Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 18/09/13

Ya he escuchado aquello de darle matices New Age o algo parecido a Dios. Ante el absurdo del dios bíblico y los deseos de no estar solos, de tener un vínculo especial con el universo, de sentirse importante, centro de este complejo sistema llamado cosmos, han cambiado a Dios por un ente, energía pura, panteísmo postmodernista, en fin…

Dios o dioses implican divinidad, seres con poderes limitados como los griegos o absolutos como el bíblico, pero que el actuar de dicho poder no se manifiesta por ningún lado. Seres que existen en un nivel “mágico-inmaterial-espiritual”, de cuyo nivel de certeza no tenemos ni un mínimo dato, ni un “bosón”. Y si esto es tan solo del nivel en el que supuestamente habitan. ¡Qué más decir de tales seres!

En cambio tenemos una similitud abrumadora con todas las fantasías humanas, fantasías estudiadas por la Antropología, Psicología, Sociología, más aún, por las Neurociencias. Conocemos sus orígenes, cómo y por qué aparecieron, sus para qué, pero de nada sirve, pues los creyentes piden una “evidencia absoluta” para dejar de creer en tales seres, cuando para pasar por un puente colgante sólo les bastan unas estadísticas aproximadas sobre las caídas o una simple mirada, para decidir si pasan o no.

No puedo creer en divinidades, no con los datos que tengo. No puedo crear lugares imaginarios e inaccesibles para ubicar estos seres y justificar mis miedos, mis deseos. No pueden acomodar a Dios y cambiar su status cada vez que la Ciencia los empuje contundentemente a sospechar que su amigo ‘ser imaginario’ es un ridículo. A ellos, los creyentes, les basta con las estadísticas de American Airlines para subirse a un avión, pero para dejar de fantasear piden “certeza absoluta”. Así nos va.
Firmado: Mandy.

Relacionados: La Ciencia salvó mi alma, Catolicismo, IslámCarta de Richard Dawkins a su hija de 10 años.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: