Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 enero 2009

O de cómo nunca se encuentra nada

El líder de la oposición británica, David Cameron, se comprometió a revelar todos los archivos secretos que existan sobre avistamientos de OVNIS si se convierte en primer ministro del Reino Unido. A preguntas de los periodistas británicos, Cameron aclaró que no tiene “ni idea” de si los “aliens” existen o si los avistamientos que se han documentado “tienen alguna base de verdad”, pero afirmó que cree en “la libertad de información”.davidcameron

 

Hasta aquí el resumen de la noticia, tal como la reflejan diversos medios informativos. Pero lo más interesante vendrá en su momento, cuando David Cameron acceda al gobierno. Ya se está desclasificando archivos, a medio plazo se publicarán todos, pero Cameron dice que lo hará rápido. Y mi apuesta es que no convencerá, ¿por qué?, porque como no hay marcianos, los conspiranoicos de turno alegarán que el gobierno oculta “lo más interesante”. Y para esta gente sólo es válida la respuesta afirmativa en el caso Ovni: “existen los extraterrestres”, lo contrario es “ocultación gubernamental”.

 

Que le vaya bien a Cameron en Reino Unido, pero Dinamarca ha desclasificado los archivos ovnis, y tampoco se han encontrado extraterrestres. Así lo recoge Luis Ruiz en su blog Marcianitos Verdes que les recomiendo mirar.

 

ufotegningNi en la desclasificación ovni norteamericana, ni en la española, ni en la británica, ni en la danesa, ni en la francesa, ni en ninguna aparecerá nada que no sea casuística de la que ya disponen los investigadores de este mundillo. Por desgracia es muy difícil hacer realidad los sueños, y el sueño de un ser supremo (Dios) que vela por nosotros, cambiado por otro sueño (los extraterrestres) que nos van a ayudar en nuestras penas, no son realidad. Pero en ambos apartados hay feligreses intentándolo.

Relacionados: Ovnis en Gran Bretaña, Análisis racional del fenómeno ovni, o Vida extraterrestre y Vida en el universo.

Read Full Post »

Tengan la seguridad de que antes o después se producirá un impacto contra la Tierra de los denominados “de gran extinción”. Sucedió en el pasado y sucederá en el futuro. La única incógnita es el tiempo. ¿De cuánto tiempo disponemos? A continuación les resumo el documental “Amenazas del espacio” que vi hace algunos años, aunque no es el que circula actualmente con ese título por la red:

 

Existe la idea que todos los planetas giran de modo uniforme y que todo funciona a la perfección. Pero teniendo en cuenta la cantidad de cometas y asteroides que nos rodean, algún día se producirá un impacto. Sucedió en el pasado y sucederá en el futuro.

 

impact_site_of_fragment_gA medida que la tecnología nos acerca al Universo vemos que la destrucción por cataclismos es algo corriente en el cosmos. Recientes imágenes del telescopio espacial Hubble nos muestran choques de galaxias; sabemos que hay agujeros negros tragándose literalmente sistemas estelares enteros.

 

Algunos científicos creen que Marte era un planeta verde, con océanos, parecido a la Tierra, hasta que una serie de impactos acabó con su atmósfera convirtiéndolo en un planeta muerto. Venus está lleno de cráteres por impactos, algunos de ellos del tamaño de un pequeño país. En la Tierra el cráter visible más famoso es el del meteorito de Arizona.

 

Los astrónomos David Levy y Jane Shoemacker, dedicados a descubrir cometas en la década de los 90, en 1993 encontraron uno que explica lo que ocurre cuando un cometa choca contra un planeta. Más tarde este cometa, llamado Shoemacker-Levy-9, era destrozado en varios trozos por la gravedad de Júpiter. Una línea de pequeños cometas se dirigía hacia el gigante Júpiter en trayectoria de choque a 210.000 Km. por hora. La explosión del primer trozo levantó una nube 3000 Km. por encima del planeta. Durante 6 días se registraron 16 impactos, y el más grande dejó una nube del tamaño de la Tierra que duró casi un año. Pudimos verlo por televisión.

 

¿Qué pasaría con nosotros? Si uno dice que un cometa o asteroide puede chocar contra nosotros ¿cómo eliminamos el factor risa? Después de lo del Schumacker-Levy-9 ya nadie se ríe.tycho_crater_on_the_moon1

 

Ahora hemos comenzado a darnos cuenta de que la Tierra es un objetivo en potencia. En la Luna tenemos pruebas de impactos (más de 30.000), y en la Tierra, a pesar del efecto erosivo de la atmósfera y el agua, se han contabilizado 180 en los últimos 20 años, pero existen más de 2000 ocultos por las selvas y los océanos.

 

La tecnología de los satélites nos ha permitido descubrir la huella del asteroide que impactó al Noreste de la península de Yucatán, en México, exterminando a los dinosaurios hace 65 millones de años. Pero no todo se ha producido en el pasado lejano. En este siglo, en el verano de 1908, una noche los habitantes de Londres vieron el firmamento iluminado hacia el Sudeste que permitía leer de noche. El observatorio sismológico de Bruselas había detectado un terremoto con epicentro en Siberia. Pero no fue hasta 20 años más tarde cuando una expedición de científicos decidió acercarse al lugar donde se suponía que un meteorito había chocado con la Tierra, con la esperanza de observar el cráter y determinar el mineral aprovechable. Pero en Tunguska, Siberia, no había cráter, no había mineral, sólo árboles abatidos en forma radial respecto a un centro.

 

La causa de este hecho dio origen a todo tipo de especulaciones; se habló desde un terremoto hasta una nave espacial que había estallado. El Dr. Jasper Wal del observatorio real de Greenwich concluye que se trató de un meteorito que no chocó con la Tierra sino que estalló a 1500 metros sobre el bosque; una gran bola de fuego de 30 megatones lo incendió y después que la onda de choque y el polvo apagasen el fuego sólo nos quedaron los árboles tumbados en una superficie equivalente a una gran ciudad. Si hubiese sucedido 3 horas más tarde lo habría hecho sobre Moscú y millones de personas habrían muerto.

 

Los científicos nos aseguran que una explosión así solo sucede una vez cada cien mil años, pero 20 años más tarde la Tierra recibió otro impacto. En la selva amazónica, años 30, a los aborígenes les pareció el fin del mundo cuando al amanecer unas explosiones parecían incendiar el cielo y después la selva, más de 2000 Km2. Sabemos esto por un misionero católico que llegó justo a tiempo de evitar que el hechicero suministrara un veneno a la tribu para suicidarse como sacrificio que aplacara a los dioses.

 

Tres pequeños asteroides produjeron la tragedia; pero tanto Siberia como Brasil son regiones poco habitadas ¿Es posible que no siempre hayamos tenido tanta suerte?comet-hale-bopp

 

En 1871 los titulares de todo el mundo informaron del incendio que arrasó Chicago. Pero lo que la historia ha olvidado es que esa misma tarde y a esa misma hora otros doce incendios arrasaron zonas de otros cuatro estados circundantes causando aún más devastación. El científico Randall Carson dice que la razón de lo inexplicable de estos hechos fue que nadie pudo ver la explosión de un cometa de unos 100 metros de diámetro a 30 kilómetros de altura y que provocó los enormes incendios del Medio Oeste americano en 1871. Esa noche, en Peshtigo, murieron 1200 personas en un incendio inimaginable. A las 8 de la tarde una extraña luz precedió un gran trueno, y luego otros truenos más fuertes, como preludio a la gran tormenta de fuego y árboles arrancados de cuajo que arrasó la ciudad. Ropa y pelo ardían instantáneamente. El cielo estaba en llamas. Peshtigo fue devorada y a otro día los restos que quedaron eran similares a los árboles de la explosión en Tunguska. Posiblemente otras tragedias de nuestra Historia sucedieron sin saber que eran impactos.

 

¿Ocurrirá de nuevo? Durante siglos hemos representado a los cometas como dragones que aterrorizaban la Tierra o como rayos enviados por Dios para castigarnos. Pero sabemos que son restos de la nube que dio origen al Sistema Solar. Se cree que fueron impactos de cometas los que proporcionaron el agua de los océanos de la Tierra. Normalmente son encontrados por aficionados, como el cometa Halle-Bopp, pero mientras que los cometas son más visibles y representan una cierta amenaza para nosotros, el mayor peligro es un impacto provocado por un asteroide.

 

meteorEstos cuerpos celestes en su mayoría ocupan una franja entre Marte y Júpiter y muchos de ellos tienen órbitas excéntricas que cruzan la de la Tierra. Según cálculos recientes un asteroide del tamaño de una casa cruza la órbita entre la Tierra y la Luna una vez al día, y uno del tamaño de un campo de fútbol lo hace una vez al mes. En 1996, un estudiante de astronomía, Carl Hergenrother, observó cómo un trozo de asteroide desviado por los choques que se producen en el cinturón de asteroides se dirigía hacia la Tierra. Pasó a 600.000 Km. de distancia, pero de haberlo hecho 7 horas más tarde el impacto habría sido inevitable.

 

El secreto de las Fuerzas Armadas Norteamericanas respecto a la amenaza de los asteroides ha sido desclasificado gracias al físico Edward Tagliaferri. Los satélites militares han registrado 136 detonaciones en la alta atmósfera en 17 años, similares a explosiones nucleares. Un meteorito del tamaño de un balón iluminaría el cielo como para leer el periódico de noche. En 1994, a 20.000 metros de altura estalló en pleno Pacífico un meteorito con una energía 5 veces la bomba de Hiroshima. Fue detectado por los satélites de defensa, y hasta sacaron de la cama al Presidente de los Estados Unidos. 136 Detonaciones en 17 años son una explosión nuclear cada 6 semanas.meteorito1

 

El impacto de un asteroide de un kilómetro y medio significaría una explosión equivalente a 30.000 megatones (más que todos los arsenales nucleares del planeta). El choque en el océano originaría un maremoto que aniquilaría las ciudades costeras y las olas de 2 kilómetros de altura harían estragos en el interior. En tierra, el impacto ocasionaría un terremoto con una onda de aniquilación que viajaría a 750 km/hora. Un armagedón de desastres asolaría el mundo; las fallas se moverían, los volcanes entrarían en erupción y miles de toneladas de tierra candente serían lanzadas a la atmósfera provocando incendios en todo el planeta. Habría miles de impactos secundarios y se elevaría la temperatura de la atmósfera. Una nube negra oscurecería la Tierra durante un año, y comenzaría lo que llamamos un invierno nuclear. Sin luz y con lluvias ácidas no habría fotosíntesis, ni plantas, ni animales herbívoros, ni carnívoros. Sólo muerte. Cuando el tiempo se despejara sufriríamos el efecto invernadero y la temperatura sería muy elevada durante cientos de años.

 

¿Se puede rechazar una amenaza de esta envergadura? La probabilidad de morir por un cometa es la misma que la de morir en un accidente aéreo. Pero el dinero que se invierte en investigación espacial no es nada comparado con el invertido en la seguridad de los aviones; los acontecimientos corrientes parecen más importantes pero un meteorito puede ser globalmente catastrófico.

 

dinoasteroideHoy tenemos tecnología que, si vale para desviar misiles, también vale para desviar asteroides. El problema es de tiempo. Si descubrimos que un meteorito va a chocar dentro de 2 meses no podremos hacer nada, salvo evacuar la zona de impacto en lo posible. Pero si disponemos de 10 o 20 años no sería difícil desviar la órbita. Bien con bombas nucleares, con el riesgo de hacer trozos el meteorito y que nos lluevan los restos, o bien con explosiones controladas en la propia superficie que ocasiona una reacción que desvía al astro de su trayectoria. Se estudian otras posibilidades pero, repito, todas en función del tiempo que dispongamos para realizarlas.

 

Si no respondemos a este desafío técnico, antes o después un asteroide o un cometa chocará contra la Tierra y provocará su destrucción. El 99% de las especies ha desaparecido, muchas de ellas, como los dinosaurios, por impactos. No se dieron cuenta de lo que les pasaba y ahí radica la diferencia: somos la primera especie que reconoce esa amenaza del espacio y sólo si nos enfrentamos a ella podremos asegurar nuestro futuro en el planeta Tierra.

Relacionados: El misterio de Tunguska, o La edad de la Tierra, Misterios del universo (I), Misterios del universo (II) y Vida extraterrestre.

Read Full Post »

Ateísmo vs. religión

Otra vez me hallaba yo matando moscas con el rabo y me he dicho ¿qué hago ahora? Ya que en la próxima media hora no tengo nada que hacer me he respondido… ¡voy a seguir dándole “palos” a la religión católica!, aún a riesgo de que alguien pudiera pensar que tal vez yo tuviera en mi niñez un trauma con el catolicismo. No fue así, pero casi. Yo, de niño, era católico y me confesaba ante un cura que lo único que quería saber era cuántas veces me tocaba la “pilila”. Hoy, como soy mayor, me toco la polla. La Iglesia me da palos a mí y yo, como no soy católico, ojo por ojo. Y en éstas me ando cuando se me ha ocurrido escribir este post.

 

rouco_varelaAlgunos profesionales de la religión se han quejado a la Generalitat de Catalunya por permitir en espacios públicos la campaña del ateísmo que ellos consideran una blasfemia. Vean la frase blasfema: “Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida”. ¿Dónde está el insulto o la blasfemia? Para colmo de cinismo, Rouco Varela (el capo de los obispos españoles), alega sobre esa campaña que “hablar mal de los creyentes es un abuso que condiciona injustamente el ejercicio de la libertad religiosa”. Que su dios lo perdone.

 

¿Dónde se habla mal de los creyentes? ¿A quién se le impide ejercer su libertad religiosa? Un insulto sería decir que todo el que padezca un defecto físico no puede acercarse al altar de Dios… ¡Eso lo dice la Biblia en el Levítico! Y digo yo, ¿qué hace un cura con gafas en una ceremonia religiosa? ¡Ah, ya! Ahora entiendo por qué ninguno de los enfermos que visita Lourdes sana en su peregrinación. Entran en la iglesia y la cagan. Dios no está con ellos. ¡Semejante aberración es un insulto a creyentes y ateos! Y eso lo mantienen los curas como libro sagrado, pero nunca lo leen en su templo. Al igual que jamás leen lo que escribió el fundador del cristianismo en su libro sagrado llamado Nuevo Testamento (Hc. 17, 24): El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que hay en él, ése, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por mano del hombre.sant-de-compost

 

¿Se imaginan a un cura leyendo eso en misa? Imaginen que a algún creyente se le ocurriera mirar a su alrededor, viendo los muros, los bancos, el altar, la cúpula,… Su conclusión debería ser evidente: ¿Qué hago yo aquí?

 

Rouco, bien está que insultes a tus creyentes, pero no pretendas también insultarnos a nosotros, los ateos. Un ateo lleva mucho tiempo “tragando” con las facilidades que la Iglesia ha tenido para cabalgar a lomos del poder. Bien está que empecemos a equipararnos en derechos con los creyentes. Además, no deberías preocuparte, tu dios, omnipotente, omnipresente, nunca permitirá que se abra paso la razón y el conocimiento. Aplícate la leyenda inglesa de una canción, Don´t worry, be happy (“No seas guarro y sé feliz”).

Relacionados: La vía hacia el ateísmo, ¿Desaparecerá la Iglesia Católica?, Ateísmo y moralidad, Misterios de la religión, La religión es un timo y Probablemente la religión es un cachondeo.

Read Full Post »

José Arambuena, desde Murcia, me ha mandado la transcripción y el enlace de otro vídeo de algunos individuos que “divulgan” por las ondas sus raquíticos conocimientos haciendo gala de ser “informadores” de “algo”, cuando sólo son unos asustadizos hombres al lado de la grandeza de la verdadera investigación. El programa en cuestión trata, a lo que parece, de sumir a su audiencia en el pozo del asombro sobre cosas que, a poco que se estudie, se comprenden por sí solas.

 

La “cosa” va por el presunto varapalo que el periodista le proporciona a la Ciencia a los efectos de poder defender mejor sus posiciones esotéricas, sin razonar por lo más mínimo que es la propia Ciencia quien ofrece esas novedades. Esto decía (sic):

 

milky_way_galaxyMediciones de alta precisión de nuestra Vía Láctea evidencian que nuestra galaxia está rotando a unas 100.000 millas más por hora más rápido y es más masiva de lo que se creía hasta ahora (…) pero fíjense que en los últimos programas estamos hablando de datos importantes, datos que, bueno, se creía o creía la Ciencia conocer y, sin embargo, en este caso o en los casos anteriores, estamos conociendo datos que rompen con lo establecido o con lo investigado. Aparecen otros datos y derrumban los anteriores. Esto es muy importante porque siempre se ha dicho que lo que nos dice la Ciencia debemos hacerle mucho caso y, efectivamente, así es, pero no olvide la Ciencia y eso lo hemos manifestado en más de una ocasión, que no es que se equivoque sino que lo que creía, lo que tenía ya investigado, se abre otro abanico y aparecen otros datos que, repito, derrumban los anteriores. Por tanto, hay mucho que investigar y hay mucho que saber, y posiblemente ese conocimiento que tenemos, mañana sea otro diferente.

 

El periodista desconoce el funcionamiento del método científico y considera a la Ciencia como una persona que siente, que cree, y capaz de olvidar. ¡Qué chorrada! La Ciencia tiene su propio mecanismo de corrección de errores pero eso, él, no es capaz de entenderlo. Lo único que entiende es que digamos lo que digamos, razonemos lo que razonemos, descubramos lo que descubramos, nunca se apartará de su “pozo del misterio”. Los vendemisterios son incapaces de rectificar sus postulados cuando se les demuestra su error. Al menos, la Ciencia, siempre evoluciona mientras que hay gente capaz de estancarse en su propio desconocimiento. Y eso no es lo peor. Es más grave creer que se divulga cuando sólo se hace el ridículo. Disfrútenlo cuando habla del accidente del Columbia AQUI y, mejor, cuando escuchen a sus colaboradores AQUÍ.

Relacionados: ¿Qué es investigar?, El misterio mata o Vida extraterrestre.

Read Full Post »

…pero alguien es el diablo

¿Dónde están las armas de destrucción masiva? Hubo un tiempo en que Iraq era un país “laico” en medio de una zona de fanáticos. Las mujeres iban a la universidad y, lo más importante, no había terrorismo. Un dictador mantenía la situación de difícil equilibrio, pero el ser dictador no era lo que llevaba a los norteamericanos a su derrocamiento. De hecho, ese mismo dictador era financiado y ayudado por EEUU cuando se dedicaba a hostigar a Irán. Y el hecho de ser un tirano nunca movió a los “altruistas” americanos, puesto que otros tiranos, más sanguinarios, fueron aupados y mantenidos en sus puestos por ellos mismos. Ejemplos hay en la historia reciente.

 

Ahora nos vemos con la noticia de que el Pentágono “infló” los informes sobre la reconstrucción de Iraq. (Ver AQUÍ)

 

No hay posibilidad de reconstruir un país que ha sido arrojado al abismo. Antes al contrario; las empresas encargadas de dicha reconstrucción se han quedado con el dinero y no han hecho nada. Ahora el dinero ha desaparecido, por arte de magia, de todos lados, pero el desastre continúa. Cuando los norteamericanos salgan de allí, el ascenso al poder de los fanáticos está garantizado y, como mucho, se podrá llegar al “acuerdo” con ellos, de respetarlos siempre que sean los mismos norteamericanos quienes gestionen el petróleo iraquí. Eso sí, la población será la que pague la factura de un gobierno impulsado por Alá para llevarlos, con suerte, a la Edad Media, como todos los países donde gobierna Dios.

 

neanTerrorismo, fanatismo, y miedo para occidente salen reforzados “gracias” a la gestión de quienes ahora se “desmarcan” de su responsabilidad. Todos no. Todavía queda algún neandertal que se siente orgulloso de lo hecho. Máxime cuando declara que Bush se marcha como un gran estadista y Sarah Palin es un ejemplo de intelectualidad, mientras la elección de Obama ha sido un hecho folclórico de la historia. Y hay gente que aplaude su irresponsabilidad (AQUÍ).

Por supuesto que Obama no será la solución de los males, ni es Dios, pero está claro que la caja de Pandora se abrió con el contubernio de “tres grandes estadistas” que vuelven a escaparse de la justicia humana y divina. De la humana porque tienen la sartén por el mango, y de la divina por la eterna inacción de Dios.

Read Full Post »

Por Isaac Asimov, previo al “origen y evolución de la Tierra

Los autores de mitos inventaron muchas y peregrinas fábulas relativas a la creación del Universo (tomando, por lo general, como centro, la Tierra, y calificando ligeramente lo demás como el “cielo” o el “firmamento”). La época de la Creación no suele situarse en tiempos muy remotos (si bien hemos de recordar que, para el hombre anterior a la Ilustración, un período de 1000 años era más impresionante que uno de 1000 millones de años para el hombre de hoy).576px-jordens_inresvg

 

Por supuesto que la historia de la creación con la que estamos más familiarizados es la que nos ofrecen los primeros capítulos del Génesis, pletóricos de belleza poética y de grandiosidad moral, teniendo en cuenta su origen.

 

En repetidas ocasiones se ha intentado determinar la fecha de la Creación basándose en los datos de la Biblia (los reinados de los diversos reyes; el tiempo transcurrido desde el Éxodo hasta la construcción del templo de Salomón; la Edad de los Patriarcas, tanto antediluvianos como postdiluvianos). Según los judíos medievales eruditos, la Creación se remontaría al 3760 a. J.C., y el calendario judío cuenta aún sus años a partir de esta fecha. En el 1658 de nuestra Era, el arzobispo James Ussher, de la Iglesia anglicana, calculó que la fecha de la Creación había de situarla en el año 4004 a. de J.C., y precisamente a las 8 de la tarde del 22 de octubre de dicho año. De acuerdo con algunos teólogos de la Iglesia ortodoxa griega, la Creación se remontaría al año 5508 a. de J.C.

 

Hasta el siglo XVIII, el mundo erudito aceptó la interpretación dada a la versión bíblica, según la cual, la Edad del Universo era, a lo sumo, de sólo 6 ó 7 mil años. Este punto de vista recibió su primer y más importante golpe en 1785, al aparecer el libro Teoría de la Tierra, del naturalista escocés James Hutton. Este partió de la proposición de que los lentos procesos naturales que actúan sobre la superficie de la Tierra (creación de montañas y su erosión, formación del curso de los ríos, etc.) habían actuado, aproximadamente, con la misma rapidez en todo el curso de la historia de la Tierra. Este “principio uniformista” implicaba que los procesos debían de haber actuado durante un período de tiempo extraordinariamente largo, para causar los fenómenos observados. Por tanto, la Tierra no debía tener miles, sino muchos millones de años de existencia.

estratos1Los puntos de vista de Hutton fueron desechados rápidamente. Pero el fermento actuó. En 1830, el geólogo británico Charles Lyell reafirmó los puntos de vista de Hutton y, en una obra en 3 volúmenes titulada Principios de Geología, presentó las pruebas con tal claridad y fuerza, que conquistó al mundo de los eruditos. La moderna ciencia de la Geología se inicia, pues, en este trabajo.

 

Se intentó calcular la edad de la Tierra basándose en el principio uniformista. Por ejemplo, si se conoce la cantidad de sedimentos depositados cada año por la acción de las aguas (hoy se estima que es de unos 30 cm cada 880 años), puede calcularse la edad de un estrato de roca sedimentaria a partir de su espesor. Pronto resultó evidente que este planteamiento no permitiría determinar la edad de la Tierra con la exactitud necesaria, ya que los datos que pudieran obtenerse de las acumulaciones de los estratos de rocas quedaban falseados a causa de los procesos de la erosión, disgregación, cataclismos y otras fuerzas de la Naturaleza. Pese a ello, esta evidencia fragmentaria revelaba que la Tierra debía de tener, por lo menos, unos 500 millones de años.rios

 

Otro procedimiento para medir la edad del planeta, consistió en valorar la velocidad de acumulación de la sal en los océanos, método que sugirió el astrónomo inglés Edmund Halley en 1715. Los ríos vierten constantemente sal en el mar. Y como quiera que la evaporación libera sólo agua, cada vez es mayor la concentración de sal. Suponiendo que el océano fuera, en sus comienzos, de agua dulce, el tiempo necesario para que los ríos vertieran en él su contenido en sal (de más del 3%) sería de mil millones de años aproximadamente.

 

Este enorme período de tiempo concordaba con el supuesto por los biólogos, quienes, durante la última mitad del siglo XIX, intentaron seguir el curso del lento desarrollo de los organismos vivos, desde los seres unicelulares, hasta los animales superiores más complejos. Se necesitaron largos períodos de tiempo para que se produjera el desarrollo, y mil millones de años parecía ser un lapso suficiente.

 

Sin embargo, hacia mediados del siglo XIX, consideraciones de índole astronómica complicaron de pronto las cosas. Por ejemplo, el principio de “conservación de la energía” planteaba un interesante problema en lo referente al Sol, astro que había venido vertiendo en el curso de la historia registrada, hasta el momento, colosales cantidades de energía. Si la Tierra era tan antigua, ¿de dónde había venido toda esa energía? No podía haber procedido de las fuentes usuales, familiares a la Humanidad. Si el Sol se había originado como un conglomerado sólido de carbón incandescente en una atmósfera de oxígeno, se habría reducido a ceniza (a la velocidad a que venía emitiendo la energía) en el curso de unos 2500 años.

 

El físico alemán Hermann von Helmholtz, uno de los primeros en enunciar la ley de conservación de la energía, se mostró particularmente interesado en el problema del Sol. En 1854 señaló que si éste se fuera contrayendo, su masa experimentaría un incremento de energía al acercarse hacia el centro de gravedad, del mismo modo que aumenta la energía de una piedra cuando cae. Esta energía se transformaría en radiación. Helmholtz calculó que una concentración del Sol de sólo la diezmilésima parte de su radio, proporcionaría la energía emitida durante 2000 años.

 

El físico británico William Thomson (futuro Lord Kelvin) prosiguió sus estudios sobre el tema y, sobre esta base, llegó a la conclusión de que la Tierra no tendría más de 50 millones de años, pues la velocidad con que el Sol había emitido su energía debería de haberse contraído partiendo de un tamaño gigantesco, inicialmente tan grande como la órbita que describe la Tierra en torno a él. (Esto significaba, por supuesto, que Venus debía de ser más joven que la Tierra, y Mercurio, aún más). Lord Kelvin consideró que si la Tierra en sus orígenes, había sido una masa fundida, el tiempo necesario para enfriarse hasta su temperatura actual sería de unos 20 millones de años, período que correspondía a la edad de nuestro planeta.

 

Hacia 1890, la batalla parecía entablada entre dos ejércitos invencibles. Los físicos habían demostrado -al parecer, de forma concluyente- que la Tierra no podía haber sido sólida durante más de unos pocos millones años, en tanto que los geólogos y biólogos demostraban -de forma también concluyente- que tenía que haber sido sólida por lo menos durante unos mil millones de años.

 

Luego surgió algo nuevo y totalmente inesperado, que destrozó las hipótesis de los físicos.

 

tierra-solEn 1896, el descubrimiento de la radiactividad reveló claramente que el uranio y otras sustancias radiactivas de la Tierra liberaban grandes cantidades de energía, y que lo habían venido haciendo durante mucho tiempo. Este hallazgo invalidaba los cálculos de Kelvin, como señaló, en 1904, el físico británico, de origen neozelandés, Ernest Rutherford, en una conferencia, a la que asistió el propio Kelvin, ya anciano, y que se mostró en desacuerdo con dicha teoría.

 

Carece de objeto intentar determinar cuánto tiempo ha necesitado la Tierra para enfriarse, si no se tiene en cuenta, al mismo tiempo, el hecho de que las sustancias radiactivas le aportan calor constantemente. Al intervenir este nuevo factor, se había de considerar que la Tierra podría haber precisado miles de millones de años, en lugar de millones, para enfriarse, a partir de la masa fundida, hasta la temperatura actual. Incluso sería posible que fuera aumentando con el tiempo la temperatura de la Tierra.

 

La radiactividad aportaba la prueba más concluyente de la edad de la Tierra, que permitía a los geólogos y geoquímicos calcular directamente la edad de las rocas a partir de la cantidad de uranio y plomo que contenían. Gracias al “cronómetro” de la radiactividad, hoy sabemos que algunas de las rocas de la Tierra tienen, aproximadamente, 3000 millones de años, y hay muchas razones para creer que la antigüedad de la Tierra es aún mayor. En la actualidad se acepta para el planeta una edad de 4600 millones de años.

Relacionados: El fin del mundo, Misterios del universo (I), Teorías de Ciencia (origen y evolución de la Tierra)

Read Full Post »

Mahs, en su blog "Pegado al suelo" me enseñó esta viñeta

Mahs, en su blog "Pegado al suelo" me enseñó esta viñeta


Cuando el diablo no tiene nada que hacer, mata moscas con el rabo. Y yo, ahora, estoy desocupado. En Gen. 4, 15, Dios pone una señal a Caín para que nadie lo matase cuando lo viere, pues el propio Dios se encargaría de vengar esa muerte siete veces. La conclusión es bien sencilla: o bien hubo varios dioses creadores de adanes y evas, o Adán y Eva eran gilipollas, incapaces de reconocer a su propio hijo… ¡sólo había 3 humanos en la Tierra!

Pero dos versículos más tarde, Gen. 4, 17, se aclara la disyuntiva: ¡hubo varios dioses creadores, no sólo Yavé!, ya que Caín conoce a su mujer, que concibió y parió a Enoc. ¿De dónde salió la mujer de Caín? Evidentemente de una “creación paralela”.

Tal y como digo al principio. No tenía nada que hacer y he decidido enfrentar a los creyentes con sus propias contradicciones. Mientras ellos justifican lo injustificable, yo me marcho al hospital con este libro de humor y violencia (la Biblia) para que me encajen la mandíbula, que se ha desencajado de tanto reírme.

Relacionados: La vía hacia el ateísmo. También Ateísmo y moralidad, o ¿Desaparecerá la Iglesia Católica?, Misterios de la Biblia (I), Misterios de la Biblia (II) y La religión es un timo.

Read Full Post »

Hace algunos meses se publicó esta noticia en Ciencia.Nasa. Durante más de 400 años, los astrónomos han estudiado el Sol desde lejos. Pero ahora la NASA ha decidido viajar hasta allí.

 

spp_med“Visitaremos una estrella viva, que respira, por primera vez en la historia”, dice la científica Lika Guhathakurta, de las oficinas centrales de la NASA. “Esta es una región inexplorada del sistema solar y hay muchas posibilidades de hacer grandes descubrimientos allí”.

 

El nombre de la misión es Solar Probe+. El lanzamiento de dicha nave podría producirse en el año 2015. Para cuando concluya la misión, 7 años después, quienes ahora la planean creen que Solar Probe+ habrá resuelto dos grandes misterios de la astrofísica y que realizará muchos descubrimientos más durante su viaje.

Misterio 1 —La corona: si pudiésemos colocar un termómetro en la superficie del Sol, éste marcaría aproximadamente 6.000o C. La intuición dice que la temperatura debería bajar conforme nos alejamos; en cambio, la temperatura se eleva. La atmósfera externa del Sol, la corona, registra temperaturas de más de un millón de grados centígrados, cientos de veces más caliente que la estrella, que está abajo. Esta elevada temperatura continúa siendo un misterio 60 años después de que se la midió por primera vez.orbits_strip_spanish

Misterio 2 —El viento solar: el Sol expele un viento caliente de partículas cargadas, que viaja a millones de kilómetros por hora a través del sistema solar. Los planetas, los cometas, los asteroides… todos lo sienten. Curiosamente, no hay viento solar propiamente organizado cerca de la superficie del Sol, aunque entre planetas exista un auténtico vendaval. En algún punto intermedio, algún agente desconocido imprime una gran velocidad al viento solar. La pregunta es ¿de qué se trata?

Por lo que se oye en el autodenominado “mundo del misterio = ignorancia”, es una pena que la NASA pierda el tiempo y el dinero organizando misiones que podría ahorrarse si le preguntase a esos “extraterrestres” que encubre en “complicidad” con el gobierno norteamericano.

No obstante, por mucho que les pese a algunos, será la Ciencia quien descubra y certifique la existencia de vida extraterrestre, así que yo, en su lugar, no denostaría tanto a la Ciencia. Nuestro universo contiene misterios y conceptos por descubrir, tan sumamente maravillosos, como para no necesitar la religión de la ufología, con “profetas” igual de ineptos que los “otros”. El ser humano investiga, aprende y aplica sus conocimientos a la construcción de una sonda que le permitirá ampliar esos conocimientos. Ha sido así desde que estamos sobre este planeta. Pero los fanáticos de la “nueva religión de la ufología” infravaloran al ser humano, ¿no será porque su complejo de inferioridad intelectual los obliga a tener que rebajar al resto de la humanidad para equilibrarse? En los casos en que no se hace por dinero, es la única opción.

Relacionados: Misterios del universo (I). También ¿Llegó el hombre a la Luna?, o Vida extraterrestre, incluso Vida en el universo y el melancólico Adiós a la Luna.

Read Full Post »

El concepto de “Dios” fue inventado como antítesis de la vida: concentra en sí, en espantosa unidad, todo lo nocivo, venenoso y difamador, todo el odio contra la vida. El concepto de “más allá”, de “mundo verdadero”, fue inventado con el fin de desvalorizar el único mundo que existe, para no dejar a nuestra realidad terrenal ninguna meta, ninguna razón, ningún quehacer. El concepto de “alma”, de “espíritu”, y, en fin, incluso de “alma inmortal”, fue inventado para despreciar el cuerpo, enfermarlo –volverlo “santo”-, para contraponer una espantosa despreocupación a todo lo que merece seriedad en la vida, a las cuestiones de la alimentación, vivienda, régimen intelectual, asistencia a los enfermos, limpieza, clima. En lugar de la salud, la “salvación del alma”, es decir, una folie circulaire [locura circular] que abarca desde las convulsiones de penitencia hasta las histerias de redención. El concepto de “pecado” fue inventado al mismo tiempo que su correspondiente instrumento de tortura, el concepto de “libre albedrío”, para obnubilar los instintos, con el propósito de convertir en una segunda naturaleza la desconfianza con respecto a ellos.

                                                                NIETZSCHE, Ecce homo

 

michel-onfrayNo hace mucho tiempo conocí a través de los textos a un filósofo francés muy interesante, Michel Onfray, que defiende la teoría de que no hay Filosofía sin psicoanálisis, sin Sociología, ni Ciencias. Se trata de un ateo lúcido donde los haya, y capaz de hacernos entender el “tema” religioso con rigor, con conocimiento y con crudeza. Al menos así lo he aprendido en su fenomenal libro “Tratado de ateología”, del que me hubiese gustado dejarles alguna de sus “joyas”, pero la editorial no contesta a mi solicitud de permiso para ello. Aún así, pueden leer una entrevista altamente recomendable AQUÍ.

Read Full Post »

Cuando un hinbestigador desconoce un determinado fenómeno dice que se trata de “algún tipo de energía”. Lo que sucede es que los hinbestigadores también desconocen lo que es la energía. 

fantasma057

Son capaces de decir que la “aparición de un fantasma es la visualización de “algún tipo de energía”, o que dentro de los círculos que la gente hace en los cultivos se “manifiesta algún tipo de energía”. Cuando ignoran algo recurren a una ignorancia mayor. ¿Qué es la energía? ¿Cómo se mide la energía? Básicamente, la energía se puede definir como la “capacidad de realizar un trabajo”, siempre y cuando tengamos claro qué es trabajo. Los resultados de la energía aplicada se miden con los distintos aparatos que modifican los estados de la materia (termómetros, velocímetros para el movimiento, galvanómetros, etc.), pero cuando la “energía” es mencionada por un paranormanólogo y/o gilipollas sólo existe un único aparato para medirla, el psiquiatra.

 

Pero en el caso que nos ocupa, no hace falta recurrir a grandes dosis de conocimiento (lo cual no estaría mal), basta con haber estudiado, al menos, hasta el nivel de la enseñanza primaria, donde hay conceptos en física tales como energía cinética, potencial, etc. Incluso se estudia el principio fundamental que dice “la energía ni se crea ni se destruye, únicamente se transforma”. Y ahora viene lo bonito, ¿quién dice que la “energía” no se puede transformar en un “fantasma”?

 

fantasma064Los autodenominados hinbestigadores de lo para anormal alegan que, cuando se produce una “manifestación fantasmal”, la temperatura del medio ambiente disminuye. Lo han dicho tantas veces que es un postulado inamovible de toda la jarcia de ignorantes que mantiene vivo el interés por el desconocimiento. Pero… ¿Acaso no podría la “energía” del medio ambiente disminuir para concentrarse en la formación de un fantasma? Pues claro. Y también puede dejar de fluir entre las sinapsis neuronales. En este último caso, la persona sólo se puede dedicar a la hinbestigación.

 

Hagan la siguiente prueba: Cuando escuchen un programa de radio o vean uno de televisión (de los dedicados al “misterio = ignorancia”), y sus componentes mencionen juntas estas cuatro palabras “algún tipo de energía”, es que no tienen ni puñetera idea de lo que hablan. ¡Y las mencionan varias veces en cada programa! Por todo ello, cuando alguien me pregunta ¿dónde puedo estudiar parapsicología?, la respuesta es siempre la misma: como verdaderamente se aprende parapsicología es leyendo y estudiando mucho de todo excepto de parapsicología. 

fantasma192

No es mi pretensión aquí dar clases de Física, de Química o de Metafísica, Lógica, Ética y Estética. Entre otras cosas porque no lo haría bien; pero con los conocimientos adquiridos en la enseñanza primaria, siendo bien asimilados, puede uno evitar caer en las tonterías que mencionan los “vendemisterios”. Ahora bien, algunos de ellos son periodistas o han terminado una carrera (los menos), lo cual indica que estudiaron algo de esas disciplinas en su niñez; pero en estos casos, cuando mencionan las famosas cuatro palabras (algún tipo de energía), es como no decir nada, o dejar el asunto lo suficientemente difuso como para hacer interesante el tema a los incautos oyentes o televidentes y, sobre todo, para que adquieran sus panfletos al “módico” precio que haya fijado la editorial. En vez de comprarse el libro fundamental que revela todos y cada uno de los misterios del mundo de lo para anormal: El mundo y sus demonios.

(*) Crédito de las fotografías editorialbitacora.com/bitacora/

Relacionados: La parapsicología ¡vaya timo!, Fantasmas y espíritus, El misterio mata, Mente abierta cerebro al suelo y Leña al mono que es de goma.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: