Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 2/11/20

Nuestro amigo y comentarista Baldo nos dejó en el post La Biblia NO es sagrada este perfecto comentario:

‘’’La Biblia no es un libro nefasto por sí mismo, simplemente refleja el pensamiento primitivo y animista de una cultura inmersa en el contexto histórico de la edad de bronce, en el fondo es la historia de un pueblo envuelta en mitos y leyendas. Así escribieron su historia otras culturas de la época.

La Biblia refleja las aspiraciones nacionales e ideológicas del pueblo hebreo, las disputas de poder entre sus distintos grupos religiosos y civiles; la Biblia es ante todo un resumen del conflicto de los intereses particulares de clases sacerdotales rivales que fueron realmente quienes escribieron los textos. Lo nefasto y peligroso es tomar estos escritos de hace milenios como una verdad incuestionable, y todavía más nefasto creer que es la revelación de un dios y pretender que sus ideas, ordenanzas, leyes y normas deben ser impuestas a la sociedad. Eso es lo reprochable y condenable’’’.

Este libro ES la biblia de la Libertad de pensamiento

Yo, Siesp, que soy más prosaico, defino la Biblia como un simple compendio de cuentos con el que unos pastores descerebrados con insolación sometieron a sus tribus. Y como se demostró una buena “receta” para adquirir poder sobre los atemorizados conciudadanos, pues rápidamente se corrió la voz. En Oriente se inventaron su propio libro “sagrado” para someter a los suyos. En el extremo Oriente otros santones se encargaron de lo mismo. Y en lo que hoy es América, antes de que los católicos llegasen con sus forzadas conversiones y matanzas, los chamanes y gurús mayas, aztecas, incas, etc, mantenían atemorizada a su población con sacrificios a unos dioses que jamás han actuado en NINGUNA parte.

El Gran Mandy nos dejó su “sentencia” sobre Dios que bien se puede aplicar a la Biblia: “La hipótesis de Dios carece de pruebas suficientes que la sustenten, y por tanto no forma parte de mi vida ni de mi interés. Pero lo que se hace en nombre de Él, y las catastróficas consecuencias que trae para la Humanidad, sí es de mi interés”.

Y el colofón lo pone la lucidez de José Saramago, Premio Nobel de Literatura 1998: “En ningún momento de la Historia, en ningún lugar del planeta, las religiones han servido para que los seres humanos se acerquen unos a los otros. Por el contrario, sólo han servido para separar, para quemar, para torturar. No creo en dios, no lo necesito y, además, soy buena persona”.

Obligatorio ver Apostasía como virtud, pero iréis al infierno si no le echáis un vistazo a: El nombre de Dios, Los “tontos” de la Biblia y Fanatismo religioso (humor)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: