Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29/08/13

El Yeti y los JJ Benítez

Respuesta de mandy a un comunicante que defiende los cuentos de los JJ Benítez del mundo como si fueran ciertos, con los testimonios de sus familiares.¿Una vieja o una joven¿

‘’’¿Has visto uno de esos libros que titulan Optical Illusions?
Pues deberían llamarse Fallas cerebrales. Unos cuantos trazos combinados y… ¡Bum! , suficiente para torcer el cerebro. Más aún, la mente humana es muy susceptible a todo tipo de ‘imaginación versus alucinación’. No digo que sea ninguno de tus relatos, no lo sé, sólo te pido que recurramos a lo que tenemos, a lo que sabemos.

Por ejemplo: Al norte de Georgia y Carolina del Norte se escuchan incontables historias sobre Bigfoot (el yeti), por toda la región te puedes encontrar alguien que tiene un amigo o primo que lo vio. Una amiga cercana me contó su historia de un día de camping.

Ok, en Ciencia el testimonio visual es una de las categorías más bajas que existen en cuanto a pruebas, por lo ya narrado y más. Ahora unas pocas preguntas, no a Ud., sino a los lugareños NorthGeorgia: ¿No muere el yeti nunca? No tenemos ni un fósil ni un huesito de los tantos y tantos ejemplares vistos. Todo se resume a fotos borrosas y narraciones. ¿Nadie logró una muestra de tejido, de pelo, algunas gotas de sangre, un diente roto quizás? ¿Por qué no encaja el yeti con ninguno de nuestros registros fósiles?

Historias de narraciones y testimonios tenemos la Historia humana repleta: Vampiros, hombres lobo, duendes, hadas, fantasmas, dragones, yetis, monstruos de todo tipo, serpientes gigantes, caballos con alas, unicornios, ángeles, hombrecitos verdes, platillos y una lista infinita. ¡¡Y ni una sola prueba que, al menos, invite a que se puedan invertir 10 dólares en una investigación!!

Ahhhh, eso sí, al vulgo le gusta, al público le encanta, los saca de su monotonía, les da un toque de misterio que fascina, y los JJ Benítez lo saben, y lo explotan al máximo. Si él mismo (Benítez) estuviera convencido de la existencia del yeti, por decir un ejemplo, no saldría a entrevistar testigos dudosos y alucinados. Saldría y su convencimiento lo obligaría a no regresar hasta traer un hueso, un pedazo de piel,… y gritar a todo pulmón a los cuatro vientos: ¡¡HEY, MIREN, Y NADIE ME CREÍA, AJAAA, AQUÍ ESTÁ LA PRUEBA!! Pero él sabe de lo que habla, conoce su ‘negocio’ y no lo va hacer’’’.

Relacionados: El mito del Yeti y El fraude científico de Planeta Encantado.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: