Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 18/02/11

Con el título “Verdad inamovible” publiqué un post hace año y medio que gustó mucho a los comentaristas de entonces. Los nuevos podéis ver esos comentarios pinchando en el enlace anterior. Este fue el artículo:
Hablemos de mí. Este título viene a colación por un intercambio de opiniones entre otra persona y yo mismo. Me comentaba que sus puntos de vista me hacían reflexionar sobre “mi verdad inamovible”. Esto me ha inspirado el actual post.Carl_Sagan

Todas las opiniones me hacen reflexionar, unas durante unos minutos u horas, y otras sólo unas centésimas de segundo. Pero “mi verdad” no es ni ha sido jamás inamovible. Antes al contrario. Yo fui católico, ahora ateo. Yo creí en los seres extraterrestres, ahora veo que es una pamplina. Yo creía en la hipnosis y en los horóscopos, ahora sé que son un fraude. Es decir, si alguna verdad es inamovible en mí es que nunca he sostenido verdades inamovibles (y esto es lo que Sagan decía sobre la Ciencia, que su única verdad inmutable es que, en Ciencia, no existen las verdades inmutables)

Y ahora viene la recíproca. ¿Puede un cura tacharme a mí de sostener verdades inmutables? ¿Puede un “ufólogo” acusarme de eso? ¿Cómo puede algún comentarista de los que entra en mi blog acusarme de ser un “talibán” de mis postulados?

Con estos precedentes, ¿cómo puede un dogmático y fanático religioso acusar a la Ciencia de prepotencia? Precisamente, mi propia vida intenta seguir unos postulados que convergen con los científicos, puesto que éstos disponen de un mecanismo de corrección de errores, algo que no tienen ni la religión ni las pseudociencias. Pongamos ejemplos.

Margaret y Kate FoxTodo el mundo sabe (al menos el que quiera estudiarlo) que el espiritismo actual está basado en un fraude sonado de finales del siglo XIX con las hermanas Fox en el que incluso “picaron” algunos científicos. Después de descubierto el fraude, el fenómeno inventado continúa. Todo el mundo sabe (al menos el que quiera aprenderlo) que el denominado triángulo de las Bermudas fue un invento producto de la manipulación de datos de Charles Berlitz, pero habiéndose desvelado el truco, hoy siguen todavía los vendedores de ignorancia manteniendo vivo el “fenómeno”. Podría seguir enumerando datos. Pero voy a poner ejemplos del lado científico, el que funciona. En un principio la Tierra era plana, pero después vimos que no, que era esférica, y se cambió de actitud. Siempre se había considerado que las velocidades se podían sumar indefinidamente, hasta que llegó Einstein y estableció un tope, la velocidad de la luz. La Ciencia cambia de opinión y eso nos hace evolucionar. Corrige sus errores. Todo lo contrario que, por ejemplo, la religión.

Todo el mundo sabe (al menos el que quiera aprenderlo) que en el mundo católico no se puede vestir a la vez con prendas de distinto tipo de tejido, yBerlitz Charles que Dios no estará jamás dentro de ninguna iglesia, se trata de disposiciones de sus libros “sagrados” que contienen disparates como para convertir a la gente en atea en el acto. Pero los vividores de la religión no cambian unos dogmas que antiguamente adaptaron para someter a los débiles de mente. Durante muchos siglos les funcionó. Hoy, afortunadamente, comienza a fallarles el “invento”.

Después de lo anterior, ¿quién tiene verdades inamovibles? ¿El que cree en la terapia del reiki y se molesta cuando le demuestran su ineficacia o el que, habiendo creído en un principio, descubrió el fraude? Existe una cualidad que a mucha gente le falta por experimentar – a mí me produjo mucho placer cuando lo hice – y es que el descubrimiento de una verdad que tira por tierra nuestros principios nos hace elevarnos en la escala de niveles del disfrute intelectual.

Relacionados: Fraudes paranormales, Hipnosis y fraudes, Sectas esoterismo y racionalidad, Ciencia para normales, Cómo detectar fraudes, Fenómenos paranormales, Fantasmas y espíritus, Qué es investigar, Tonterías del “misterio”, y El triángulo de las Bermudas.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: