Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 12/11/08

FANTASMAS Y ESPÍRITUS

Últimamente ya no me asombro de las barbaridades que se dicen o se hacen para detectar, localizar o, incluso, hablar con un fantasma. A lo largo de los años se ha implantado en nuestra cultura la existencia de una vida más allá de la realidad. Dicen los defensores de este mito que llámese alma, espíritu, “energía”, o lo que sea,  “algo hay” al “otro lado” (yo me pregunto ¿al otro lado de dónde?).

 

Otro argumento, éste más moderno, es el que esgrime una “interconexión” entre universos paralelos para producir lo que los “hinbestigadores” del misterio llaman fenómenos paranormales. Es evidente que la Ciencia avanza y estos sujetos, como no son tontos del todo, se apropian de los conceptos necesarios para mantener su patraña.rayo-en-la-iglesia

 

Nadie, razonablemente formado, podrá negar que no existe la más mínima prueba objetiva de una vida después de la muerte. La habrá o no la habrá, pero quien la admita tiene que basarse en la creencia, nunca en la Ciencia. Es por ello que me resulta altamente descorazonador observar cómo gran parte de la gente comparte un criterio que a lo único que los puede conducir es a seguir manteniendo el terreno abonado para los charlatanes. Y como éstos lo único que han detectado en su vida es que se puede vivir de la superstición, de la superchería y del engaño, aprovechan para amoldarse a los tiempos modernos y seguir con la mentira.

 

Ahora lo llaman Parapsicología. Y con ese rimbombante nombre abarcan un radio gigantesco de actuaciones que les permite hacer “endocongresos”, cursos en los que hasta se permiten repartir “titulaciones” (eso si no se la han fabricado ellos directamente) y sobre todo multitud de “paseos” cargados de aparatos raros, casi todos eléctricos o electrónicos, por cementerios generalmente abandonados, por palacios semiderruídos, por edificios que ellos denominan enigmáticos, tal vez porque allí se produjo algún crimen, y todo para “certificar” que sus paranoias son ciertas. Pretenden que sus aparatos graben en soporte digital a sus “fantasmas” o a sus “espíritus”. Eso sí, critican hasta la saciedad a los científicos que diseñan esos mismos aparatos.

 

Y luego los tenemos, llenos de ruidos en sus grabaciones y de tonterías exhortando a la aparición de espíritus, en cualquier medio de comunicación que les permite soltar las boberías que no se sostienen en cuanto se utiliza más del 15 por 100 del cerebro. Lástima de los directores de medios, sujetos al share y niveles de audiencia, tirando por la borda sus principios, si alguna vez los tuvieron. Con la falta de imaginación que conlleva el no darse cuenta de que, cuando le dan cancha a tipos de la talla de Amorós y Cía., tendría más audiencia si después apareciera un profesor universitario, con estudios, repito, con estudios, desmontando toda la charlatanería.

 

La gente sin estudios detesta a los que saben, y quizá no les falte razón cuando el soberbio que en todos los campos hay se burla de ellos. Pero la huída de esta gente no debe ser hacia delante, alguna vez podrían asumir que están limitados en sus conocimientos y concederle el beneficio de la duda a la Ciencia. Son capaces de decir, como un dogma asumido ya por todos los “hinbestigadores” que cuando se “manifiesta” un fantasma, la temperatura ambiente baja bruscamente. Claro, si uno pierde el tiempo en explicarles el principio de la denominada “sensación térmica” resulta que te tachan de escéptico, como si eso fuera un insulto.

 

Después de los post ya insertados en este blog, y los que vendrán, tiempo tendremos en volver a tratar “fenómenos” concretos. Hoy hemos preparado la teoría.

Artículos relacionados “La prapsicología ¡vaya timo!”(pinchar AQUÍ) y “La cámara kirlian”(pinchar AQUÍ) y sobre todo, Las Pseudopsicologías (pinchar AQUI)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: