina ‘natural’ y cáncer.

Read Full Post »

Mucha gente ignora que es necesario beber agua cuando se tiene sed, pero no es obligatorio (ni saludable) beber cuando no se tiene sed. Desde hace mucho tiempo yo ya sabía distinguir entre dos litros de agua al día y dos litros de líquidos al día. Es decir, en la fruta, en la ensalada, en el vino o cerveza de las comidas también hay agua. Entonces ¿por qué tragarse, además, dos litros de agua sin gana?

Resulta que ya disponemos de un nuevo estudio que nos avisa de los posibles perjuicios de abusar del agua exclusivamente por la leyenda urbana de “beber dos litros de agua al día es bueno”. Pues no.vaso-de-agua

Científicos de la Universidad de Monash, Australia, han cuestionado el consejo de beber una cantidad de agua predeterminada al margen de la predisposición física. En el estudio, cuyos resultados han sido publicados en la página web de la universidad, los investigadores analizaron con una resonancia magnética los procesos que surgen en nuestro cerebro cuando nos obligamos a beber agua, aunque nuestro cuerpo no demuestre deseos de hacerlo.

Resultó que el cerebro activa los procesos de “inhibición de ingesta” tras el consumo de líquido en exceso. Este mecanismo del cuerpo humano sirve para regular la ingesta de líquidos y nos protege de un exceso de agua, que puede causar una intoxicación potencialmente fatal.

La hiponatremia representa un peligro, porque los niveles vitales de sodio en la sangre se tornan anormalmente bajos. Los síntomas de este proceso varían del letargo y náuseas, pudiendo llegar a convulsiones y el coma, afirman científicos.

“Había casos cuando atletas de maratones recibieron instrucciones de beber mucha agua y murieron en determinadas circunstancias, ya que ciegamente siguieron esas recomendaciones y bebieron muy por encima de lo que necesitaban”, comentó uno de los autores del estudio, el doctor Michael Farrell.

Si solo hacemos lo que nuestro cuerpo nos exige, probablemente vamos a hacerlo bien: simplemente beber de acuerdo con la sed en vez de una programación elaborada“, apuntó Farrell.

No os perdáis: ¿Qué es la comida? ¡Química!, Mito y timo de los alimentos “ecológicos”, Ser vegano es mala idea, El fraude de la Vitamina C contra el cáncer y Vegetariano, vegano y dieta paleolítica.

Read Full Post »

Mandy: Primer Anirversario

mandyHace un año Mandy nos abandonó. Y no fue por voluntad propia sino por uno de esos avatares de la Naturaleza, llamémosle error, accidente, desgracia… Pero su legado permanecerá por siempre. La mejor manera de recordarlo es divulgando sus esfuerzos por intentar un mundo mejor. Como homenaje, hoy plasmaré uno de los geniales razonamientos de los muchos con los que nos ilustró. Aclaró el concepto de “discriminación de la investigación”, mostrando como evidencia dónde ponen sus esfuerzos los científicos y dónde se pierde el tiempo, además de desenmascarar los fraudes de la homeopatía:

”’En la Ciencia actual faltan muchas cosas por descubrir, por saber, pero también tenemos verdades como robles. No intenten, ni se molesten, en fabricar acero mediante la aleación de aluminio/plomo. ¡¡No sirve, es imposible, y el mínimo conocimiento de metalurgia lo dice a gritos!! ¿Por qué diablos un ingeniero tiene que escuchar y prestar atención a tal propuesta?

¡Carajo! ¡¡¡Pues en Medicina hay miles de ejemplos parecidos!!!

He dicho mil veces que investigar cuesta dinero, recursos, tiempo… Y aún así (los charlatanes) piden estudios de lo absurdo, de lo fatuo.
Estudiar ¿qué? Estudios ¿de qué? Investigar ¿qué? ¿A ver si el aluminio/plomo se convierte en acero? ¿O investigar si el extracto de hígado de pato diluido hasta lo infinito, y sin ni tan siquiera un principio activo identificado, logre alguna propiedad terapéutica?

¿De qué nivel de desinformación científica estamos hablando?
Se invierte, se investiga en el boceprevir, pues ya in vitro su principio activo logró inhibir la proteasa NS3, y ya sabemos la importancia de ésta en la replicación viral. Ahhh… ¡¡Un camino que invita a seguir!!

No es que me guste o no la homeopatía, es que se sabe que sus principios son afuncionales. Si funcionaran, si algún medicamento exitoso pudiera salir de ella, alguien buscaría, investigaría, descubriría, y… ¡¡¡LO PATENTARÍA!!!
Saludos a los cuerdos que quedan”’.

Saludos a ti, amigo Mandy, por siempre en la memoria.

PD.- No hagamos de este post otro baño de lágrimas. Elogiemos su lucidez y comentemos sobre su razonamiento lógico. Gracias.

Anaxícrates publicó esto: La homeopatía es perversa. La Sociedad Española de Neurología prácticamente dijo esto: La homeopatía es basura. Y si tienen 14 minutos libres disfruten con James Randi aquí.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: