Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 6 de octubre de 2010

Después de lo movidito que ha estado el post de mi amigo Hugo titulado ¿Qué pasa con el Corán?, he decidido transcribir la entrevista por video conferencia (no podía ser de otra manera por lo que ahora leerán) a la socióloga árabe-americana Wafa Sultan, en la televisión de Qatar Al Yazeera, en cuyos estudios también se encontraba un “profesional” del Islam.

Wafa Sultan: El enfrentamiento que estamos presenciando en el mundo no es un enfrentamiento entre religiones o entre civilizaciones. Es un enfrentamiento entre dos polos opuestos, entre dos eras. Es un enfrentamiento entre una mentalidad que pertenece a la Edad Media y otra mentalidad que pertenece al siglo XXI. Es un enfrentamiento entre la civilización y el retraso, entre lo civilizado y lo primitivo, entre la barbarie y lo racional. Es un enfrentamiento entre la libertad y la opresión, entre la democracia y la dictadura, entre derechos humanos por una parte, y la violación de esos derechos por la otra. Es un enfrentamiento entre aquellos que tratan a las mujeres como bestias y aquellos que las tratan como seres humanos.

 Lo que vemos hoy en día no es un enfrentamiento entre civilizaciones. Las civilizaciones no se enfrentan sino que compiten.

El moderador pregunta: Yo entiendo por lo que dice que lo que ocurre hoy en día ¿es un enfrentamiento entre la cultura de Occidente y el retraso y la ignorancia de los musulmanes?

Wafa Sultan: Sí, eso es lo que quiero decir.

Moderador: ¿Quién fue el que apareció con el concepto de “enfrentamiento entre civilizaciones? ¿No fue Samuel Huntington? ¿No fue Ben Laden? Me gustaría discutir este asunto si no le importa…

Wafa Sultan: Los musulmanes son los que comenzaron a utilizar esa expresión. Son los musulmanes quienes iniciaron el enfrentamiento de las civilizaciones. El Profeta del Islam dijo “Se me ha ordenado combatir a la gente hasta que crea en Alá y su Mensajero”. Así, los musulmanes dividieron a la gente entre musulmanes y no musulmanes, y llamaron a combatir a los otros hasta que crean en lo que ellos mismos creen. Ellos iniciaron este enfrentamiento y comenzaron esta guerra.

 

Para detener esta guerra deben revisar sus libros islámicos y su currícula, que están llenos de llamadas al “takfir” y a combatir a los infieles. Mi colega ha dicho que él nunca ofende las creencias de otras personas, ¿qué civilización le permite a él darle a otras personas calificativos que ellos mismos no han elegido? Unas veces los llama “Al Dimma” (súbditos de segunda clase), otras “el pueblo del libro”, y en otras ocasiones los compara con monos y cerdos. O llama a los cristianos “aquellos que provocan la ira de Alá”. ¿Quién le dijo que ellos son “el pueblo del libro”? Ellos no son el pueblo del libro, ellos son el pueblo de muchos libros. Todos los libros científicos útiles que ustedes tienen hoy son de ellos, son el fruto de su pensamiento libre y creativo. ¿Con qué derecho los llaman “aquellos que han provocado la ira de Alá” o “aquellos que se han apartado del camino”? ¿Y luego viene aquí y dice que su religión le ordena abstenerse de ofender las creencias de otros?

 

Yo no soy cristiana ni musulmana ni judía. Soy un ser humano seglar. No creo en lo sobrenatural pero respeto el derecho de otros a creen en eso…

(En ese momento, el tío del turbante la interrumpe diciendo. ¡Eres una mujer, eres una hereje y no tiene sentido refutar lo que dices porque has blasfemado contra el Islam, el Profeta y el Corán…Eso son asuntos personales que a usted no le conciernen!).

 

Wafa Sultan: Hermano, usted puede creer en las piedras mientras no me las arroje a mí. Usted es libre de adorar lo que quiera, pero las creencias de otras personas no son asunto suyo, ya sea que crean que el Mesías es Dios, hijo de María, o que Satanás es Dios, hijo de María. Dejemos que la gente tenga sus creencias.

 

Los judíos han sobrevivido la tragedia del Holocausto, y han obligado al mundo a respetarlos, con sus conocimientos, no con el terror, con su trabajo, no con gritos y lamentos. La humanidad le debe la mayoría de los descubrimientos a la Ciencia del siglo XIX y XX. A científicos judíos. 15 Millones de personas diseminadas por el mundo, unidos, y se ganaron sus derechos a través del trabajo y del conocimiento. No hemos visto a un solo judío explotar en un restaurante alemán. No hemos visto a un solo judío destruyendo una iglesia. No hemos visto a un solo judío protestar matando gente. Los musulmanes han convertido 3 estatuas de buda en escombros, pero no hemos visto a un solo budista incendiando una mezquita, asesinando a un musulmán o quemando una embajada. Sólo los musulmanes defienden su fe incendiando iglesias, matando gente y destruyendo embajadas. Ese camino no conducirá a ningún resultado. Los musulmanes deben preguntarse qué pueden hacer por la humanidad antes de exigirle a la humanidad que los respeten.

 Pueden ver el vídeo inglés, subtitulado en español, de lo transcrito AQUÍ.

Relacionados: Libertad para Sakineh, Alá no es grande, Yahvé y Alá lo permiten, El YouTube islámico, El nombre de Dios, Mujeres azotadas y Otro gran error del islam.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: