Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30/06/11

Muerte digna (II)

Oswaldo X, en el post sobre la Muerte digna nos obsequió con este lúcido comentario:
“”Algún filósofo decía alguna vez una frase que me marcó dentro de su bella, pragmática y sincera simpleza; decía que: “cuando la vida es un martirio, el suicidio es un perfecto derecho” y no puedo dejar de suscribirlo, porque en mi experiencia personal y por labor profesional, me toca ver y atender ocasionalmente a seres humanos terminales a quienes la vida los coloca en esa posición injusta de sufrimiento interminable.

La obsesión de los catopedofílicos en inmiscuirse en todos los aspectos de la vida llama a la indignación. Quieren regular nuestra conducta en el lecho privado, regular lo que debe alojar el útero de las mujeres, obligarnos a estar unido a la misma persona por siempre contra la mutua voluntad, evitar la explosión demográfica irracional, y regular hasta nuestro pensamiento.

Nada más digno en la condición de sufrimiento por enfermedad terminal que elegir poner fin a esa injuria de la naturaleza. Es penoso ver que muchos de ellos se aferran a una ilusión teológica inservible y llenan sus habitaciones de santos, estatuas, cruces que NO SIRVEN DE NADA.

Creo amigo Siesp, que dentro de nuestra sociedad aún tan tecnológica y científica, vivimos una especie de neomedievalismo cultural con la conservación de taras del pensamiento como la prohibición del aborto, la eutanasia, el divorcio, la persecución al tráfico de drogas – ¿de qué vale perseguir algo tan arraigado e inevitable en la sociedad y que lleva a más violencia en su persecución? si podría regularse como el consumo de alcohol -, y la creencia en dioses para la masturbación espiritual. Es legítimo soñar, aunque tal vez iluso, que en una sociedad futura, la inteligencia pragmática de la especie se imponga y nos libere de las metástasis del oscurantismo.””

NOTA DEL BLOGMASTER: Lo peor que mantienen las religiones monoteístas (y más la secta católicopedófila) es que desde sus inicios odian el cuerpo, odian la carne. Consideran la carne como un mal y sólo “el alma” es la parte buena de la persona. Ante la imposibilidad de tratar el alma (por su inexistencia) de la misma manera que tratamos el cuerpo (disfrutando de él o intentando curarlo de enfermedades), la única función de los canallas ensotanados es erigirse en “salvadores” del alma. ¡Nadie les podrá pedir la “hoja de reclamaciones” cuando comprueben que han sido engañados por estos sinvergüenzas de lo espiritual al venderles una sumisión a su voluntad a cambio de prebendas y placeres en “el más allá”!, ¡¡justo donde no podremos exigirles responsabilidades penales!!

En fin, un buen cuerpo bien usado es mucho mejor que condenar la carne al sufrimiento. Sólo una loca como fue, por ejemplo, Teresa de Jesús, puede fomentar semejante estupidez… ¡y la hicieron santa!

Relacionados: El cinismo del Vaticano, Muerte dignaCorrupción en el Vaticano, El Papa y sus delitos, El estado Vaticano, Curas pederastas, El Papa Benedicto XVI y “su moralidad”,Pederastas y violadores,y La vía hacia el ateísmo.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: