Feeds:
Entradas
Comentarios

Un ateo no lo haría…

(Reedición de un post publicado hace 7 años)

A la vuelta de año, en la época en que los presidentes hacen sus campañas, John mandó a Bobby con el ejército y todo USA. Derrotaron completamente a los vietnamitas y sitiaron Hanoi, mientras John se quedaba en Washington. Una tarde en que John se había levantado de su siesta y daba un paseo por la terraza, divisó desde lo alto de la terraza a una mujer que se estaba bañando; la mujer era muy hermosa. John preguntó por la mujer y le respondieron: “Es Marilyn, hija de Albert y esposa de Arthur Miller”.

 

BE027304John mandó a algunos hombres para que se la trajeran. Cuando llegó a la residencia de John, éste se acostó con ella justamente después que se había purificado de su regla, luego se volvió a su casa. Al ver que tenía retraso, Marilyn le mandó decir a John: “Estoy embarazada”.

 

Entonces John envió este mensaje a Bobby: “Mándame a Arthur Miller”. Y Bobby mandó a Arthur Miller…

 

La historia continúa con el intento por parte de John de hacer yacer a Arthur Miller con Marilyn para que “cargase con el mochuelo”, pero, al no conseguirlo, John decidió devolverlo al frente de batalla y prepararle una emboscada para que perdiera la vida, y así fue. La inmoralidad y el asesinato premeditado y con alevosía deberían ser duramente castigados. Pero fue peor. ¿Qué opinamos de este comportamiento?

El rey David

El rey David

Al texto en cursiva cámbienle ustedes los nombres: John por el rey David, Marilyn por Betsabé y Arthur Miller por Urias, entonces se hallarán ante la reproducción literal de 2 Sm. 11, 1-26, del “sagrado texto de la moralidad que es la Biblia”.

 

El rey David, el ungido de Yavé, que en un principio no agradó a éste, no fue lapidado junto a Betsabé tal como manda el código jurídico divino (Lv. 20, 10), sino que el “castigo” infringido por el “Altísimo” consistió en matar a un inocente, matar al hijo engendrado. Dios protege al criminal (que es de su propia calaña) y se ensaña con los inocentes como suele hacer tan a menudo según el “libro sagrado”. Además Yavé incumple también su propia ley “Aléjate de la mentira. No harás morir al inocente ni al justo, porque yo no perdonaré al culpable” (Ex 23,7) ¡Chúpate esa!

 

No crean que he sacado este caso a relucir porque lo haya encontrado por casualidad en la Biblia, no. Tras inspirarme Pepe Rodríguez este post, podría haber tomado un texto al azar y el disparate, el encubrimiento de asesinos, las violaciones encubiertas por Yavé y lo peor de la moralidad, podrían haber salido a la luz. Hay decenas de ejemplos de “santos varones” como Abraham, Isaac, David, etc. cometiendo crímenes deleznables y encubiertos y premiados por Yavé. Esa es la moralidad.

Relacionados: Misterios de la Biblia (I) o Misterios de la Biblia (II), o La vía hacia el ateísmo y también El Papa Benedicto XVI y su “moralidad” o ¿Desaparecerá la Iglesia Católica?

Como sigo de viaje por América, vuelvo a reeditar otro post antiguo que conserva toda su vigencia. Pero recordad que sigo moderando los comentarios:

Salvador Freixedo fue sacerdote jesuita durante 30 años hasta que “vio la luz”. Se dejó de monsergas y, aunque es un defensor de la existencia de inteligencias extraterrestres (con las mismas pruebas por las que no defiende el cristianismo), nos deja muy buenas reflexiones y estudios en su libro “Cristianismo, un mito más” (Ed. Posada SA, México, 1987, páginas 45-48). Además, téngase en cuenta que, de los libros sagrados” no se conserva ningún manuscrito original, sólo traducciones de copias y otras traducciones.

 

freixedo2“(…) Por mucho tiempo el texto de la mayor parte del Antiguo Testamento estuvo escrito en pergaminos en los que no había separación entre capítulos, ni entre párrafos, ni entre palabras. Era todo un mazacote ininteligible de letras mayúsculas. Y lo más grave de todo: las letras eran todas consonantes, porque los escritos hebreos no tenían vocales; sencillamente había que irlas adivinando. Imagine el lector que su biblia actual estuviese

escrita así: NLPRNCPCRDSLCLLTR.

 

Para el que sabe cómo comienza la biblia, no resulta muy difícil intercalar las vocales apropiadas y caer en la cuenta de que ese mazacote de consonantes puede ser leído así:

ENELPRINCIPIOCREODIOSELCIELOYLATIERRA. Pero el que se enfrenta con todas esas letras por primera vez, puede con el mismo derecho leerlo así: NIELPRINCIPECUERDOSELUCEALAALTURA… o de cualquier otra manera que él se imagine. Y este estado de cosas duró bastantes siglos. Esta ha sido precisamente la causa de la diferencia en los dos nombres que en la actualidad se le dan a Dios en las diversas biblias. Ciertos sectores protestantes más conservadores y los Testigos de Jehová —entre otros— tienen como algo sagrado el nombre de Jehová, mientras que para otras denominaciones protestantes más cultas y para los católicos, este nombre es un positivo error y en vez de él usan el de Yahvéh (simplificado en Yavé o Javé).

 

La razón de esta diferencia (que para los fanatizados «jehovistas» tiene una enorme importancia) es precisamente lo que estamos diciendo. Por carecer de vocales los códices antiguos hebreos y por no pronunciar jamás el nombre sagrado de Dios (Yahvéh) pronunciando en su lugar el nombre de Edonay (que significa Señor), con el paso de los años el pueblo hebreo se fue olvidando de las vocales que había que colocar entre las consonantes J (o Y)HVH y terminó por no saber cómo se pronunciaba el nombre de Dios. Cuando hacia el año 600 los rabinos le pusieron las vocales Letras Hebreas de Yahweh correspondientes a todo el texto bíblico del Antiguo Testamento, en vez de intercalar las vocales originales A E, intercalaron las vocales de la palabra que venían pronunciado hacía siglos, es decir, las vocales EOA de Edonay, resultando de ello la palabra Yehovah o Jehova; y así se siguió haciendo durante mucho tiempo, hasta que en el siglo pasado los escrituristas más famosos -protestantes, católicos y judíos- se pusieron de acuerdo en que el nombre «Jehová» era un error. Pero la ciencia llegó tarde porque ya para entonces muchos videntes e iluminados habían tenido apariciones e inspiraciones en las que «el mismo Dios les había hablado de la sacralidad del nombre de Jehová» (esto es, ¡la hipótesis confirmada por la propia hipótesis! –N. del blogmáster)letras-yave1

 

Si esto ha pasado con una de las palabras más importantes de la biblia, imagine el lector lo que tiene que haber pasado con miles de otros pasajes menos importantes. Por su parte las traducciones griegas y latinas más antiguas tenían sus vocales correspondientes, pero los códices estaban escritos sin separación entre las palabras y sin signos ortográficos, lo cual era fuente de muchos errores a la hora de interpretar el texto. El clásico ejemplo «RESUCITONOESTAAQUI» puede ser interpretado: ¡RESUCITO!; ¡NO ESTÁ AQUÍ!, o también: ¿RESUCITO? ¡NO!; ¡ ESTÁ AQUÍ!, etc.

Éstas son sólo algunas de las muchas razones para las más de cien mil variantes de que hablábamos anteriormente.

 

Porque hay más razones, derivadas fundamentalmente del propio lenguaje antiguo y ya perdido que se usó en muchos de los textos y debidas también a los naturales errores de los copistas que por horas y horas cumplían la tediosa tarea de reproducir a mano viejos y enrevesados manuscritos. En algunas ocasiones bastó que se hubiesen olvidado de poner un punto encima o abajo de la consonante o que lo hubiesen puesto abajo en vez de ponerlo arriba —error facilísimo de cometer— para que la palabra o el párrafo entero cambiasen por completo de sentido en el códice hebreo (…).

 

(…) Por eso apuntaba unas líneas más arriba, que es absolutamente risible el oír a muchos predicadores (…) esgrimir como una espada tal o cual palabra o verbo específico, como si estuviese todavía caliente, recién salido de los labios de Dios.”

Relacionados: Misterios de la Biblia (I), Misterios de la Biblia (II), Misterios de la religión, La vía hacia el ateísmo y La religión es un timo.

Esta vez viene protagonizada por dos científicos que, sin duda, han bebido demasiado.

El titular de la noticia (y aquí la responsabilidad es del periodista) es horripilante: “Astrónomos descubren cómo los extraterrestres ocultan sus planetas a los humanos” ¿? Habría que recordar a algunos medios informativos que el carro debe ir detrás de los bueyes y no al revés porque, para poder tragarse ese “trabajo” de unos astrónomos, ¡primero hay que demostrar la existencia de extraterrestres!

Me suena esa perversión de los hechos, ¿y a vosotros? Veamos. La religión se inventa un dios y, una vez inventado, se le dota de todos los privilegios de lo que no podemos dominar.láser ocultando planeta

De manera que la noticia sobre ocultación de planetas no contempla la posibilidad de que simplemente no existan. En ella se dice que los aliens utilizan láseres que ciegan al telescopio espacial Kepler y el espectrógrafo HARPS para no ser detectados. Yo me habría inventado que los aliens ocultan sus planetas telepáticamente o con magia, y el efecto sería el mismo.

Los investigadores David Kipping, de la Universidad de Harvard, y Alex Teachey, de la Universidad de Columbia (EE.UU.), sostienen que los fracasos en la búsqueda de civilizaciones avanzadas en el universo se deben a que los alienígenas simplemente no quieren entrar en contacto con los humanos y ocultan su presencia haciendo que su planeta sea invisible para nuestros instrumentos de búsqueda de vida extraterrestre… ¡¡Coño!! ¡¡Igual que en las religiones, donde dios no interviene JAMÁS porque nos concede el libre albedrío!! Y ahora, a soportar a los vendemisterios en sus “púlpitos” alegando que “la Ciencia” apoya sus paranoias. ¡No señores, no! La Ciencia no apoya a los imbéciles. Simplemente, algunos científicos también tienen derecho a beber en una fiesta.

Muy interesantes: Los aliens están todos muertos, Inteligencia extraterrestre, ¿Dónde están los extraterrestres?, Vida extraterrestre, Misterios del Universo (I), Conspiración ovni, OVNI: La muerte anunciada y Ovnis, ¿un mito muerto?

Algo que pensábamos que no podría volver a suceder está ocurriendo en España: La interpretación de la Ley por los tribunales ha abierto la puerta al retorno de la Inquisición en pleno siglo XXI.

Hace unas semanas publiqué un post sobre un juicio por “herir los sentimientos religiosos”, y ahora ¡¡ha vuelto a ocurrir!! ¡¡Se viene encima otro juicio por lo mismo!! ¿Hasta cuánto vamos a aguantar para acabar con esas anacrónicas disposiciones legales? Es evidente que el gobierno de meapilas del PP no lo va evitar.La Poetisa Dolors Miquel

Resulta que una “asociación de abogados cristianos” ha denunciado a la poetisa Dolors Miquel por “herir los sentimientos religiosos”. En la lectura del pregón de unas fiestas leyó un poema titulado “Mare Nostra” que ofendió tanto a los concejales del Partido Podrido que abandonaron el acto –esta gente no se ofende por lo que sus dirigentes están saqueando–. ¡¡Y ahora le ponen una demanda por herir los sentimientos religiosos!!

Yo no he puesto ninguna demanda por herir MIS sentimientos religiosos (le tengo asco a la semana santa y acabo de tragarme un montón de desfiles que hieren mi sentimiento)

Los tribunales han abierto la caja de Pandora y esto se está poniendo caliente. La secta católica (en sus múltiples acepciones: asociación de abogados cristianos, Partido Podrido, etc) está consiguiendo implantar de nuevo la Inquisición. Y nosotros todavía dejando que el PP siga manteniendo y abonando esta actitud.

Como decía Josep Ramoneda: ¿Por qué los sentimientos religiosos merecen especial protección? ¿A alguien se le ocurriría acudir al juzgado por sentirse herido en sus sentimientos conservadores, liberales, socialistas, comunistas, agnósticos, ateos, ecologistas, animalistas, vegetarianos o esotéricos? ¿Verdad que sería ridículo? Pues Dios y la Patria mantienen este absurdo privilegio.

No os perdáis: Juzgar sentimientos religiosos = disparate, “Hoy va a ser tu último día y te voy a matar”, Los tribunales se cubren de más mierda, El Tribunal Supremo se cubre de mierda (III), El Tribunal Supremo se cubre de mierda, Constitución Española, El Tribunal Supremo se cubre de mierda (II) y El mundo al revés.

Boicot a César Cadaval

Vergüenza de CadavalEl cómico español César Cadaval, que forma con su hermano el decadente dúo humorístico Los Morancos, se ha convertido en diana de la indignación de los internautas tras aparecer en una foto con un leopardo que mató en un safari en Botswana. Tipos así merecen nuestro desprecio para siempre, porque el honor se gana a lo largo de toda una vida pero se pierde en un solo segundo. Estamos en el siglo XXI: César, ¡das asco en esa foto!

A no perderse: El toro de la Vega o vergüenza humana, Muerte en España y yo no lo siento, ¡Visca Catalunya!, Zoológicos, Antitaurino, La cruda realidad del toro

En este blog no estamos solos a la hora de condenar la oscura y perversa actitud de la secta católica por empeñarse en canonizar a otro criminal más en su ya larga lista del santoral que manejan. Y otra evidencia más la presenta Krithika Varagur en El Huffington Post.

Cuando en 2013 me hice eco de las fechorías y crímenes de Teresa de Calcuta más de uno me echó en cara mi anticlericalismo. Pero la evidencia es la evidencia y las cosas son como son, y no como los creyentes creen.

Esto es lo que dice Varagur al respecto:
‘’’La madre Teresa no era ninguna santa. El 4 de septiembre de este año, la Madre Teresa pasará a ser santa Teresa. Esto no sorprende a nadie; fue beatificada en 2003, lo cual marca el camino claro hacia la canonización. Pero es lo último que necesitábamos. Ella no fue ninguna santa.

Canonizar a la Madre Teresa significaría sellar su problemático legado, que incluye conversiones forzadas, relaciones cuestionables con dictadores, una mala gestión y unos pésimos cuidados médicos. Lo peor de todo es que ella fue la persona blanca por excelencia que se puso al servicio del tercer mundo -la razón de su imagen pública- y la fuente de desmesuradas cicatrices en la psique poscolonial de India y su diáspora.

Un estudio de 2013 de la Universidad de Ottawa desmontó el “mito de altruismo y generosidad” que rodea a la Madre Teresa, concluyendo que su santificada imagen no se correspondía con los hechos, y que era básicamente el resultado de una potente campaña de los medios por parte de una Iglesia católica descompuesta.

Aunque tenía 517 misiones en 100 países en el momento de su muerte, el estudio reveló que casi nadie que iba buscando cuidados médicos los encontró allí. Los médicos observaron condicione s antihigiénicas, incluso insalubres, comida inapropiada y ningún analgésico, no por falta de financiación -ese no era un problema para la orden de la Madre Teresa-, sino por lo que los autores del estudio califican como una “concepción particular del sufrimiento y la muerte”.

“Hay algo bello en ver cómo los pobres aceptan su suerte de sufrir como en la Pasión de Cristo. El mundo gana mucho de su sufrimiento”, dijo una vez la Madre Teresa a un extrañado Christopher Hitchens, periodista y autor de ensayos centrados en la religión, entre otros temas. Incluso teniendo en cuenta la noción cristiana de la humildad, ¿qué tipo de pensamiento perverso subyace tras este razonamiento?

[…] ¿Y cómo ayudó a esa gente pobre? Con recelo, si es que los ayudó en algo. Tenía un “motivo ulterior” persistente para convertir a parte de la población hindú más vulnerable y enferma al Cristianismo, como afirmó un trabajador del gobierno indio el año pasado. Incluso existen registros que apuntan a que ella y sus monjas intentaron bautizar a personas agonizantes.

Esta crítica hacia la monja y su orden podría parecer insignificante si no fuera por la incansable campaña de la Iglesia por hacer de ella algo más.

La campaña empezó durante su propia vida, cuando el periodista británico anti-abortista Malcolm Muggeridge convirtió la imagen pública de la Madre Teresa en su singular cruz que portar, primero con un documental hagiográfico en 1969 y luego con un libro en 1971. Puso en marcha la decisión de situarla en el “mundo del mito” en vez de en la historia.

Su beatificación póstuma se llevó a cabo con el fervor de alguien que no quería que le pillaran. El papa Juan Pablo II no aplicó los cinco años de espera reglamentaria tras su muerte para comenzar el proceso de beatificación y lo lanzó sólo un año después de que muriera.

Se podría pensar que una mujer que dio lugar a tan extraordinarias medidas debía ser irreprochable. En cambio, la Madre Teresa se codeó con notorios déspotas como Jean-Claude Duvalier, de Haití (de quien aceptó la Legión de Honor en 1981), y Enver Hoxha, de Albania.

Nada de esto es especialmente nuevo. La mayoría ya salió a la luz en 2003, cuando fue beatificada, durante la polémica con Christopher Hitchens y en el documental de Tariq Ali, Hell’s Angel [Ángel del infierno]. No trato de hablar mal de los muertos.

Pero la inminente santidad de la Madre Teresa me resulta irritante. Hacemos a dios a nuestra imagen y vemos la santidad en quienes se nos parecen. En este sentido, la imagen de la Madre Teresa es una reliquia de la supremacía blanca occidental. Su glorificación viene a costa de la psique india, de mi psique india. Por los mil millones de indios y de la diáspora a quienes metieron a la fuerza la idea de que es distinto, y mejor, cuando los blancos nos ayudan; que aprendieron que una conversión forzada te daba vía libre; que descubrieron el indignante dato de que uno de los cinco “indios” premiados con un Nobel es una mujer que dejaba morir a los enfermos. La pobreza no es bella, es terrible. La Madre Teresa será la santa patrona de los blancos que se vayan de año sabático, no de ninguna persona de color’’’.

Relacionados: USTASHA: Criminales del siglo XX, Corrupción en el Vaticano, “Negocios” de la Iglesia, El estado Vaticano y El papa y sus delitos o Juan Pablo II ¿santo?

Últimamente van saliendo noticias sobre ciertos investigadores que intentan justificar científicamente lo que, según los vendemisterios, sucede en el famoso triángulo de las Bermudas. Y el error de esos investigadores es partir del hecho de considerar esa zona geográfica como fuente de sucesos que no ocurren en otros lugares. ¡Y no es así como se investiga!

Para ello, si mis amigos lectores del blog no han leído el artículo que publiqué desvelando el misterio del triángulo de las Bermudas, no hay más que leer lo que tres verdaderos científicos han publicado sobre lo que sucede realmente y los “misterios” de las numerosas historias sobre desapariciones “inexplicables” de aviones y barcos en esa vasta zona que abarca el triángulo entre Miami, islas Bermudas y Puerto Rico.triangulo bermudas

“Hay un montón de versiones alocadas sobre lo que sucede de verdad en el Triángulo. Algunos dicen que se trata de alguien perteneciente a la Atlántida hundida que devora las naves; otros culpan a los portales interdimensionales y otros a los ovnis. Existe también una versión hidrológica que culpa a las mareas anormales en esos lugares”, afirma Benjamin Radford, escritor e investigador de lo paranormal, en el portal thequestion.ru.

Radford cuenta que el primero en hablar sobre esta región fue Charles Berlitz. “Por desgracia, casi todo su libro es mentira. Está repleto de errores y de hechos poco científicos. En definitiva, nació una hermosa leyenda sobre el misterioso Triángulo de las Bermudas solo porque Berlitz no sabía cómo trabajar con los hechos”, indica el investigador. “La verdad es que los buques y las aeronaves no desaparecen en esa zona más que en cualquier otro lugar de la Tierra”.

“Los mitos sobre el Triángulo son sólo una excusa para las bromas”.- Por su parte, Stephen Giovannoni, profesor del Instituto de Oceanografía de las Bermudas, sostiene que “en el Triángulo de las Bermudas en realidad no ocurre nada misterioso”. “Los mitos sobre el Triángulo para las personas que trabajan allí son solo una excusa para bromear. Por ejemplo, si no podemos encontrar algo o se rompe el equipo, le echamos la culpa al ‘vórtice magnético'”, asegura.

Giovannoni añade que lo realmente interesante de esta zona son las “excelentes condiciones” para estudiar el impacto del calentamiento global en los bancos de arena del océano. “Esta investigación es mucho más emocionante que cualquier naufragio”, indica.

“El Triángulo de las Bermudas es para los perezosos”.- “Santa no existe, el Conejo de Pascua no existe, no existe el Ratoncito Pérez. El Triángulo de las Bermudas tampoco existe”, opina Michael Barnette, biólogo marino y fundador de la Asociación de Exploradores Submarinos.

“Es mucho más fácil culpar de todo al ‘misterioso e inexplicable enigma’ que pasar tiempo indagando registros de naufragios y analizar las verdaderas causas de los accidentes. El Triángulo de las Bermudas es para los perezosos”, sentencia.

No se pierdan: El Triángulo de las Bermudas y ¿Qué es investigar?

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 520 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: