Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 2/12/08

Hace unos días el jefe de los obispos españoles decía, respecto a la restitución del honor de los cadáveres abandonados por la dictadura franquista, que había que olvidar y perdonar. ¡Qué fácil es hablar así para los que bendijeron y taparon todos los crímenes de ese período negro de la historia de España! Máxime cuando ellos no han parado de canonizar y elevar a los altares a los suyos para no olvidarlos. Pero cuando se trata de restituir a los otros, ah, eso no, ¡hay que olvidar!

 

Ahora, a la presidencia de turno (Francia) de la Unión Europea se le ha ocurrido proponer a la Asamblea General de las Naciones Unidas la despenalización universal de la homosexualidad. Aquí no se trata de premiar ni fomentar la homosexualidad, simplemente se trata de que no se meta a la cárcel ni se ejecute a nadie por su condición sexual. La clave es la propia palabra “despenalizar”. Pero una institución como la Iglesia Católica que esconde y tapa en su seno a muchos curas pedófilos para que no sean encarcelados, invocando el perdón divino, se quiere adueñar del Código Penal también, para aplicarlo a quienes ellos no perdonan (es como si a mi me tuvieran que perdonar por ser ateo; no necesito perdones de esta gente).rouco_varela1

 

Como diría el gran Miguel Ángel Aguilar (periodista tertuliano de Hora 25 en la SER), la Iglesia dispone del mayor de los castigos para quienes no obedezcan la Ley de Dios: el infierno, el fuego eterno, la condena por un pecado mortal, ¿para qué necesitan manejar también el Código Penal? ¿Acaso el cierre de ese lugar inhóspito como el infierno por parte de la actual curia romana lleva implícita la desaparición del pecado mortal? No. Su imperio se basa en el mantenimiento de los dogmas desfasados escritos por unos desequilibrados mentales y reflejados en sus libros sagrados.

 

Una institución que debiera ser todo amor y todo bondad, se erige en único intérprete de la palabra matrimonio, y no entiende lo que significa despenalizar; ejerce un fariseísmo galopante que pretende hasta prohibir la medicina paliativa para que podamos morir con dolor, como murió Cristo. Eso sí, Juan Pablo II murió atiborrado de medicamentos para que no sufriera. Ahora la Iglesia se opone a todo, se dedica a la política en vez de dedicarse a hacer el bien a los seres humanos. Quiere ser la única intérprete de la moralidad (ver AQUÍ), condenando incluso que los enfermos de leucemia puedan curarse con las células madre de un hermano suyo (ver AQUI).

La Iglesia habla de una sociedad enferma, y es cierto. Está enferma porque alberga en su seno a mucho descerebrado y a demasiados curas. Los descerebrados puede que sean cuestión de subjetividad, pero los curas son fácilmente detectables, porque es esa gente que se dedica a echar a sus fieles de las iglesias actualmente vacías, gracias a Dios. Ya queda menos para que una institución arcaica, desfasada, lacra de la humanidad, desaparezca. Y ellos mismos están haciendo todo lo posible.

Read Full Post »

Hoy voy a hablarles de gente. De gente que aprovecha cualquier oportunidad para darse a conocer en el denominado mundo del misterio.

De todos es sabido que el rey del misterio, Fríker Jiménez, tiene a su disposición un gran y, sobre todo “espectral”, ejército de seguidores dispuestos a dar la cara por él, que para eso la tienen. Este ejército cada vez está compuesto por más soldados, creyéndose que la suma de elementos aumentará la inteligencia global de la masa, cuando la realidad enseña que el nivel de inteligencia de un ejército es constante, lo que implica que un aumento de efectivos conlleva a la reducción de las neuronas de cada uno de sus componentes.

santiagocamachoEl rey de la hinbestigación o de los fenómenos para anormales, como quieran llamarlo, ya logró hacerse un hueco en la Ser. Con un gran éxito de audiencia (desconocemos la calidad de ésta que en realidad es lo importante) continúa aun hoy, diciembre de 2008, viajando con su nave del misterio por todos los hogares de España succionando neuronas a mansalva.  Es una nave un poco peculiar pues va a pedales. Precisamente quiero hablarles de la gente que pedalea. Ellos son los Santiago Vázquez, Alberto Granados y Santiago Camacho, gente que ha aprovechado las amplias alas de su señor para elevarse a la fama. Lo mismo que ha hecho la “reina”, Carmen Sábanasanta Porter.

Si yo les digo que José Barquero ha publicado un interesante libro sobre nuestra mente usted podrá dormir tranquilo. Si, por el contrario les digo que Santiago Camacho ha publicado un libro, puede que sientan intriga por conocer qué ha escrito “el ya famoso hinbestigador y colaborador de Iker”.carmen-porter

Lo que quiero decir es que esta gente, puesta ya a escribir libros (aprovecha que, trate de lo que trate el libro, tenga la portada que tenga, y sea del color que sea tiene asegurado el éxito por lo embebida que conserva a su audiencia) tiene a su disposición la máquina perfecta: “escribamos cualquier cosa que tenemos una audiencia nada exigente y cree a pies juntillas lo que decimos y lo que publicitamos”. Libros como “Leyendas urbanas: entre la realidad y la superstición”, de Alberto Granados, y “20 grandes conspiraciones de la historia” de Santiago Camacho han nacido con un éxito asegurado.

Está clarísimo que el éxito obtenido por ambas “obras” no se debe a la temática que tratan pues estos libros están dedicados a casos y leyendas sabidas por todos y explotadas hasta la saciedad y sin aportar (ni siquiera inventar, qué raro) algún dato nuevo, sino a la credulidad fomentada desde su púlpito hacia sus numerosos y bien poco formados en el tema de la crítica y sentido común de sus seguidores, esos que siempre se molestarán conmigo por hablar así y nunca con estos tipos que los mantienen en la inopia.

Por eso, en esta sección de “Hoy suspendemos a…” en donde se califica a los personajes relacionados con el “mundo del misterio” marcamos con un doble suspenso a Santiago Camacho y Alberto Granados.

Para aquellos que consideren este post insultante, que piensen si no es más grave el insulto a la inteligencia de los demás que produce la ignorancia de tanto vividor del misterio o la maldad y manipulación de esta gente. Si alguien se rasga las vestiduras por mi mordaz lenguaje tiene que haberse cortado previamente las venas al oír a estos misteriólogos. Más datos en Cuarto Milenio, de risa, y los enlaces incluidos.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: