Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23/08/08

Hace unos dias pude oir en una emisora de radio de aquí de Sevilla un programa de variedades donde un invitado, del que no pude oir el nombre por estar el programa ya empezado, mencionaba que el ser humano sólo utiliza el 10 por 100 de su cerebro. En esta afirmación coincido con él en parte: efectivamente muchos seres humanos utilizan sólo el 10 por 100, pero no todos. Casualmente, siempre que oigo esta afirmación es realizada por personas que desconocen totalmente lo que significa la palabra “evolución”. Nunca un psiquiatra, un psicólogo, un médico, un antropólogo hará este tipo de afirmaciones, sin embargo son muchos los “imbestigadores” que largan continuamente una determinada hipótesis simplemente porque la han leído en sus fuentes (revistas de lo “paranormal” y otras “magufadas”), entre las que nunca hay ningún libro de Ciencia (entre otras cosas porque no sabrían interpretarlo, y porque ven a los científicos como sus “rivales”, cuando son sólo notarios y fedatarios de la realidad).

Pero en mi recorrido por la red he podido descubrir un vídeo de un Doctor en Psicología y profesor titular de la Universidad de La Laguna (Tenerife). Este señor sí ha investigado (con v) y se ha documentado, tanto como para poder ilustrarnos con sus libros, pero de momento venga a este post el enlace para el vídeo de YouTube donde aparece. Me refiero al profesor Carlos Javier Alvarez González.Existe un error de base en muchos razonamientos sobre el tema del cerebro. El hombre no usa un tanto por ciento de su capacidad cerebral a voluntad, no. Lo que sucede es que todas las neuronas están a disposición de hacer una determinada acción.

Cuando alguien quiere levantar un brazo, se transmite la orden desde el cerebro a los músculos correspondientes, y esa orden sigue un camino determinado, digamos que saltando de neurona en neurona hasta las terminaciones nerviosas. Pero cuando una persona es bebedora, o simplemente cuando se envejece, las neuronas van muriendo, y es ahí donde se hace necesario que, previamente, haya habido muchas neuronas para que los caminos por donde se transmiten las órdenes al cuerpo puedan hacerse por otra vía cuando la primera falla. No tiene más remedio que haber miles de millones de neuronas porque en eso radica la posibilidad de la existencia del ser humano.

Imaginemos un cerebro con 100 neuronas y todas fundamentales. En cuanto una sola se muera, nos veríamos afectados de disfunciones básicas que podrían desembocar en nuestra propia muerte, por eso el mecanismo evolutivo nos ha dotado de tal manera que podamos mantener la especie. Pero el exceso de neuronas nos permite corregir las ausencias. Es evidente que todo el cerebro se usa a la vez (cognitiva o involuntariamente), es evidente que la misma orden viaja unas veces por un camino neuronal y otras por otro, por eso todas se usan y son necesarias. La propia evolución ha generado una máquina perfecta y es esta misma evolución la que potencia lo que se usa, y descarta lo que no se usa, de ahí que la capacidad física craneal haya ido en aumento a lo largo de los milenios.

Luego hemos de distinguir entre capacidad cerebral y actividad cerebral. Esta última siempre está “operativa” al ciento por ciento, y la primera es una virtud privativa de cada ser humano. Para que nos entendamos: una persona que sólo vive para una determinada idea (p.e. ver películas de karate) pero no es amante del cine, ni de las artes ni sabe apreciar las ciencias, ni es versada en dialéctica, probablemente su capacidad cerebral sea inferior al 10 por 100, pero aún así, todas sus neuronas, todo su cerebro está funcionando, lo que sucede es que desaprovecha la potencialidad de la mayoría de las neuronas para cultivarlas en el desarrollo de múltiples actividades que podrían producirle más placer digamos intelectual. Emplea la inmensa mayoría de sus recursos en actividades vegetativas (respirar, caminar, etc) y no los aprovecha en cultivar su mente.

En lo de los tumores por exceso de actividad cerebral ni me detengo, no es serio, o como mínimo, no tiene ninguna base experimental. Y no hay ningún científico que haya dicho que existen neuronas que no sirven para nada; si esto es así más vale dar nombres o no mencionar esto último.

Confío en que mi comentario pueda servir a quien se interese en estos temas. Me dedico a la docencia en Sevilla y mis alumnos han hablado muchas veces sobre esto, y no sé de dónde sacan esa serie de bulos, porque si en vez de encontrar tanto gazapo mediático se dedicaran a estudiar, lo aprenderían por sí mismos.

Carlos Pérez Rueda. https://misteriosaldescubierto.wordpress.com

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: