Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28/06/09

Los vendedores de misterios, ignorantes a conciencia, cuando tratan un tema tan bonito como es el “caso” de las piedras del Valle de la Muerte en California deliran. ¿Qué sucede en este lugar? Resulta que unas rocas, algunas de Racetrack2cientos de kilos, se mueven por la superficie de  un inmenso y liso “lago” de tierra cuarteada por la sequía, dejando tras de sí una estela como si “alguien” o “algo” las hubiese empujado sin importar el peso de las mismas. Es como si los graciosos que realizan los círculos en los campos de cultivo descansaran unos días de hacer figuritas en las cosechas para dedicarse a empujar, por la noche, las rocas del Valle de la Muerte.Racetrack_Playa_from_space

Y como esa explicación tampoco convence a los misteriólogos, éstos concluyen que bien los extraterrestres o bien las “fuerzas del más allá” son los responsables de que estas piedras se muevan por la llanura o “playa” de este valle llamada Racetrack Valley.

 

Para ser tonto no hace falta estudiar, pero si uno quiere ser geólogo necesita ir a la universidad. Y son los estudiosos, los geólogos, quienes explican razonada y lógicamente, el movimiento “extraño” de las famosas rocas del Valle de la Muerte.

 

<Se ha observado que las rocas se mueven cada dos o tres años, y siempre tras tormentas (la huella que dejan sólo es compatible con movimiento cuando el terreno está húmedo). Pero no tras todas las tormentas, sino únicamente en invierno.Racetrack 

Si el viento y el barro fuesen suficientes, ¿por qué no se mueven en cada tormenta?

Pues “sencillo”: porque las tormentas tienen que suceder en invierno, de tal modo que el lago de 2-5 cm de profundidad que se forma sobre el suelo duro y desecado se hiela rápidamente, en cuestión de horas. El Valle de la Muerte es conocido por sus temperaturas en verano de más de 50ºC, ¡pero es que en invierno la temperatura es bajo cero!

Así, las piedras se ven inmersas en una gran superficie de hielo, como un glaciar. Cuando el hielo comienza a romperse, la acción del viento hace lo demás: las placas de hielo, que comienzan a deshelarse, “flotan” sobre una película acuosa, que lubrica el contacto con el barro, y todo se desplaza, incluso las rocas. Algo así como cuando una piedra se encaja bajo una puerta, y deja marcado el parqué con una fea marca. Esta teoría explica el movimiento de todas las piedras.

A mediados de los noventa, un investigador y su equipo publicaron en Geology la corroboración de la teoría, basado en el seguimiento GPS de varias piedras, comprobando que efectivamente se movían tras ciertas tormentas.Runningrock

Así pues, sí, las rocas se mueven, y algunas han dejado rastros de casi 900 m de largo. La causa, el viento, empujando superficies muy finas de hielo sobre un suelo reblandecido en invierno.> (extraído de Cultura trivial) Y un vídeo explicativo (en inglés) AQUÍ.

La explicación es tan sencilla que los vendedores de ignorancia no permitirán que la realidad les impida mantener en la inopia a los adeptos a la sinrazón.

Relacionados: Las líneas de Nazca, Machu PicchuDe Paititi a El Dorado, Área 51 extraterrestre, Fantasmas y espíritus, ¿Qué es investigar?, Análisis racional del fenómeno ovni, Misterios del universo y Vida en el universo.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: