Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28/11/09

En todos os órdenes de la vida existen siempre, como mínimo, dos maneras de afrontar los acontecimientos. Una, la seria, es la escéptica, la científica, la de la lógica y la razón. Otra, tal vez más divertida, es la del autoengaño, explicaciones “maravillosas”, inmovilidad de las creencias y selección de los resultados que avalan nuestras “ganas de creer”.

Las dos opciones son válidas para la gente que vive de su trabajo en uno y otro campo. Pero cuando a la opción segunda, la de la charlatanería, se incorporan los ignorantes, el resultado puede ser un circo. Una persona puede desconocer muchas cosas y, utilizando la primera opción para interpretar los conceptos, acaba aprendiendo. Cuando se elige la tendencia de las pseudociencias uno termina por recorrer veces y más veces el mismo círculo vicioso. Los despabilados acabarán por salirse de él mientras que los ignorantes insistirán con su tema, más con ganas que con pruebas.

 

Gente que, con 15 años, se mostró fascinada por el mundo de la ufología, a los 25 se da cuenta de que ha perdido el tiempo, pues no existe ninguna evidencia de evolución sobre el denominado “fenómeno ovni”. Hay mejores medios de comunicación, más altavoces si se quiere, pero no hay nada más. Y esto lo ven quienes aprovechan su juventud para buscar la verdad de las cosas. Los resultados de los radiotelescopios, analizados con la herramienta del método científico nos enseñan el funcionamiento del mundo. Y la permanencia en las creencias inmutables lleva a los más débiles de mente a culpar a los demás de ocultar la información que revelaría como ciertos sus postulados. Es la única forma de poder explicar que haya tanta gente engañada, alimentando su ceguera aquellos vendemisterios que viven – y muy bien por cierto – de sus panfletos para individuos con mente “viciada” hacia lo “maravilloso”.

 

Sólo así se explica que siga pululando por los diversos medios de comunicación gente interesada en mantener la ignorancia (los profesionales de la superchería), a los que se unen sus “productos”, los entusiastas de lo paranormal porque carecen del más mínimo conocimiento para entender lo normal. Y otra cosa más grave: los entusiastas que tanto abundan en revistas, radio y televisión, abonan el terreno para que los “listos” de siempre (Iker Jiménez, Jeta Jeta Benítez, Javier Sierra, Cardeñosa, etc.) sigan haciendo caja, mientras ellos malgastan su tiempo y hasta su propia vida sin obtener los ingresos que permitan pagar la compra semanal en el supermercado. Al final de su vida acaban viviendo de la caridad de sus familiares o de los servicios sociales.

 

Y es que de los ovnis y de las pseudociencias viven los “listos” en su amplio mercado abonado indirectamente por los tontos que gratuitamente los promocionan. Y éstos viven de su trabajo o de la caridad. ¿Verdad que conocéis más de un caso de estos últimos?

Relacionados: Conspiración ovni, Caso Manises: caso cerrado, La cara de la Luna, El fraude científico de Planeta Encantado, Área 51 extraterrestre, El cosmonauta de Cuarto Milenio, Vida extraterrestre, Sectas esoterismo y racionalidad, Fantasmas y espíritus, Qué es investigar, Tonterías del “misterio” , Karvayal y 40 Aniversario de la llegada del hombre a la Luna.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: