Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3 de octubre de 2010

Vivimos en una época en la que la facilidad de las comunicaciones convierte nuestro mundo en un inmenso altavoz donde podemos oír de todo. La Ciencia, esa denostada Ciencia tan desprestigiada por los ufólogos cuando no apoya sus tesis, está consiguiendo nuevos descubrimientos que asombran a los pazguatos.

Estos descubrimientos (planetas en otras estrellas) efectuados por los instrumentos que los científicos (no los ufólogos) lanzan al espacio exterior, están corroborando algo evidente que cualquier astrónomo moderno sensato podía prever: Nuestro sistema solar es un vulgar punto en la amplitud del Cosmos, y es natural que haya otros planetas en otras estrellas.

 

El principio científico por el que es más fácil ver primero un objeto grande lejano que otro pequeño se cumple siempre. Empezamos descubriendo exoplanetas gigantes gaseosos, pero con el estudio, con el desarrollo tecnológico, con la inteligencia de los científicos y nunca con la charlatanería de los ufólogos, acabamos descubriendo exoplanetas rocosos, más pequeños, y con más posibilidades de albergar agua, con lo que eso supone para hallar vida extraterrestre.

 

Pero los nuevos descubrimientos, producto del trabajo de unos seres humanos despabilados, no de unos gaznápiros, también avalan que el trabajo hecho por esos mismos humanos despabilados, si es correcto en los resultados, lo es también en los principios. Es decir, los mismos astrónomos que buscan vida extraterrestre son quienes también nos enseñan la grandísima dificultad de que ésta exista. Ya es muy dificultoso descubrir una bacteria alienígena, así que pensemos lo difícil que resulta pensar tan siquiera en una civilización exterior.

 

Ahora, como las comunicaciones llegan rápido a todos sitios, los ufólogos se frotan las manos ante el eco que supone cacarear las noticias sobre nuevos descubrimientos planetarios e, incluso, que la ONU pudiera preocuparse por un posible “contacto cercano” con los extraterrestres. La Ciencia sólo puede descubrir cosas nuevas, nunca puede «des-descubrir». Cada vez será más grande el listado de planetas rocosos descubierto, nunca más pequeño. ¿Qué significa eso? Pues que se van cumpliendo las previsiones de los científicos, pero siguen resistiéndose las ansias de los vendemisterios. Éstos no paran de asegurar que está muy cerca el “gran anuncio” de contactos con extraterrestres (lo han asegurado siempre, como el fin del mundo de los testigos de jehová).

¿Y quién va a hacer ese anuncio? Los únicos que pueden hacerlo son quienes ahora se encuentra clasificando planetas con probabilidades, pero de la clasificación al descubrimiento de bacterias y, ya no digo de vida inteligente, hay la misma distancia que del número 43 al infinito. Esto es, antes partíamos de cero para llegar al infinito, ahora partimos de más arriba… ya estamos más cerca del infinito. Pues no. Pero ese anuncio no le hace falta a los ufólogos; éstos ya presuponen que Obama guarda sus contactos con los extraterrestres como antes lo hicieran otros presidentes. Los ufólogos estaban muertos y ahora, con la inmensa cantidad de basura (y muy poca de Ciencia) que circula por internet, vuelven a la vida pero, eso sí, como siempre estuvieron, en estado bacteriano, porque el intelectual está reservado para quienes mañana volverán a descubrir otro planeta rocoso.

Relacionados: Vida extraterrestre, Area 51 extraterrestre, Ovnis, ¿un mito muerto?, Inteligencia extraterrestre, Misterios del Universo (I), Límites del Universo, El caso Roswell y El caso Roswell ¡explicado!

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: