Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 19/04/09

Con el título de “Lo paranormal no es inofensivo”, el Dr. Carlos J. Álvarez, profesor Titular de Psicología Cognitiva de la Universidad de La Laguna, publicó esto: “Fulanito tiene telepatía”; “Menganito vio un OVNI con seguridad”; “tal piedra elimina la energía negativa”. Comentarios de esta índole son relativamente habituales en nuestra sociedad. Pero lo cierto es que la mayoría de nosotros no tenemos constancia de que estas cosas sucedan o funcionen. Y seguramente nos preguntaremos por qué timos1ciertos iluminados hacen viajes astrales, ven fantasmas, leen el futuro o tienen poderes paranormales mientras el resto de los pobres humanos no poseemos tales facultades. Además es curioso que estos fenómenos sólo se den u ocurran en aquellas personas que creen en ellos.

 

La creencia en poderes paranormales, en seres de otra dimensión o en energías ocultas ha sido una constante en la historia del ser humano. Se han dado muchas razones para este tipo de creencias. El miedo a la muerte o el pensar que podemos estar solos en el universo es seguramente una de las causas que nos ha llevado a buscar algo más allá del mundo real, esto es, más allá de lo que nuestros sentidos o nuestra razón nos dicen que existe.

 

Otra de las causas que probablemente también determinó el origen de estas creencias es la necesidad de conocer, de explicar el mundo real. Los primeros seres humanos no podían entender por qué ocurrían las catástrofes naturales, por ejemplo, y las achacaban a dioses o deidades de distinto tipo. Cuando la búsqueda de conocimiento se desvincula de las explicaciones mitológicas comienzan a encontrarse explicaciones terrenales, mundanas, racionales a todos esos fenómenos, dándose muchos casos históricos en los que éstas chocan frontalmente con las creencias de la época (los casos de Galileo, Darwin…). Es así como surge la ciencia, huyendo del argumento de autoridad, de la supuesta revelación y de la intolerancia. No hay lugar para el dogmatismo en ciencia: toda teoría explicativa debe ser apoyada suficientemente por datos reales y empíricos.

 

Sin embargo, las creencias irracionales continúan presentes con la llegada del nuevo milenio, cambiando a Dios por los extraterrestres, a los curas por adivinos, astrólogos, espiritistas o iluminados, y a la Biblia por ideología New Age, por religiones orientales o por “terapias alternativas”. Incluso yo diría que lo irracional está en auténtica expansión en detrimento de la Ilustración, de la razón y de la ciencia. Desde mi punto de vista esto es preocupante por lo que conlleva de vuelta al oscurantismo y a la negación del espíritu crítico.randi1

 

Muchas veces me han preguntado qué tiene de malo que la gente crea en la astrología, en los adivinos, en los fantasmas o en la parapsicología si ello les hace felices. También me han preguntado el motivo por el cual los científicos escépticos vamos “en contra” de lo esotérico o lo paranormal, y sobre el por qué tenemos necesidad de decirles a la gente que son engaños y que no existe ninguna base para creer en ellos. Para responder a la primera cuestión yo siempre pregunto si hay que ser felices a cualquier precio y pongo un ejemplo: si a alguien le venden un diamante falso por un millón de pesetas, esa persona que desconoce la estafa de la que ha sido objeto estará muy contenta con su “diamante”. Sin embargo, lo que ha comprado con su dinero es un trozo de plástico. ¿Debemos permitir que el estafador quede impune? Dicha venta es claramente ilegal y estaremos de acuerdo en que hay que perseguir al farsante por mucho que el comprador se sienta bien en su desconocimiento. Los fraudes y las estafas deben desenmascararse y no se puede consentir el engaño. Pienso que esto también es aplicable a lo esotérico y parapsicológico.

 

Pero, ¿podemos estar seguros de que no existen los fenómenos paranormales y de que no hay gente con “poderes” mentales? Muchos científicos escépticos y neutrales han investigado las afirmaciones del mundillo paranormal desde hace mucho tiempo y la evidencia en apoyo de estos fenómenos es claramente negativa. Y no es que la ciencia no uri-gellerpueda explicarlos, como muchas veces he oído: es que ni siquiera ha podido constatar su existencia. Es increíble que, existiendo miles de personas en todo el mundo con supuestos poderes paranormales, nadie haya podido mover un objeto con la mente, adivinar el futuro o exhibir dotes telepáticas en condiciones controladas sin posibilidad de fraude y delante de investigadores responsables. Si existieran tales capacidades imagino que las personas que los poseen serían los primeros interesados en darlos a conocer y que sean avalados por la ciencia. Como dijo el famoso astrónomo Carl Sagan, la primera ley de la parapsicología es que todo poder sobrenatural desaparece cuando hay un escéptico delante. La fundación educativa norteamericana del célebre mago e ilusionista norteamericano James Randi ofrece, desde hace muchos años, un millón y medio de dólares a cualquier persona que en condiciones controladas y donde no sea posible el engaño, reproduzca cualquier fenómeno paranormal. Nadie hasta la fecha ha podido cobrar esa cifra. No deja de resultar curioso. Es de destacar que Randi, como ya hizo Houdini hace casi un siglo, ha desenmascarado a numerosos farsantes y supuestos “psíquicos”, mediums y curanderos evangelistas. Tal es el caso de Uri Geller (¿recuerdan al doblacucharas?), a quien dejó en evidencia en un programa televisivo en directo de máxima audiencia. La mayor parte de supuestas muestras de poderes mentales no pasan de ser sencillos trucos de magia que pasan inadvertidos a cualquiera pero no a un prestidigitador profesional. A pesar de lo que afirman los defensores de lo oculto, la conclusión es clara: no existe ninguna prueba real de la existencia de fenómenos paranormales […]

Relacionados: La parapsicología ¡vaya timo!, Fantasmas y espíritus, El misterio mata, Mente abierta cerebro al suelo, Leña al mono que es de goma, Algún tipo de energía y Psicología científica y las pseudopsicologías.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: