Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21/08/12

“La Acupuntura puede matar por omisión”. Por defensor acérrimo que se sea de la medicina tradicional china, nadie puede acusar a Víctor Javier Sanz (Bilbao, 1950), autor de ‘La acupuntura ¡vaya timo!’, de no haber hecho un exhaustivo trabajo de campo para escribir su libro. Este cardiólogo, que ejerce como médico de familia, llegó a acudir a un acupuntor “disfrazado de paciente”. Aprovechó que padecía de migrañas, una de las indicaciones de la acupuntura, para experimentar en primera mano la técnica: “Pensé: si me curo, vuelvo y quemo el libro”. Dos años después, sigue sufriendo migrañas y aboga sin medias tintas por la prohibición de la acupuntura. Según él, los ensayos clínicos de esta técnica no son fiables. A continuación reproduzco parte de la entrevista a SINC de este cardiólogo:

Pero ¿qué interés podrían tener la OMS y los NIH en engañar a la gente en este sentido?
No es que tengan interés, es que no tienen dinero. Por ejemplo, a la ONU le faltan recursos para poner un hospital en un país pobre y llevar allí enfermeras y antibióticos, por lo que pueden recomendar tranquilamente medicinas autóctonas. Respecto a países más ricos, existen grupos de presión a los que interesa que se hable positivamente de la acupuntura. Yo creo que hay muchos acupuntores dentro de los órganos de decisión, como los colegios médicos.

En comparación con la homeopatía, existe más evidencia científica sobre la acupuntura. ¿Cree que hay diferencias?
Son absolutamente iguales. Efectivamente, la homeopatía tiene una aceptación enorme entre la gente y no tanto entre los médicos, mientras que con la acupuntura pasa al revés. Sin embargo, en cuanto lees la supuesta evidencia científica ves que no hay nada. ¿Por qué la gente se lo cree? Porque en las universidades no se enseña espíritu crítico ni lógica, y estadística, muy poca.

¿Cree que debería prohibirse la acupuntura?
Por supuesto, y así lo digo en el libro. Si se trata de una ciencia falsa, hay que prohibirla. No hace mucho, se retiró del mercado una medicina muy conocida para el colesterol y ni siquiera era un engaño, porque había estudios. Pero se prohibió y, si miras las contraindicaciones que hubo, no creo que fueran muchas más que con la acupuntura. Si yo demuestro que esta técnica es falsa, ineficaz y peligrosa, como hago en el libro, y que además es un timo, sinceramente no sé qué pinta.

¿Se debería expedientar a los médicos que la practican?
Quizás expedientarles es excesivo. Yo tomaría medidas similares a las del Gobierno sueco con la homeopatía, que quita el título a los médicos homeópatas solo mientras ejercen esa pseudociencia. ¿Usted quiere hacer acupuntura? De acuerdo, pero sepárelo de la medicina, porque con eso se está engañando a la gente. El hecho es que cuando alguien va al médico, es inevitable creer que algo sabe sobre la salud. (Entrevista entera, sin desperdicio, AQUÍ).

No se pierdan: Acupuntura y pinchaagujasEl timo de la Acupuntura, La acupuntura produce risa, ¿Qué es el Reiki?, Mi primer suicidio homeopático, Homeopatía = mentira, Hipnosis y fraudes, Fraudes paranormales, La parapsicología ¡vaya timo!, Fantasmas y espíritus, Algún tipo de energía y Psicología científica y las pseudopsicologías.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: