Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Parapsicología’

El misterio del microondas

el microondas inteligenteEl que suscribe, Siesp, tiene un horno microondas muy particular. Se trata de una máquina con vida propia. No sé las anécdotas que podréis contar vosotros (quienes dispongáis de un horno así). Pero mi caso es muy curioso.

Cuando caliento un vaso de leche, abro la puerta y lo deposito encima de esa peana circular que, cuando se enciende el microondas, comienza a dar vueltas lentamente. Pues bien: ¡Jamás!, repito, ¡jamás! acaba el vaso cerca de la puerta. Es decir, lo ponga donde lo ponga,Tsoukalos y su mircroondas al final del tiempo programado, el vaso acaba en la parte más lejana de la peana. Nunca está a la mano.

La situación es repetitiva y constante ¡independientemente del tiempo de programación! Y es que mi horno microondas juega conmigo. Sabe que me voy a fijar y que aprecio su esfuerzo por reivindicar el poder de la máquina frente a la mente. :P ¿Tendrá razón el inútil de Giorgio Tsoukalos? :lol: :lol:

Más curiosidades: Lo que de verdad mata, La croqueta, Maneras de razonar y En un café de Roma.

Read Full Post »

Estos días se publica un estudio de Steve Kelly, prestigioso especialista en Psicología Cognitiva y Experiencia Religiosa, que viene a darle la razón a lo que ya todos sabemos, y que expliqué en un post en 2009: Las creencias en dioses, fantasmas, hadas y, en definitiva, todo lo sobrenatural, se ha incrustado en la genética humana desde los tiempos de las cavernas.Steve Kelly

La noción de lo sobrenatural existe en todas las culturas de nuestro planeta, ya sea en forma de dioses, duendes, hadas o un dios único todopoderoso. Las distintas creencias son similares y están muy extendidas, de manera que pueden vincularse a los procesos mentales que los humanos desarrollaron hace miles de años para sobrevivir, señala Steve Kelly en la web The Conversation.

Suponer la acción de un ser vivo.- Tenemos tendencia a creer que un ser vivo es el responsable de cualquier acontecimiento, señala Kelly. “Si pensamos en los acontecimientos que podían tener lugar en los tiempos prehistóricos es fácil entender por qué es útil esta tendencia”, sostiene. Por ejemplo, las ramas de un árbol pueden moverse por acción del viento, pero es más seguro pensar que las mueve un animal peligroso y huir, señala el científico. Los que piensan así sobreviven y transmiten su modo de actuar a sus hijos, implantándolo profundamente en los instintos. Actualmente no tenemos que pensar para reaccionar así, lo hacemos de manera automática.

Suponer una razón.- Viviendo en grupos, es necesario comprender a los demás, entender y aceptar sus creencias y pensamientos, sobre todo cuando consideramos que son incorrectos porque, debido a una falta de información, no entendemos qué los motiva. Tendemos a suponer que detrás de cualquier acción de cualquier individuo hay algún motivo que debemos procesar y entender.creyente de las cavernas

Cuando tiene lugar un suceso —por ejemplo, cuando cae una piedra— el instinto nos lleva a pensar que alguien lo ha causado. Pero si no vemos a nadie es natural suponer que la acción podría ser obra de un ser invisible, señala Kelly. ¿Qué haría este ser si estuviera a nuestro lado? Pues quizá intentar descubrir nuestros secretos para saber si somos buenas personas, sostiene el psicólogo.

Otro ejemplo: la erupción de un volcán. Sin conocimientos geológicos, el instinto nos sugiere que este fenómeno es obra de un ser superpoderoso que quiere castigar a los humanos por sus acciones. Nuestros ancestros habrían sido capaces de analizar los eventos que no entendían y relacionarlos a estas creencias, sostiene Kelly.

Andar sobre las aguas.- Las excepciones, los casos que no encajan con nuestras ideas, se recuerdan y ayudan a no olvidar la regla. “Posiblemente, las anomalías que suponen un reto para nuestra intuición llaman nuestra atención, lo que ayuda a implantar una idea en nuestra memoria”, sostiene Kerry. “Muchas historias religiosas contienen conceptos […] como un hombre que anda sobre las aguas o una zarza en llamas que habla. Estas historias usan esta peculiaridad de nuestra memoria para difundirse y evitar ser olvidadas”, escribe.

Las religiones y los miedos han surgido de sinapsis cerebrales que habrían “operado por error” ante circunstancias que no pudieron ser explicadas por el conocimiento de la mente del hombre en sus comienzos. “La religión no es más que un ‘producto derivado’ del cerebro que procesa un error”, concluye el autor.PETERSEN

El resumen de todo ya lo expusimos en esta cuestión: ¿Cree usted en el exorcismo? – le pregunta un pastor fanático al científico ateo Gil Grissom -, a lo que éste responde:

“Usted es un hombre de la sabana; con el rabillo del ojo ve un movimiento, supone que es un león, y huye. Pero si supone que es el viento y se equivoca, muere. Tenemos los genes de los que huyen; hemos sobrevivido gracias a eso, y es por eso que estamos hechos para creer en fuerzas que no podemos controlar”.
Artículo dedicado a los encefalogramaplanos.

Relacionados: Sectas esoterismo y racionalidad, Ciencia para normales, Cómo detectar fraudes, Fenómenos paranormales, Fantasmas y espíritus y Exorcismo y Ciencia.

Read Full Post »

Esto ES la videncia

Detienen en España a 6 ‘videntes’ por hacer lo que mejor saben hacer: estafar a la gente. La Guardia Civil detuvo en Barcelona la semana pasada a seis teleoperadores de tarot y videncia que extorsionaban a sus clientes amenazándoles con dar a conocer información comprometedora que obtenían grabando las conversaciones. Una víctima llegó a pagar 28.000 euros.El timo de la videncia

El grupo se valía de grabaciones obtenidas a clientes suyos que llamaban requiriendo servicios relacionados con la videncia, el tarot y en algunos casos con encargos de magia negra. En las conversaciones con sus clientes intentaban sonsacar información que afectara a otras personas con las que el cliente tuviera mala relación, haciéndoles ver que eran las causantes de todos sus males y proponiéndoles el encargo de algún tipo de trabajo de magia negra contra ellas.

Pasado un tiempo volvían a contactar vía telefónica con sus clientes y futuras víctimas, dándoles a conocer la existencia de las grabaciones, la supuesta ilegalidad de lo que habían hecho y el perjuicio que les podía suponer si salía a la luz y les solicitaban el pago de una determinada cantidad económica para destruirlas.

Los ingresos que obtenían como teleoperadores de líneas del tarot eran mínimos, sobre los 300 euros, por lo que basaban su principal actividad en la extorsión posterior de sus clientes, aprovechándose de la especial vulnerabilidad de sus víctimas por su creencia en todo lo relacionado con el mundo del esoterismo. (Fuente SER).
Siempre lo mismo: la creencia en lugar de la Ciencia. En fin, casi es mejor que el dinero de los tontos se lo gasten los listos o, como en este caso, los delincuentes.

No os perdáis: El fraude de la astrología, ¿Quién responde por la imbecilidad de la población?, Fraudes paranormales, Teología = Fraude, Fantasmas y espíritus (II)

Read Full Post »

El Aura y la cámara Kirlian

¿Tiene aura una llave inglesa? Vean los parapsicolocos que sí :lol: aura spanner
La foto ha sido tomada por una cámara Kirlian.

Ya lo publiqué hace más de cinco años: Los tontos ven “auras” donde sólo hay electricidad.- Estamos en el siglo XXI, los libros de texto de los estudiantes han cambiado mucho, la gente ha podido estudiar nuevos resultados de nuevos experimentos. ¡Sabemos lo que es la llamada “cámara Kirlian”! pero todavía quedan charlatanes que, luciendo su ignorancia, siguen pregonando a los cuatro vientos algo que los misteriólogos más avispados ya no hacen: considerar esta cámara como “notario” de algo “paranormal”.

Se llama electricidad, se llama Ciencia.
La actitud ante la vida de una persona es fundamental para su propio desarrollo. Uno puede no saber de muchas cosas, pero se quedará estancado en su desarrollo si se niega a aprender. Lo malo no es ser ignorante sino ser un ignorante soberbio, de esos que se ofenden cuando uno les demuestra que están errados (de buena gana lo hubiera escrito con “h”).

Hoy en día, nadie habla ya de la cámara Kirlian salvo los cuatro retrasados que aún no se han enterado que el año 1939 (cuando se inventó) queda muy atrás, y que hoy todo el que quiera saber puede aprender el funcionamiento del susodicho dispositivo, sin nada de “paranormal”, pero como algunos se empeñan en no “aprender”, siguen divulgando sus carencias intelectuales allá donde se lo permiten.

La cámara Kirlian es “notario” de un fenómeno natural. Fotografía la ionización del aire cuando se ha producido una fuerte descarga eléctrica. ¡En el vacío no funciona! Sólo los ignorantes mantienen este dispositivo como algo para anormales. Y para los que quieran aprender sobre el “fenómeno” de las cámaras Kirlian, nada mejor que leer la explicación técnica del mismo efectuada razonadamente (con conocimientos) por Mauricio José Schwarz en su blog El retorno de los charlatanes. Es obligatorio pinchar AQUÍ para aprender.

Hay que leer: Chakras y auras, La Psicología científica y las pseudosicologías, Parapsicología y engaños, y La cámara Kirlian se llama Electricidad.

Read Full Post »

La historia sin fin

Reedición de un antiguo post sobre la insistencia de los vendemisterios en la sinrazón de sus paranoias:The Never Ending Story.- Ese es el título de una bonita novela de Michael Ende, de tema fantástico, y que dio a conocer a un cantante “mono-éxito” (no volvió a aparecer) llamado Limalh. Mi reflexión viene a cuento por el viaje que hice anoche, paseándome por diversos puntos del dial de radio así como por algún que otro sitio de la web.

Ahora yo les pregunto a ustedes ¿ha habido novedad este año en lo que respecta a la famosa noche de “jalogüin” (halloween para los puristas)? Siempre es la misma historia, no cambia el guión, y lo que es peor, uno ve, oye y lee las mismas historias todos los años por esta noche. Los “hinbestigadores” pululan por todos los medios que permiten largar sus tonterías a la sociedad.

Historias y más historias de “alguien que dice que le contaron que un amigo de un conocido dice que parece ser que vio un muerto comiéndose a un vivo”. Si no han perdido el hilo de la frase anterior habrán entendido que todos los años es lo mismo. La novedad, conforme avanza la tecnología, es que ahora los “hinbestigadores” viajan más rápidamente a más cementerios con aparatos de los que desconocen sus principios científicos por los que funcionan, sólo saben encenderlos y, a lo mucho, manejarlos, pero no encuentran explicación a por qué esos aparatos funcionan así.

Siempre es la misma historia. Nuevas “cuentofonías”, nuevas “teleplastas”, pero ni una p… explicación racional. ¿Y por qué? Pues porque “lo maravilloso” es siempre subjetivo. Uno sabe lo que sabe, y cuando se sabe bien poco, casi todo es “maravilloso o fantástico”, pero a poco que se profundice en el funcionamiento real de las cosas, lo “maravilloso” va descendiendo a niveles mínimos. La capacidad para autoengañarse es mayor cuanto mayor es la ignorancia. Pero con eso juegan los vividores, los que cobran por mantener el tinglado de los fenómenos “para anormales” que les reportan su sustento de vida. Cada uno se gana su pan como puede, pero ganárselo mintiendo y agravando el nivel de imbecilidad de sus seguidores es ruin y despreciable.

Un año más, y van cientos, la noche de jalogüin no nos ha desvelado ningún “misterio”, entonces ¿qué hace este post en “misterios al descubierto”?, pues eso, descubrirles el “misterio” de esta afamada noche: No hay nada, nada de nada. Sólo hay fiesta y superstición. Todo aquel que busque “fenómenos para anormales” este día lo hace por una de estas dos razones: o es un ignorante o es un malvado que pretende vivir de los ignorantes. No hay otra opción razonable.

Así que ya saben. Quedan citados para el año que viene a comprobar una obviedad, que “la historia interminable” no tiene fin y los tontos se volverán a reunir para demostrarnos lo meritorio que resulta el avance de la humanidad con estas rémoras de “hinbestigadores”. Al menos, espero que hayan disfrutado con la bonita canción.

Tenéis que ver: Mi disfraz de Halloween, La Iglesia contra Halloween, “Perlas” de la IglesiaFiesta de Halloween 2.

Read Full Post »

Después del viejo post sobre la Psicología Científica y las pseudopsicologías tal vez convenga recordar un trozo interesante sobre la hipnosis. Y no lo escribe cualquiera sino el Dr. Carlos J. Álvarez González, Profesor Titular de Psicología Cognitiva de la Universidad de La Laguna (Tenerife, España).

Psicología “transpersonal” e hipnosis regresiva.- Aunque anteriormente hemos aludido a la psicología transpersonal y a las terapias de regresión, para finalizar nos detendremos un poco más en el empleo de la hipnosis regresiva.

Resulta sumamente peligroso cuando los pseudocientíficos de la mente, estos elementos reaccionarios que reivindican una vuelta al oscurantismo, a la superchería y a la incultura, son psicólogos/as titulados/as. Es obvio que en todas las profesiones hay garbanzos negros, bien sea por oportunismo o por incapacidad. La formación científica no es fácil, y hacer ciencia requiere, aparte de una licenciatura, muchos años de preparación en metodología, matemáticas, diseños de investigación, etc. Es mucho más fácil leerse unos pocos libros de opiniones sin atisbo de crítica sobre hipnosis, poderes paranormales o astrología, como hace la autodenominada psicología transpersonal.mah

Hace poco, uno de estos psicólogos transpersonales, quien además suele salir en programas de asuntos paranormales en televisiones locales, impartió unas conferencias en Santa Cruz y en el Puerto de la Cruz. Uno de los temas que trató fue la regresión hipnótica, según la cual podemos regresar al pasado o…¡a otras vidas! Aparte de engañar al público e ir en contra del código ético del psicólogo (según el cual sólo se aplicarán técnicas empíricamente comprobadas), el conferenciante fue más allá: la regresión hipnótica puede curar o ayudar a curar el cáncer. Afirmaciones como ésta no requieren más comentario sino una actuación judicial. No es ya sólo una cuestión de mantener hipótesis falsas y absurdas, sino de un peligro enorme contra la salud pública. El problema es que la hipnosis es uno de los temas que más mitos, creencias erróneas o leyendas urbanas sobre la mente humana ha generado.

El uso de procedimientos similares a la hipnosis para cambiar el comportamiento se remonta a la más remota antigüedad, y existe evidencia de su uso en el antiguo Egipto, en la Grecia clásica o en la antigua China. El comienzo de la evolución del concepto de hipnosis moderno habría que situarlo en Mesmer, un médico vienés del siglo XVIII y padre del magnetismo animal, quien creía que los trances hipnóticos que observaba en sus pacientes eran debidos al magnetismo irradiado por su persona. Había descubierto, sin saberlo, el poder de la sugestión. En el siglo XIX, la hipnosis sería vista por Charcot (maestro de Freud) como un producto de la enfermedad mental que él llamaba histeria. Posteriormente, la hipnosis sería utilizada por Freud para recuperar experiencias traumáticas, aunque la abandonaría más tarde al descubrir que no era necesaria.

Existe la creencia generalizada de que la hipnosis es algo así como un estado especial de consciencia, diferente al sueño o la vigilia, en el que la persona pierde su voluntad convirtiéndose en una especie de marioneta. Además, se piensa que a través de la hipnosis se puede viajar al pasado y recuperar nítidamente recuerdos ocultos, reprimidos, pudiéndose revivir situaciones pasadas. Ésta es también la visión que de la hipnosis tienen las pseudociencias de la mente. Pero la evidencia aportada por las investigaciones científicas de la hipnosis nos dice que todo esto es sencillamente falso. El llamado trance hipnótico no existe.

Por ejemplo, la Psicología científica ha demostrado que la regresión hipnótica no es real, no existe como tal. La hipnosis es un estado donde personas sugestionables lo son aún más, provocando que el sujeto hipnotizado actúe según sus creencias y aquello que el hipnotizador le dice. Se establece así una situación de role-playing donde cada uno desempeña su papel. Por ejemplo, se sabe que nadie haría cosas bajo hipnosis que no haría en un estado no hipnótico o que no quisiera hacer. En el caso de la regresión, no está viajando literalmente al pasado, sino recreando o imaginando que está allí, porque así le ha sido sugerido por el hipnotizador y porque desea hacerlo.

Como se dijo anteriormente, se ha comprobado de sobra en multitud de experimentos que la hipnosis no incrementa el recuerdo ni su precisión, y que sin embargo, aumenta la posibilidad de generar y recuperar recuerdos falsos. Científicos cognitivos como Loftus o Spanos han demostrado que es relativamente sencillo inducir recuerdos falsos mediante hipnosis (y también sin hipnosis). Éstos y otros investigadores han denunciado y demostrado empíricamente la recuperación mediante hipnosis de recuerdos de rituales satánicos que jamás sucedieron, abusos sexuales que no existieron, abducciones por seres extraterrestres, contactos con fantasmas y espíritus, “visitas” a vidas pasadas, etc. Por tanto, podemos afirmar de acuerdo con la más que amplia bibliografía científica, que la regresión hipnótica no existe, y que el uso de la hipnosis no tiene sentido más allá de su empleo como método de relajación o con el fin de inducir una sugestión que puede ser beneficiosa, como hace minoritariamente la Psicología clínica cognitivo-conductual (aquella que utiliza procedimientos empíricamente validados).

Conclusión.- El camino desde el ancestral “estudio del alma” hasta las actuales ciencias de la mente, la conducta y el cerebro ha sido largo, intenso y apasionante. No ha sido una senda fácil. Pero los avances que están teniendo lugar en la actualidad y los que se perciben para un futuro cercano son estimulantes. Por eso, creo que es fácil entender que no podamos permanecer impasibles ante aquellos oscuros personajes que, movidos por intereses de enriquecimiento personal a costa de la salud de los otros, pretenden hacernos retroceder a una nueva edad media de superstición, sinrazón e irracionalidad, desdeñando así la auténtica aventura del conocimiento.

Relacionados: La Psicología Científica y las pseudopsicologías, Hipnosis y fraudes, Psicoanálisis ¡Vaya Timo!, Fraudes paranormales, El fraude de la Astrología e Hipnosis y fraudes (II).

Read Full Post »

Científicos de EEUU “prueban” la existencia de las experiencias post mórtem… y le dan cancha a los charlatanes de las ECM (Experiencias Cercanas a la Muerte), que rápidamente se han echado al monte a ladrar sus incoherencias. Después cuento la noticia pero antes les voy a relatar una historia muy relacionada para que intenten responder a la pregunta final.

‘’’Un hombre viaja en un tren de los de antes, de esos que tienen compartimentos con una puerta  corredera que los revisores abrían a las 2 de la madrugada y despertaban al personal para pedirles el ticket del viaje.Hombre en la guillotina

Pues bien, ese hombre iba durmiendo tranquilamente en el tren, e iba soñando con la Revolución Francesa. Soñaba que era apresado por los revolucionarios y conducido al cadalso para ser guillotinado. En su sueño, el hombre se ve con la cabeza puesta en la guillotina y, justo cuando en su sueño la cuchilla cae hacia su cuello, el revisor del tren abre la puerta del compartimento, la cual tiene un ruido similar al de la guillotina cuando desciende. El señor se despierta en esa coincidencia de sonidos y de la impresión que le produce cae fulminado por un infarto.

¿Por qué lo que yo acabo de contar NO puede suceder jamás?’’’
Muchos me han dicho que por qué no puede uno soñar con la Revolución Francesa, con la guillotina, y por qué no va a poder soñar que es guillotinado, o por qué no va a poder sufrir un infarto por la impresión. Sin embargo, yo sostengo que lo narrado no puede suceder JAMÁS. Piensen en ello. (Más tarde daré la solución).

Y ahora la noticia.- Un grupo de investigadoras de la Universidad de Michigan (EEUU) ha estudiado qué ocurre en el cerebro de ratas poco después de la muerte clínica y han descubierto que, aunque el corazón ya no late y por lo tanto la sangre deja de fluir al cerebro, estos animales exhiben patrones de actividad cerebral característicos de la percepción consciente. Es decir, su cerebro sigue viendo o experimentando sensaciones como si el resto de cuerpo estuviera vivo.

Y no es un asunto menor. El veinte por ciento de los seres humanos que han sobrevivido a un paro cardiaco asegura haber tenido visiones o experiencias sensoriales (como andar por un túnel o ver los momentos claves de su vida expuestos en una especie de pantalla de cine…) durante el tiempo en el que sus cuerpos estuvieron técnicamente, en “muerte clínica”.el mito del final del túnel

Para averiguar si estas experiencias sensoriales post mórtem eran ciertas o no, Borjigin y sus colaboradoras realizaron electroencefalogramas a nueve ratas anestesiadas, a las que se les había inducido un paro cardiaco. Pues bien, en los primeros treinta segundos después de que su corazón dejara de latir, todas las ratas exhibían un incremento generalizado de su actividad cerebral y esto supone la primera prueba científica de que el cerebro es capaz de una actividad eléctrica bien organizada durante la etapa inicial de la muerte clínica.

“Este estudio nos señala que la reducción de oxígeno y glucosa durante el paro cardiaco puede estimular una actividad cerebral, que es característica del procesamiento consciente”, explica la neuróloga norteamericana Jimo Borjigin. “Y esto proporciona el primer marco científico para las experiencias cercanas a la muerte de las que dan cuenta muchos sobrevivientes de un paro cardiaco”.

Nota del blogmáster: Las estadísticas de la noticia hablan de un 20%, lo cual indica que, ni en la muerte, Dios es capaz de acaparar a la mayoría de la gente creyente en la vida en el más allá. Puestos a especular, esos deportistas con 30 pulsaciones por minuto en reposo tienen paradas cardíacas continuas de 2 segundos, ¡y les da tiempo a ver los recuerdos de su abuela!
La guinda a todo este baldío debate la pone esa respuesta que yo les pedía. ¿La han encontrado ya? ¿No? Pues es bien sencilla. La noticia es investigación pura que aporta Conocimiento, pero la solución para calificar de charlatanería las ECM´s es la respuesta a la historia: No puede suceder nunca el caso del tren porque, si el hombre muere a la par que el revisor abre la puerta y lo despierta, jamás podríamos saber con qué soñaba.

Relacionados: Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM), Fenómenos paranormales, La parapsicología ¡vaya timo!, Fantasmas y espíritus, Mente abierta cerebro al suelo, y Psicología científica y las pseudopsicologías.

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 375 seguidores