Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 17/12/08

Adiós a la Luna

El Servicio Internacional de Rotación de la Tierra y Sistemas de Referencia añadirá a las 23 h 59 mm 59 ss del próximo 31 de diciembre un segundo más de tiempo. ¿Por qué? Porque estamos perdiendo la Luna, y los lunáticos se quedan entre nosotros. La Luna se está alejando de la Tierra. Pero esto es algo que pasa desde el primer momento de su formación. Una de sus consecuencias es que tengamos que añadirle un segundo más de tiempo a este año 2008.

 

luna_maresEn los orígenes del sistema solar eran frecuentes los impactos de los múltiples cuerpos formados por el material del disco protoplanetario del Sol. De alguna manera el enjambre de cuerpos celestes se fue aclarando conforme se producían dichos impactos y, producto de ese aclarado, fue la desaparición de un planeta del tamaño de Marte, llamado Orfeo, que chocó contra la Tierra primigenia, obteniéndose como resultado la Luna.

 

Desde ese momento el sistema Tierra-Luna ha formado una pareja inseparable que cumple las leyes físicas de la naturaleza, entre ellas la ley de conservación del momento angular y la Segunda ley de la Termodinámica. Por ello, la Luna frena la rotación de la Tierra y este frenado obliga a la Luna a alejarse. Es un círculo vicioso.

 

En el impacto de la Tierra con Orfeo, éste se destrozó y mucha materia de sus despojos y de nuestro propio planeta saltó al espacio, formándose la actual Luna (a unos 25.000 kilómetros de distancia –hoy está a 384.000) y también unos anillos similares a los de Saturno, aunque más pequeños, que acabaron por caer a tierra. Imagínense las inmensas mareas de magma de los volcanes y de agua que se sufrirían en esa época. Esas mareas frenaron una rotación terrestre vertiginosa en un principio, con días de 6 horas. Pasamos, por ese “juego físico” de 6 a 24 horas y de una Luna aquí al lado a estar casi a 400.000 kilómetros.rotating-earth_28large29

 

¿Tenemos evidencias de ese alejamiento? Pues sí. Y no sólo eso sino que hemos conseguido medirlo, gracias a los rayos láser que mandamos periódicamente a los reflectores que las misiones Apolo dejaron en la Luna. Hoy sabemos que nuestro satélite se aleja a razón de 3,8 centímetros al año. También se han descubierto en la Tierra vestigios geológicos de días muchísimo más cortos que el actual. Marjorie A. Chan, de la Universidad de Utah, ha descubierto esas pruebas en el Cañón Big Cottonwood

Lo cierto y verdad es que estamos perdiendo la Luna por los propios efectos que ésta ejerce sobre nuestro planeta. Las mareas, producto de su influencia gravitatoria, frenan la rotación terrestre como así lo hicieron en el pasado y lo seguirán haciendo en el futuro.

Post relacionado: ¿Llegó el hombre a la Luna?

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: