Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 18/03/13

No. Por la propia definición, si son imaginarios no pueden existir. Veamos unos ejemplos.

¿Existe el ratoncito Pérez? A ver si hay alguien capaz de demostrar que NO existe.
¿Existe Papá Noel? A ver si hay alguien capaz de demostrar que NO existe.
¿Existe la Atlántida? A ver si hay alguien capaz de demostrar que NO existe.
¿Existe el Yeti? A ver si hay alguien capaz de demostrar que NO existe.
¿Existe Dios? A ver si hay alguien capaz de demostrar que NO existe.
Y así podríamos seguir poniendo ejemplos hasta hartarnos.

Si dejamos estas cuestiones en manos de los magufos, rápidamente contactarán con el Canal Historia (History Channel) que enseguida gasta recursos en mandar una expedición al Himalaya o a Holanda o a Villacapullosenvinagre con unos cuantos “iluminados” que dicen ver los vestigios y huellas de estos seres imaginarios en alguna imagen del Google Earth.Mamá Noël

Todo esto viene a colación de la eterna disputa en la que se enzarzan los creyentes sobre la Realidad. Es decir, ¡exigen de nosotros –los escépticos– que probemos la no existencia de esos seres! Así no funciona el mundo.

¿Entenderán algún día los creyentes que la carga de la prueba corresponde al que afirma? ¿Entenderán de una vez que la carga de la prueba corresponde a la DEMOSTRACIÓN DE EXISTENCIA?

El ejemplo fundamental es evidente. Imaginemos que un matrimonio tiene solamente un hijo, pero nosotros afirmamos que existe un segundo hijo. ¿Cómo puede probar ese matrimonio que nosotros mentimos? Es imposible. Sin embargo ¡¡qué fácil es PROBAR la existencia de ese segundo hijo!! Basta con presentarlo, realizarle los análisis de ADN y— ¡voilà! ¡Demostrado!

¿Entenderán algún día los creyentes en qué consiste el Método Científico? Entran al blog a reprocharnos nuestros conocimientos, que no serán completos, pero demuestran que su ignorancia es completa. Su estupidez es infinita y, contra ésta, los propios dioses luchan en vano. Por lo tanto, nosotros también luchamos en vano contra el cinismo, estupidez e ignorancia de los creyentes.

Si yo fuera creyente me limitaría a llevar “mi cruz” en secreto, en el ámbito de lo privado, y no entraría en foros de gente con conocimientos a presumir de ignorancia. Si Dios existiera, no habría creyentes, sólo habría científicos.

Relacionados: En busca del Unicornio, ¿Existe Dios? No, La Atlántida, punto y final, El “misterio” de Yonaguni, Las canteras de Sacsayhuaman, Machu Picchu, De Paititi a El Dorado, La bola negra de Ucrania, Isla de Pascua: Misterio resuelto, Las piedras del Valle de la Muerte, Las líneas de Nazca, y Cómo levantar grandes piedras: misterio resuelto.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: