Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 2/04/12

Antonio Villarreal, en la agencia SINC, nos habla de cómo hace unos siglos los paleontólogos confundieron un trozo de hueso fósil de dinosaurio con los testículos de Abraham o de Noé o de Matusalén 😛 La foto que vemos es realmente curiosa.

El hombre que confundió un dinosaurio con el escroto de un gigante.- Antes de que Richard Owen pronunciara por primera vez la palabra ‘dinosaurio’ en 1841, muchos naturalistas ya habían comenzado a extraer del suelo grandes restos fósiles sin saber exactamente a qué pertenecían. Incluso llegaron a confundir el fémur del primer terópodo descubierto con el escroto de un gigante y lo llamaron ‘Scrotum humanum’.

En 1677, el reverendo inglés Robert Plot describió en su libro Historia Natural de Oxfordshire el hallazgo de un enorme trozo de hueso fosilizado. Según el inglés, se trataba de “un hueso auténtico, ahora petrificado” que recordaba “exactamente la figura de la parte de debajo del fémur de un hombre, o al menos de algún otro animal”. Este fósil correspondía en realidad a un dinosaurio, aunque este crucial dato no se conocería hasta un siglo más tarde.

Plot, un naturalista inquieto y con las mejores intenciones de hacer avanzar la ciencia de la época, no tuvo demasiado acierto. Basándose en los datos disponibles en aquella época y en partes de la Biblia, el reverendo creyó que el hueso pertenecía a un gigante. Y en una desafortunada serie de hipótesis posteriores, este mismo fósil fue tomado por los testículos petrificados de un coloso. Así, durante años, el primer dinosaurio identificado recibió el nombre de Scrotum humanum.

A simple vista, Jose Luis Sanz, Catedrático de Paleontología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), identifica el fósil de Plot como “el fragmento distal del fémur de un gran dinosaurio terópodo, probablemente Megalosaurus”.

“La formación de los fósiles ha sido explicada en términos muy diferentes a lo largo de la historia”, cuenta este paleontólogo a SINC. “Una de las hipótesis más en boga en el siglo XVII era la virtus formativa, una capacidad de la Tierra para generar formas caprichosas, que no eran tanto anomalías sino dones que Dios había puesto, igual que había puesto las flores en los campos para alegrar la vista de los seres humanos. Esta aproximación es la que Plot había utilizado para explicar muchos de los fósiles que encontró”.

Creyó ver en el hueso los restos de un patriarca bíblico.- Después de varias comparaciones fallidas, Plot optó por la hipótesis gigantológica. Creyó ver en ese hueso los restos de uno de los patriarcas de los que hablaba la Biblia, personajes como Matusalén, Abraham o Noé a los que se suponía un tamaño y longevidad sobrenaturales. Este argumento no solo se mantuvo durante décadas, sino que tomó un giro sorprendente a mediados del siglo XVIII. En 1763, el naturalista Richard Brookes reinterpretó el fósil de Plot no como la base del fémur de un gigante, sino como sus testículos petrificados. Brookes aplicó además a este razonamiento el célebre binomio latino que el taxónomo sueco Carlos Linneo había popularizado como sistema de nomenclatura de especies. (Artículo completo y recomendable aquí).

Relacionados: Tribu virgen descubierta, Darwin reconfirmado, Teoría de la evolución (I), Nuevo homínido, Teoría de la evolución(II), Descubierto el eslabón perdido, La Iglesia y la Biología, La edad de la Tierra, El cambio climático II, El origen y evolución de la Tierra y El cromosoma Y.

Read Full Post »

El retrato de mi tía

A mi tía le diagnostican una enfermedad terminal: 2 meses de vida. Decide ir a un pintor para que le haga un retrato y así dejar un bello recuerdo a la familia.

El día que llega al taller del pintor, se sienta para posar y el pintor la empieza a retratar.

Al cabo de un rato ella le dice:

– Perdón, ¿podría pintarme una diadema de diamantes en la cabeza?
– Sí, señora, por supuesto.

Al cabo de unos minutos:

– ¿Y un collar de perlas en el cuello?
– Por supuesto señora.

Y le va pidiendo que le pinte también una sortija con un rubí, una pulsera de oro macizo, etc.

Al cabo de unas horas el retrato queda acabado. Mi tía parecía una reina toda llena de joyas.

El pintor le dice:
– Perdone señora, ¿para qué ha querido que le pinte tantas joyas?
– Para que la zorra con la que se case mi marido se vuelva loca buscándolas !!!!!!

Relacionados: Odontología fina, ¿Adónde va esta chica?, La TIZA del amor, Deducción empírica, La telefonista, Piloto descuidado, Atención, pregunta:, Una sonrisa (humor), ¿El sexo es peligroso?

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: