Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 8/09/11

“Algo salió mal, y lo acusan por delito de lesiones psicológicas”. El mago Miller Zambrano fue detenido en Colombia, acusado de dejar a unos treinta jóvenes en el Hospital, en estado completo de shock. La sesión de “hipnosis” era parte de un acto de entretenimiento celebrado en un Colegio de la localidad de Mocoa, y en principio “hipnotizó” tan solo a ocho voluntarios. Pero una vez concluido el show, unos 30 o 35 jóvenes entraron en estado de shock: Según los testigos presenciales, unos lloraban histéricos, otros se arrojaban al piso y daban vueltas como perritos, y los demás gritaban y aullaban lamentándose. Una niña aseguraba ver al demonio y todos presentaban, en mayor o menor grado, un aparente cuadro de “hipnosis colectiva”.

Para los psiquiatras que los examinaron, el incidente parece más bien un caso de “histeria colectiva” y de “autosugestión” más que un supuesto trance hipnótico. “Se dice que los niños quedaron enganchados en un trance hipnótico, y eso es totalmente falso”: afirmó un psiquiatra. Y también: “Los niños son más susceptibles a la sugestión por sus características cognitivas y por su poder de visualización, así como por su incontrolada imaginación, lo cual no es malo, pero pueden provocar hechos como el descrito. Ellos imaginan mucho más fácil que un adulto”.

“Es similar a cuando se ve una película: durante dos horas uno se identifica con el héroe de la película y trascurre toda la aventura, siguiendo a su admirado “superhéroe” y sufriendo con él. Aún terminada la función, la imaginación de los niños sigue trabajando”. Es una sugestión a distancia. El psiquiatra se mostró preocupado por el efecto que puede causar la amplia cobertura mediática que se le dio al caso en Colombia en la vida de los niños: “Toda esta histeria que se generó a nivel colectivo, noticieros, periódicos, radios… los ha hecho vulnerables y genera lo que se llama en Psiquiatría “el efecto Pigmalión”, advirtió, (una profecía autocumplida: es una expectativa que incita a las personas a actuar en formas que hacen que la expectativa se vuelva cierta) y dicha experiencia puede condicionar sus vidas en el futuro”.

Si tu le dices a un niño que es muy bueno en matemáticas, él se lo cree; pero si luego le dices que es muy malo en matemáticas, también se lo cree: El mensaje del adulto, que tenga ascendiente sobre él, lo orienta en la identificación de su propio “YO”, y esta histeria colectiva puede terminar de convencer a los niños de que fueron vulnerados. Ellos no recuerdan nada de la “sesión de hipnosis” y pueden desarrollar penosas dudas sobre esos momentos olvidados. “Ese es el problema real que se está generando”, terminó el psiquiatra.

PD: Y esta nota no estaría completa, si no mencionamos una parte del Post “Hipnosis y Fraudes“: “La hipnosis es un estado donde personas sugestionables lo son aún más, provocando que el sujeto hipnotizado actúe según sus creencias y lo sugerido por el hipnotizador. Pero en el caso de la regresión, no está viajando literalmente al pasado, sino recreando o imaginando que está allí, como si hiciera una obra de teatro inconsciente. Se ha comprobado que mediante la hipnosis se generan y recuperan recuerdos falsos. Resulta penoso que la opinión de la Psicología científica, la de verdad, luego ni siquiera aparezca en programas de televisión o radio sobre estos temas. Pero aparte de engañar al público e ir en contra del código ético del psicólogo (según el cual sólo se aplicarán técnicas empíricamente comprobadas), el conferenciante fue más allá: la regresión hipnótica puede curar o ayudar a curar el cáncer. Afirmaciones como ésta no requieren más comentario y sí una actuación judicial. No sólo se está mintiendo. Se está atentando contra la salud de los demás. Por ello, y por respeto a todos aquellos que han contribuido a que las ciencias del cerebro y la conducta sean hoy lo que son, no podemos sino manifestar nuestra indignación ante estos oscuros personajes que se enriquecen con la vida de los demás. Y un humilde consejo: si necesitamos acudir a un profesional de la salud mental, informémonos antes. Existen instancias para ello” dijo Carlos J. Álvarez. (Gracias Julen Rossi, de nuevo, por tu aportación).

No os perdáis: Fraudes paranormales, Hipnosis y fraudes, El mito del diez por ciento, La parapsicología ¡Vaya timo!, Parapsicología y engaños, Brujas de Rumanía, Videntes a la cárcel y Rumpología.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: