Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22/09/11

Nuevamente Julen Rossi nos propone otro debate: “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (en inglés: Do Androids Dream of Electric Sheep?)” es una novela corta, perteneciente al género de la ciencia ficción, escrita en 1968 por Philip K. Dick (1928-1982). El clásico del cine de ciencia ficción, Blade Runner, dirigido por Ridley Scott en 1982, se basa –aunque muy libremente– en esta novela. Dick murió ese mismo año, antes de que se estrenara la película. La novela, uno de los clásicos de Dick, trata temas como el impreciso límite entre “lo artificial y lo natural”, y aborda diversos problemas “éticos” sobre los androides.

Recreación gentileza de Mi Clon Malvado (pinchad en la imagen)

Recreación gentileza de Mi Clon Malvado (pinchad en la imagen)

Hasta aquí es lo que nos dice la Wikipedia. Pero me pregunto si en un tiempo futuro no se nos presentarán estas incógnitas en un sentido real, y no solamente formal o filosófico. Y partamos de la seguridad que en ese futuro sí habrá androides. ¿Veinte, treinta años más? Es sólo cuestión de tiempo, no de “si los tendremos”. Los actuales, fabricados mayormente en Japón por la compañía Honda, son apenas algo más que juguetes o simples robots utilitarios que cumplen funciones básicas. Los androides del futuro, cargados con cantidades impensadas de I.A. (inteligencia artificial), seguramente desempeñarán funciones mucho más importantes en la sociedad.

El interrogante esencial es comprender cabalmente el alcance de la palabra “consciencia”, porque no es necesariamente equivalente a “inteligencia”. En los humanos damos por sentado que una persona es más consciente cuanto más inteligente es, lo asumimos como dos cualidades superpuestas. En las máquinas, para separar el problema mejor, eso podría no ser necesariamente igual. Existen ordenadores muy poderosos y con mucha I.A. instalada dentro de ellos, como “Watson”, de la compañía IBM, pero no sabemos qué grado de consciencia tienen, de hecho suponemos que no la tienen. ¿Podrían llegar a desarrollarla en el futuro, con la experiencia de funcionar horas y horas intercambiando datos con seres humanos? Aparte del hecho obvio que las podemos desconectar cuando queramos, la pregunta cae por sí sola: ¿Podemos desconectar (en forma permanente) lo que podría haber llegado a ser “un portador de consciencia cuasi humana”?

Philip K. Dick

Philip K. Dick

Nos resistimos a maltratar a ciertos animales porque sospechamos que tienen un mínimo grado de comprensión, como los primates superiores o los delfines. ¿Y por qué lo haríamos con una máquina que demuestra una consciencia y una inteligencia comparable a los humanos? En este momento tenemos más preguntas que respuestas, pero eso es un buen comienzo: Las peores experiencias de la Humanidad ocurrieron por dar repuestas apresuradas a las preguntas incorrectas. La Filosofía nos dice que es más importante hacerse las preguntas correctas que soportar las consecuencias por las respuestas equivocadas.

¿Es la consciencia una cualidad “solamente humana” y resulta impensado que la desarrollen otros organismos artificiales? ¿Depende solamente de la complejidad del cerebro humano y de las experiencias de la vida en sociedad? ¿En qué momento es suficientemente inteligente un androide como para tener consciencia? Un enlace muy interesante y recomendable sobre estos problemas lo tenéis en BBC Mundo.

Relacionados: Los monos también sueñan, Teoría de la Evolución I, Teoría de la Evolución II y ¿Diseño Inteligente?

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: