Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20/01/19

En alguno de mis momentos de asueto suelo hacer un recorrido por los programas denominados “de misterio” en las diversas emisoras de radio y televisión. Voy a excluir de esta reflexión las creencias religiosas simplemente porque éstas se atascaron ya hace siglos, es decir, ninguna de las grandes religiones clásicas ha rectificado jamás ningún disparate de los miles que se enuncian en sus panfletos “sagrados” (esa es otra: ¿quién dice que esos “libros” sean sagrados?)

Pero voy a tratar de situar en el centro del debate la deriva hacia el ridículo que han adoptado los variopintos programas “de misterio” de las ondas hertzianas. ¿Se han dado cuenta de que ya no se habla en ninguno de ellos de “la pila de Bagdad”, ni de “la máquina de Antikitera”, ni del “monstruo del Lago Ness”, “la bola negra de Ucrania”, etc., etc.?

Los presentadores de esos programas comenzaron su andadura por el denominado “mundo del misterio” con las historias mencionadas pero ya no hablan de ellas en sus actuales programas. ¿Por qué? Pues porque a fuerza de “palos” ya se han dado cuenta que sería ridículo seguir manteniendo una actitud por la que ya nadie se deja embaucar. Sin embargo, ahora se dedican en esas “reuniones de pazguatos” (sus programas) a relatar toda clase de noticias actuales que hablen de luces en el cielo y el famoso y recurrente momento en el que emiten las psicofonías que sus partidarios obtienen poniendo grabadoras y disfrazando esa acción con una “hinbestigación”.

Llenan sus horas de emisión con voces extrañas. ¿Me quieren explicar qué han conseguido con tantas décadas grabando tonterías? Porque hoy, en 2019, siguen igual de estancados en su círculo vicioso como en los años 50 cuando se descubrió esta memez.

Respecto a los ovnis, idem de lo mismo. Relatos de avistamientos igual que en 1947 cuando empezaron con esta línea de “hinbestigación”. Cuando un tonto sigue una línea, la línea se acaba pero el tonto sigue. ¿Qué sabemos hoy de los ovnis que no supiéramos ya en 1947? Lo mismo. No hay evolución.

Sin embargo, los programas quieren sobrevivir. Y para ello nada mejor que completarlos con noticias de la Ciencia. Hablan de los exoplanetas que vamos descubriendo, de las posibilidades de encontrar vida en los mismos… ¿pero no habíamos quedado que ya hemos contactado con multitud de civilizaciones extraterrestres? Y los muy desahogados se atreven a criticar a los científicos.

De verdad, amigos, les prometo que me produce vergüenza ajena escuchar tanta imbecilidad en esos programas. Algunas veces traen historias que, si se vendieran como pura fantasía, estarían bien. Pero las venden como realidad, como una conspiración que sólo ellos (los presentadores y su séquito) son capaces de ver. Repito, vergüenza ajena.

¿Qué hacen los dioses de los creyentes en el mundo actual? Nada. ¿Qué hacen los extraterrestres hoy en día? Nada. ¿Y qué diferencia hay entre unos dioses que no hacen nada o unos aliens que tampoco hacen nada, y unos dioses o aliens inexistentes? Ninguna. No existen. Y la prueba de su existencia corresponde al que afirma, no a mí, que soy el que los niega, porque detrás de mí están las décadas y siglos que demuestran su inacción.

Hala, a seguir grabando tonterías de voces en casas abandonadas. A seguir con sus “alertas ovnis” para llenar horas de radio. A seguir haciendo el ridículo para una mente normal. ¿Cómo debe estar estructurada la mente de quienes siguen perdiendo el tiempo acudiendo a templos religiosos o desvelándose por escuchar a unos presentadores que tantos años llevan viviendo del cuento?

No os perdáis la Lista incompleta de fraudes (ni los links anteriores del post)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: