Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23/07/12

¿Cómo no le va a pasar a España lo que le pasa, si aquí premiamos a los sinvergüenzas en las urnas? Además de tragarnos a canallas del estilo de Mario Draghi, hacemos famoso a un vividor… ¡y le pagan por contar su estafa! Este caso no tiene desperdicio:

Jacinto Rossellò Solivellas lleva 20 años codeándose con la alta sociedad española y ha llegado a compartir mesa con los mismísimos Príncipes. Sin embargo, la revista Vanity Fair ha destapado públicamente su fraude hablando con él. Su historia es de película.

Dependiendo de la ocasión, Rosselló se presentaba como el príncipe Corsini di Sismano Borbón o como el conde Oleaza. Este descarado mallorquín llegó a afirmar que era primo de don Felipe, lo que le abrió muchas puertas a nivel laboral. Su caso ha sido portada incluso del diario New York Times, que destacó cómo se coló en los puestos directivos de entidades de la talla de UBS, American Express, Merrill Lynch, Stanford o Credit Suisse, entre otras.

Rossellò tampoco tuvo pudor a la hora de falsificar cartas oficiales y documentos privados para conseguir sus fines. No es de extrañar, por tanto, que se haya ganado a pulso el calificativo de “príncipe estafador”. Para darse más caché, también ofreció trabajos inexistentes en firmas como Óscar de la Renta y Valentino. Además, aseguró ser inversor privado de Alicia Koplowitz o Isaac Andic, presidente de Mango. Y, lo más curioso, es que siempre salía airoso de sus temerarias aventuras.

Este alto ejecutivo planeó su engaño de una forma brillante y fue considerado por las publicaciones de moda como uno de los hombres más elegantes del país. En su pueblo natal aún no dan crédito a lo que hizo. Sea como fuere, de momento la justicia no ha metido mano a Rossellò, que sigue lucrándose de sus mentiras concediendo exclusivas a los medios. Increíble pero cierto. (Fuente Cine54 de Yahoo).
(Nota de Siesp: No critico al estafador por serlo, sino a quienes después de descubierto siguen engordando su cuenta bancaria. Y para que nadie me diga que yo también le estoy haciendo publicidad, no es cierto. Nunca le daría ni un centavo a un parásito confeso, y publico esto para denunciar a los cómplices (Vanity Fair) y a los tribunales que jamás meten en la cárcel a esta gentuza).

Relacionados: La manipulación de las masas¿Qué es manipular?, El fascismo cercano, El mundo al revés, y Obama no es Dios.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: