Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 16/03/12

Nuevamente, nuestro amigo Julen Rossi nos ilustra, en esta ocasión hablando de “el lado oscuro de la Fuerza”, con este post sobre la “Energía oscura”, definiéndola como el necesario complemento que el Universo nos propone, después de enfrentarnos con la “Materia oscura”, que ya vimos en otro Post anterior. (Una bonita lucha de fuerzas, la que acelera la expansión del universo – Energía oscura – y la que mantiene unida una galaxia – Materia oscura –).

““Seguimos con el resumen de una entrevista que Mariano Ribas, astrofísico de la UBA, le hace a Catherine Heymans, profesora de la Universidad de Edimburgo, sobre el tema del Post.
– Descubrimos que la “materia oscura” envuelve a los cúmulos galácticos, no de forma ocasional, sino como forma “necesaria” para su construcción. Son parte inherente de su propia arquitectura cósmica.

– “En el Universo primitivo, la poderosa gravedad de la materia oscura fue la que aglutinó inicialmente a la materia ordinaria, que luego daría origen a las primeras galaxias. Convengamos que hay quienes dudan aún de su existencia, y proponen modelos alternativos, como la “Dinámica Newtoniana Modificada” (MOND): “Los científicos no podemos probar una teoría. Sólo podemos desaprobarla. Y la verdad es que durante más de una década, mediante diferentes observaciones, hemos desafiado la Teoría actual del Universo, según la cual está dominado por la “materia oscura” y por la “energía oscura” (su contrapartida necesaria). Pero resulta difícil negar una realidad tan contundente y abrumadora”. Las observaciones y las técnicas estadísticas nos permitieron testear cómo fue variando el comportamiento de la materia oscura a lo largo del tiempo cósmico. Y eso, a su vez, nos dice algo sobre el rol de la también misteriosa “energía oscura”, que estaría acelerando la expansión del Universo.

¿Y qué le dice su investigación sobre la materia oscura versus la energía oscura?
– “Nos dice que, desde hace miles de millones de años, la energía oscura viene contrarrestando la acción de la materia oscura. Las masivas estructuras de materia oscura, que hemos observado a través de la confección del “Mapa de materia oscura”, siempre tendieron a unir las estructuras visibles del Universo: los cúmulos de Galaxias. Pero la energía oscura viene haciendo exactamente lo contrario, está acelerando la propia expansión del Cosmos. “El espacio se estira” cada vez más, separando a las galaxias, a los cúmulos y a los supercúmulos.”

– “Al cambiar constantemente “el campo de juego”, como un campo de fútbol que se agranda a medida que transcurre el encuentro; la energía oscura hace que el trabajo de la materia oscura en mantener cohesionada las estructuras galácticas, sea cada vez más difícil”.

¿Cual de las dos fuerzas ganará finalmente esa batalla cosmológica?
– “La energía oscura ya ganó” – así de cortante y expeditiva fue la respuesta de la astrofísica escocesa, Catherine Heymans.
¿Y cual sería entonces la suerte final del Universo?
– “Si todas nuestras observaciones y teorías actuales son correctas, el Cosmos está condenado a un final mas que triste:

“El Universo simplemente va a expandirse por siempre. Se hará cada vez mas vacío, más oscuro y mas frío a medida que todas sus estrellas vayan agotando sus últimos combustibles y se vayan apagando. Suena tétrico, pero no podía ser de otra manera en este caso. La energía oscura actúa de alguna forma, como un superglobo que rodea al Universo conocido, y contiene inmensas cantidades de masa, que atraen con una inusitada energía gravitatoria al Universo hacia un gran desgarramiento cósmico. Entiéndase esto como una analogía. No hay todavía respuestas definitivas de la Ciencia.””” (Más, en Wikipedia).

Obligatorio leer: Cómo es nuestro Universo, Misterios del Universo (I), El fin del mundo y Materia oscura, muy oscura.

Read Full Post »

Hace tres años y medio publiqué el post El “Dragón” del Lago Ness, pero hace un par de días, Alfred López, en su blog Cuaderno de Historias, pone un último clavo en el ataúd que entierra ese mito: ““En 1934 centenares de periódicos de medio mundo se hacían eco en sus portadas de la fotografía tomada el 19 de abril de ese mismo año por el cirujano Robert Kenneth Wilson y en la que se podía contemplar por primera vez, y con cierta claridad, la silueta de un milenario monstruo que habitaba en las profundidades del Lago Ness (Escocia).

Desde una antigua leyenda por la que se cuenta el entierro de un hombre víctima de un monstruo en el río Ness (que desemboca en el lago del mismo nombre), múltiples han sido aquellos que se han proclamado como testigos directos del avistamiento del monstruo, describiéndolo de diferentes maneras y tamaños. Pero la época dorada en la que un buen número de personas aseguraron haberlo visto fue durante la década de los años 30 del pasado siglo.

Fue entonces cuando un grupo de personas organizaron todo un perfecto entramado para engañar al Daily Mail, haciendo creer a los responsables del diario que habían podido avistar al monstruo y tomado una impresionante fotografía. En la imagen se podía observar con bastante claridad la silueta del monstruo que habitaba en las profundidades del Lago Ness. Hasta aquel momento nadie había podido demostrar la existencia del mismo y la publicación garantizaba anotarse un buen tanto.

Todo fue tramado por Maurice Chambers a petición de Marmaduke Wetherell, que había sido contratado tiempo atrás por el diario. Su relación con la publicación acabó mal y entonces comenzó a perpetrar su venganza. Wetherell quería vengarse del Daily Mail y con la ayuda de Chambers y del Dr. Wilson consiguió burlarse del diario, con un engaño que duró 60 años.

En 1994 el yerno de Marmaduke Wetherell decidió contar cómo su suegro, en el lecho de muerte, le había explicado el entramado del engaño que seis décadas atrás había llevado a cabo. En realidad la silueta del monstruo, que sobresalía del lago en la fotografía, era una escultura hecha de arcilla y colocada sobre un submarino de juguete que se sumergió en el Lago Ness, después solo hubo que realizar la foto y, para dar más credibilidad al asunto, decir que había sido tomada por el cirujano inglés Robert Kenneth Wilson.

Aunque en 1975 ya hubo quien aseguró que la fotografía era falsa se continuó considerando como la primera prueba fehaciente de la existencia del monstruo del Lago Ness, un fenómeno que atrae a cientos de miles de curiosos y turistas cada año hasta el lugar, aportando una importante inyección de beneficios a la región.””

Relacionados: Viajes en el tiempo (I), El “Dragón” del Lago Ness y El mito del Yeti.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: