Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30/11/09

Volcanes, cambios climáticos y extinción. Hace alrededor de 460 millones de años, durante el Ordovícico, los volcanes situados a lo largo del margen de lo que es ahora el Océano Atlántico, expulsaron enormes cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera, convirtiendo el mundo en un invernadero gigante. La lava de esos volcanes acabó chocando con América del Norte para formar los Montes Apalaches.

 La lluvia ácida, rica en dióxido de carbono, acribilló las nuevas rocas expuestas de los Apalaches y las desgastó. Las reacciones químicas atraparon el carbono en los sedimentos resultantes, que formaron arrecifes en los mares que cubrían América del Norte por aquel entonces.

Durante cerca de 10 millones de años, los volcanes continuaron agregando carbono a la atmósfera mientras los Apalaches lo retiraban de ella absorbiéndolo. Eso mantuvo estables las citadas condiciones climáticas de invernadero. En los cálidos mares, florecieron muchas formas de vida, incluyendo numerosas especies de trilobites y braquiópodos.

 

Hace 450 millones de años, las erupciones se detuvieron. Pero los Montes Apalaches continuaron con su proceso de erosión pétrea y absorción de carbono, con lo que los niveles de carbono atmosférico menguaron en picado. La Tierra pasó de de ser un invernadero a un congelador.

 

Hace unos 445 millones de años, los glaciares ya habían cubierto el polo sur sobre el supercontinente conocido como Gondwana, que posteriormente se fragmentaría para formar los continentes del hemisferio sur. La súbita era glacial exterminó a dos tercios de todas las especies. Todo según el estudio realizado por Matthew Saltzman, profesor de Ciencias de la Tierra en la Universidad Estatal de Ohio, y su equipo. (Noticia completa AQUÍ or HERE)

Relacionados: Cambio climático IV, Nuevo océano, El Origen y evolución de la Tierra, Negacionista, ¿hasta cuándo lo serás?Permafrost, Alteraciones del sistema climático, El cambio climático (III), Adivinar el futuro, El cambio climático y El agujero en la capa de ozono.

Read Full Post »

ANÉCDOTA PERSONAL

Hubo un tiempo en que para pagar mis gastos me dediqué a dar clases particulares a domicilio. No es por presumir pero tuve bastante éxito, no económico, sino que mis alumnos aprendían y aprobaban, porque les enseñaba a razonar, única manera de comprender las materias que trataba, especialmente Matemáticas y Física.

Debido a mi buena fama, un empresario pudiente de mi barrio me contrató para que les diera clase a sus dos hijos, de 16 y 18 años, que, lógicamente, se hallaban matriculados en el mejor colegio privado de la ciudad, pero no sacaban las asignaturas. Yo tenía 23 años, y no fue impedimento el que mis conocidas ideas izquierdistas, progresistas e intelectuales chocaran frontalmente con las de ese conservador y religioso empresario. Él pretendía lo mejor para sus hijos aunque hubiera de cogerlo del mismísimo infierno. Ni qué decir tiene que el desafío se me antojaba más que interesante.

 

El primer día de clase en el “palacio” de esta familia les pedí a los chavales que me enseñaran sus apuntes de las asignaturas, y yo comencé a pasar las hojas. Mi sorpresa fue que me encontré con dos páginas en blanco y la respuesta a mi pregunta sobre el motivo, me dijo el hijo mayor: “es que ese día me tocó ser jefe de pabellón” (sigo sin saber en qué consiste eso). Pasadas unas cuantas páginas más me vuelvo a encontrar con otro par en blanco, y su respuesta fue: “ese día el padre **** sacó a diez de nosotros para una charla”. ¿De qué hablasteis? – pregunté yo – , “de lo mala que es la masturbación y de que pensáramos en la Virgen”.

 

En medio curso que ya había transcurrido, una de cada tres clases de matemáticas o Física se las habían perdido los alumnos por, llamémoslas, “actividades de adoctrinamiento ultraconservador”. Al hermano menor le sucedía justamente lo mismo. Y una vez sondeados los conocimientos de las materias de ambos hermanos pude comprobar que no tenían la más mínima idea de los temarios. ¿Por qué? Porque las asignaturas de Ciencias físicas o naturales llevan una cadena de conceptos que necesita estar completa para entender la lección siguiente. Lo extraño es que sólo fueran un curso atrasados.

 

¡Vaya colegios! Ante ese panorama me presenté, al finalizar la primera clase, a su padre, y renuncié a mi trabajo porque, le dije, sería una pérdida de tiempo para mí y de dinero para él. El empresario, con un tono de superioridad (económica), me dijo: ¡Vaya! ¡Estoy harto de “listos”! – por mí – . A lo que yo respondí lapidariamente: “Pues yo estoy harto de tontos”. Y me fui, a comer sardinas de pie antes que caviar de rodillas.

 

¿Cómo no va a fracasar la educación en España? Los padres millonarios llevan a sus hijos a los colegios más caros (que no mejores) para presumir, o por no saber que esos colegios no son precisamente los mejores. Y la Ciencia no es presumida. Lo que sucede es que esos padres no necesitan hijos que tengan un vasto conocimiento o que aprendan (podrían convertirse en unos socialistas ateos), sino unos hijos que puedan heredar el negocio. Y la tradición. Con eso es más que suficiente para esa “élite”.

Relacionados: Los hombres que no amaban a sus alumnos, ¿Qué es investigar? y Hacia una ciencia interdisciplinaria.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: