Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Antropología’ Category

En palabras del famoso Dr. Escribano, “La comida No es Filosofía, es Química”. (Pruebas AQUÍ). ¿Se imaginan a un tigre comiendo bellotas, o a una vaca comiendo carne? Hay animales herbívoros, hay carnívoros, y unos pocos son omnívoros. El ser humano es omnívoro. Y la prueba se constata, además de la física digestiva, en los procesos químicos de la comida. Las dietas que impliquen conducta antinatural humana (por ejemplo el veganismo) son filosofías que unos idealistas se autoimponen por autosugestión de ideas de la new age, buscando únicamente argumentos que apoyen su ‘religión’ y obviando la Ciencia y, sobre todo, la Evolución que nos ha traído hasta la situación actual donde podemos elegir ir contra nuestro propio organismo, como hacen esas dietas supresoras de la cualidad humana esencial: ser omnívoro.Megan Fox friendo un bistec

La mejor ilustración de que la comida es química y no filosofía podríamos adquirirla leyendo todo el proceso de la digestión (remito al final del post al informe completo que tengo en la barra lateral). Sirva este adelanto:

La producción de los jugos digestivos.- Las glándulas digestivas que actúan primero son las glándulas salivares de la boca. La saliva que producen las glándulas contiene una enzima que comienza a digerir el almidón de los alimentos y lo transforma en moléculas más pequeñas. Una enzima es una sustancia que acelera las reacciones químicas en el cuerpo.

El siguiente grupo de glándulas digestivas está en la membrana que tapiza el estómago. Éstas producen ácido y una enzima que digiere las proteínas. Una gruesa capa de moco tapiza la mucosa y evita que la acción acídica del jugo digestivo disuelva el tejido del estómago. En la mayoría de las personas, la mucosa estomacal puede resistir el jugo, a diferencia de los alimentos y de otros tejidos del cuerpo. Después de que el estómago vierte los alimentos y su jugo en el intestino delgado, los jugos de otros dos órganos se mezclan con los alimentos para continuar el proceso. Uno de esos órganos es el páncreas, cuyo jugo contiene un gran número de enzimas que descomponen los carbohidratos, las grasas y las proteínas de los alimentos. Otras enzimas que participan activamente en el proceso provienen de glándulas en la pared intestinal.

El segundo órgano, el hígado, produce la bilis, otro jugo digestivo. La bilis se almacena en la vesícula biliar entre las comidas. Cuando comemos, la bilis sale de la vesícula por las vías biliares al intestino y se mezcla con las grasas de los alimentos. Los ácidos biliares disuelven las grasas en el contenido acuoso del intestino, casi del mismo modo que los detergentes disuelven la grasa de una sartén. Después de que las grasas se disuelven, las enzimas del páncreas y de la mucosa intestinal las digieren. (Informe completo aquí).

Relacionados: Carta a un vegano, Ser vegano es mala idea, Mito y timo de los alimentos ‘ecológicos’, ¿Es bueno ser vegetariano?, Vegetariano, vegano y “dieta paleolítica”, El fraude de la Vitamina C contra el cáncer, El hombre es omnívoro y Nutrición y fraudes.

Read Full Post »

Vaya por delante que nunca criticaré a quien individualmente adopte para sí mismo una dieta vegetariana o vegana. Yo soy omnívoro por la misma convicción por la que otra persona puede ser vegetariana, y ya quedó claro durante el casi ‘sangriento’ debate que tuvimos en los comentarios del post “¿Es bueno ser vegetariano?”. Ahora intentaré retomarlo de una forma didáctica, ya que anoche tuve la ocasión de escuchar al Dr. Escribano en la Cadena SER:El Médico nutricionista Dr. Escribano

Le preguntan:David dice que quería saber la opinión del ¨Dr. Escribano sobre la ‘paleo dieta’ y la alimentación vegetariana para los deportes de larga distancia como los maratones. Respuesta: Primero, alimentación vegetariana, el ser humano no es vegetariano. Que alguien quiera serlo no significa que nuestra biología, nuestro ‘software’ alimenticio sea vegetariano. Somos omnívoros, por lo tanto, nada de vegetariano. Segundo, paleo-dieta. La paleo-dieta es una dieta que se basa en la prehistoria. Prehistóricamente nosotros comíamos lo que había en la selva y eso estaba muy bien para entonces pero, afortunadamente está la cocina, y la cocina ha hecho que seamos humanos, si no, no hubiéramos progresado de esta manera. Se puede utilizar una referencia histórica de nuestra dieta natural pero adaptada a circunstancias normales. Sentido común por encima de todo. Y esa ‘fiebre’ que le da a la gente por lo vegetariano (que parece que quien es vegetariano está salvando el mundo) debe saber que nosotros no somos vegetarianos; la vaca, sí.

Eso le quería preguntar también, Dr. Escribano, ¿qué opina de los vegetarianos? ¿es bueno, es malo para la salud, es normal? ¿se puede vivir sin comer carne, sin comer pescado? ¡Hombre, sin comer proteínas no! Lo que pasa es que las proteínas están también en el queso, están también en los huevos… hay gente que es vegetariana y come jamón y huevos, luego no lo son. Pero esta ‘filosofía’ de ser vegetariano como “algo elevado” no es correcta… (no, yo los vegetarianos que he visto –interrumpe el presentador– es ‘solamente verduras’). Pero son muy pocos. Es que un ser humano es un animal, y un animal omnívoro, de los pocos omnívoros que hay. Una vaca sí es vegetariana, y un tigre es carnívoro, pero nosotros somos omnívoros, entonces toda esta historia que se ha montado con esta ‘filosofía’ de ser vegetariano como ‘algo elevado’ mentalmente, ¡que no señor¡ ¡que no es así! La comida es química. La comida sustenta nuestros parámetros biológicos, y nosotros necesitamos grasas, proteínas e hidratos de carbono. Y las proteínas están en la carne y en el pescado y en esa clase de alimentos animales.

No os perdáis: ¿Es bueno ser vegetariano?, Nutrición y fraudes, La Biología estupenda y Consejos para no engordar en vacaciones.

Read Full Post »

Un grupo de científicos ha descubierto tres fósiles en el este de África, mostrando que ese lugar estuvo habitado por tres especies de homínidos al comienzo de la evolución humana, el Homo Erectus, el Homo Habilis y una tercera especie recién descubierta, a partir del hallazgo en un yacimiento de Kenia.

El descubrimiento, del que informó el pasado día 7 la revista “Nature”, es obra de un equipo de científicos del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Alemania y arroja nueva luz sobre los primeros momentos de la evolución humana tras la escisión de los primates.

Los fósiles, un cráneo casi completo y dos mandíbulas inferiores, pertenecieron a tres individuos diferentes que vivieron hace unos 1,95 millones de años, durante el Paleolítico Inferior, y se conservan en buen estado, según explicó a Efe Fred Spoor, paleontólogo y co-autor del artículo junto a la también paleontóloga Meave Leakey, del T. Basin Institute de Nairobi (Kenia). Noticia completa AQUÍ.

Relacionados: Teoría de la evolución (I), Teoría de la evolución (II), Descubierto el eslabón perdido, La Iglesia y la Biología, La edad de la Tierra, El cambio climático II, El origen y evolución de la Tierra y El cromosoma Y.

Read Full Post »

Los que no entienden de Evolución (ni se han preocupado por saber) admiten fácilmente la leyenda urbana que dice “el hombre proviene del mono”. Nada más lejos de la realidad, porque todavía recuerdo cuando era niño (y no sabía) hacerme una elemental pregunta: Si el hombre procede del mono, ¿por qué no salen hombres de los monos actuales? Hoy comprendo la respuesta, sigue habiendo hombres similares a los monos actuales, ¡los trolls que entran en este blog! :lol:

Por supuesto, cualquiera entiende que tanto el homo sapiens como los chimpancés y orangutanes tienen un antepasado homínido común, pero si seguimos retrocediendo en la escala evolutiva, también llegamos al tema de esta noticia: ¡procedemos del tiburón!

Y ciertamente que mucho más atrás encontraremos antepasados más simples. Pero el caso actual es un estudio publicado en la revista Nature que ha cambiado la manera en que se entendía hasta ahora la evolución de los vertebrados superiores. La teoría que se manejaba proponía que los gnatostomados, el grupo de vertebrados que tienen mandíbulas y que incluye a los mamíferos, aves, reptiles, anfibios y parte de los peces, provenía de los peces óseos.

Sin embargo, el equipo de investigación de la Universidad de Chicago sitúa como antecesor común a todos estos animales a un grupo de peces extinto denominado acantodios. Este grupo es curioso, ya que está a medio camino entre los peces con espinas y los condrictios, grupo al que pertenecen los tiburones y las rayas. Con los segundos tienen en común que su esqueleto está formado por cartílago, pero presentan unas largas espinas de hueso en el extremo de sus aletas.

Para llegar a estas conclusiones, se han basado en los ejemplares mejor conservados de este grupo, todos ellos pertenecientes a la especie Acanthodes bronni. Este organismo fosiliza mejor que el resto de los de su grupo, lo cual es una ventaja para los paleontólogos, pero también un problema. Fosiliza mejor porque tiene más partes de su esqueleto formadas por hueso, que perdura más. Pero también tiene más hueso por ser lo que se denomina una especie derivada, es decir, tener características bastante distintas de las originales de su grupo.

Sin embargo, la estructura de su cráneo es muy similar a la del resto de especies de acantodios. Este factor es fundamental, ya que es justo en esta parte del esqueleto en la que se puede estudiar cómo surgieron las mandíbulas, una característica que diferencia a los vertebrados superiores y que se considera que fue la razón principal de su éxito evolutivo.

Pero, ¿por qué es tan importante la mandíbula? Por varias razones. Para empezar, esta estructura proporcionó una nueva forma de alimentarse, y se piensa que es la base del éxito de los vertebrados como animales. Por otra parte, todas las mandíbulas de los vertebrados siguen el mismo diseño y se mantienen las mismas bases. La diferencia entre las mandíbulas de una especie y las de cualquier otra se pueden considerar detalles. Importantes en algunos casos, pero a la larga, variaciones sobre la misma estructura.

El estudio del cráneo de A. bronni demuestra que se parece más a los tiburones que a los peces. Los científicos trabajaron con más de 100 variables morfológicas, y analizaron su parecido con especies modernas y antiguas de peces y tiburones, y con otros fósiles de acantodios. De esta manera, pudieron agrupar a las especies por su parecido, y la conclusión resultaba clara: los acantodios formaban un grupo compacto, muy cercano al de los tiburones. Los peces óseos aparecían más separados. (Visto en Apuntes de Naturaleza).

Relacionados: Teoría de la evolución (I), Teoría de la evolución (II)Descubierto el eslabón perdido, La Iglesia y la Biología, La edad de la Tierra, El cambio climático II, El origen y evolución de la Tierra y El cromosoma Y.

Read Full Post »

En la gran ciudad maya de Xultún, en Guatemala, se ha descubierto el calendario maya más antiguo. Lo que conocíamos grabado en cortezas de árbol en el siglo XIV se ha descubierto ahora en la pared de un taller astronómico del siglo IX.

Bajo un montículo cubierto de vegetación en la selva del Petén, en Guatemala, investigadores de EEUU han descubierto una sala pintada con pictogramas numéricos que se corresponden con los ciclos lunares y, posiblemente, con los de algunos planetas. El estudio, que publica esta semana la revista Science, ha contado con el apoyo de National Geographic.

“Hemos encontrado una tabla muy exacta de 162 lunaciones con una duración de 4.784 días (162 x 29,53 días del mes lunar = 4.783,9)”, explica a SINC el autor principal de la investigación, William Saturno, de la Universidad de Boston. Los ciclos de los planetas Marte (780 días), Venus (584 días) y Mercurio (116 días) también podrían estar reflejados en las inscripciones “ya que sus periodos son factores de los cuatro números que hemos identificado”, apunta el científico.

Ayuda de los antiguos códices.- Para realizar sus cálculos el equipo se ha ayudado de la información que facilitan códices como el de Dresde o el de Madrid, que trajeron los españoles durante el periodo de la conquista de América. Estos documentos se escribieron en corteza de árbol durante el denominado ‘periodo postclásico tardío’ (de 1300 a 1521 d. C.).

“Lo nuevo ahora es que hemos visto tablas astronómicas del periodo clásico (200 – 900 d. C.), y por primera vez en el mural de una casa maya, seguramente el taller de un escribano o astrónomo de aquella época”, destaca William Saturno. Los jeroglíficos se han datado del siglo IX, por lo que este calendario se convierte en el más antiguo de la mítica civilización centroamericana.

El recinto donde se ha encontrado forma parte del gran complejo arqueológico de Xultún, al norte de Guatemala. Gran parte de la sala había sido dañada por los saqueadores, pero aún así se conservaron los registros astronómicos junto a figuras humanas y a otros jeroglíficos pintados en rojo y negro.

Según los autores, uno de los objetivos de los guardianes del calendario maya fue buscar la armonía entre los eventos del cielo y sus rituales sagrados. El equipo especula que las pinturas de Xultún se pudieron utilizar con estos fines. Y desde luego no hay signos de que el fin del calendario maya o incluso del mundo vaya a ocurrir a finales de este año, a pesar de la creencia popular. “Es ridículo, porque un calendario no tiene fecha límite”, zanja Saturno. (Fuente: SINC).

Leer: La desaparición de los mayas, Más sobre “Cultura Maya”, La desaparición Nazca, Isla de Pascua: Misterio resuelto, Las piedras del Valle de la Muerte, Las líneas de Nazca, Machu Picchu, De Paititi a El Dorado. y La profecía maya de 2012 ¡es un timo!

Read Full Post »

Antonio Villarreal, en la agencia SINC, nos habla de cómo hace unos siglos los paleontólogos confundieron un trozo de hueso fósil de dinosaurio con los testículos de Abraham o de Noé o de Matusalén :P La foto que vemos es realmente curiosa.

El hombre que confundió un dinosaurio con el escroto de un gigante.- Antes de que Richard Owen pronunciara por primera vez la palabra ‘dinosaurio’ en 1841, muchos naturalistas ya habían comenzado a extraer del suelo grandes restos fósiles sin saber exactamente a qué pertenecían. Incluso llegaron a confundir el fémur del primer terópodo descubierto con el escroto de un gigante y lo llamaron ‘Scrotum humanum’.

En 1677, el reverendo inglés Robert Plot describió en su libro Historia Natural de Oxfordshire el hallazgo de un enorme trozo de hueso fosilizado. Según el inglés, se trataba de “un hueso auténtico, ahora petrificado” que recordaba “exactamente la figura de la parte de debajo del fémur de un hombre, o al menos de algún otro animal”. Este fósil correspondía en realidad a un dinosaurio, aunque este crucial dato no se conocería hasta un siglo más tarde.

Plot, un naturalista inquieto y con las mejores intenciones de hacer avanzar la ciencia de la época, no tuvo demasiado acierto. Basándose en los datos disponibles en aquella época y en partes de la Biblia, el reverendo creyó que el hueso pertenecía a un gigante. Y en una desafortunada serie de hipótesis posteriores, este mismo fósil fue tomado por los testículos petrificados de un coloso. Así, durante años, el primer dinosaurio identificado recibió el nombre de Scrotum humanum.

A simple vista, Jose Luis Sanz, Catedrático de Paleontología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), identifica el fósil de Plot como “el fragmento distal del fémur de un gran dinosaurio terópodo, probablemente Megalosaurus”.

“La formación de los fósiles ha sido explicada en términos muy diferentes a lo largo de la historia”, cuenta este paleontólogo a SINC. “Una de las hipótesis más en boga en el siglo XVII era la virtus formativa, una capacidad de la Tierra para generar formas caprichosas, que no eran tanto anomalías sino dones que Dios había puesto, igual que había puesto las flores en los campos para alegrar la vista de los seres humanos. Esta aproximación es la que Plot había utilizado para explicar muchos de los fósiles que encontró”.

Creyó ver en el hueso los restos de un patriarca bíblico.- Después de varias comparaciones fallidas, Plot optó por la hipótesis gigantológica. Creyó ver en ese hueso los restos de uno de los patriarcas de los que hablaba la Biblia, personajes como Matusalén, Abraham o Noé a los que se suponía un tamaño y longevidad sobrenaturales. Este argumento no solo se mantuvo durante décadas, sino que tomó un giro sorprendente a mediados del siglo XVIII. En 1763, el naturalista Richard Brookes reinterpretó el fósil de Plot no como la base del fémur de un gigante, sino como sus testículos petrificados. Brookes aplicó además a este razonamiento el célebre binomio latino que el taxónomo sueco Carlos Linneo había popularizado como sistema de nomenclatura de especies. (Artículo completo y recomendable aquí).

Relacionados: Tribu virgen descubierta, Darwin reconfirmado, Teoría de la evolución (I), Nuevo homínido, Teoría de la evolución(II), Descubierto el eslabón perdido, La Iglesia y la Biología, La edad de la Tierra, El cambio climático II, El origen y evolución de la Tierra y El cromosoma Y.

Read Full Post »

“El término alopecia viene del griego alopex, que significa zorro, porque este animal pierde el pelo dos veces al año. La alopecia es la pérdida patológica del cabello, que afecta más a hombres que a mujeres. Sí se puede tratar, pero los resultados dependen del grado en que se encuentre y por tanto los tratamientos también deben estar ligados a la etapa de la calvicie”, afirma Gustavo Rincón, médico dermatólogo.

Rincón explica que es normal perder pelo diariamente, pero se debe saber en qué momento está pérdida es indicador de alopecia. “Cada pelo que tenemos en el cuerpo tiene un ciclo que incluye crecimiento y caída, así que es normal que todos los pelos se caigan. El problema empieza cuando el ciclo de caída se prolonga y vienen con éste las enfermedades en el cuero cabelludo”.

“Hay maneras de saber si esa caída se sale de la normalidad, por ejemplo tenemos como dato que se caen entre 50 y 100 pelos diarios en promedio, es decir que si la caída supera este número con amplia diferencia, se puede decir que está empezando la alopecia. Ese es sólo un método de detección, y aunque es dispendioso no es difícil y cada quien lo puede hacer en su casa. El pelo crece sólo más o menos un centímetro por mes”, agrega. Se calcula que en todo el cuerpo existen unos 500 mil pelos, de los cuales aproximadamente 100 mil se encuentran en el cuero cabelludo.

Alarma porque el 30% es precoz.- La preocupación en la actualidad radica en que a pesar de que la pérdida de pelo fisiológica aparece más o menos a los 70 años, hoy es más frecuente que se evidencie antes de esta edad. Y lo que es peor, es que del grupo de hombres en los se cae el cabello antes de tiempo, el 30% tiene solo 30 años, sin contar a aquellos en los que se evidencia después de los 20.

Este problema va más allá de la estética, pues en días pasados se publicó un estudio de la Universidad de Granada, España, en el cual se vincula la alopecia androgénica (calvicie más común que aparece de forma prematura) al riesgo de padecer Hiperplasia Benigna Prostática (HBP), que es un crecimiento no maligno en el tamaño de la próstata, el cual normalmente aparece en los hombres con la edad.

También se relaciona con mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Este hecho se debe, según lo explica el análisis, a cambios en el metabolismo y en la actividad hormonal que suceden con la caída del cabello, relacionados con algunas hormonas como la dihidrotestosterona.

La HBP es una enfermedad prostática frecuente, producida por un crecimiento desordenado de las glándulas que están en contacto directo con la uretra, y llevan a la formación de un tumor benigno que obstruye la salida de la orina. La enfermedad normalmente se da en más del 50% de los hombres de 60 años, y provoca síndrome miccional o necesidad de orinar muchas veces, pero si la alopecia se presenta de forma precoz (a los 30 o antes) hay más posibilidades de padecer HBP. Esto no significa que todos los hombres con alopecia precoz estén destinados a padecer HBP y enfermedades cardiovasculares, pero sí es una alarma para que vigilen más su salud.

Los tratamientos, no todos son para todos.- La alopecia más común es la androgénica o androgenética, prematura o calvicie común. Se debe a una afección en los andrógenos, hormonas responsables de la caída del cabello. Pero como este tipo de alopecia, existen muchos otros que se pueden presentar por: lesiones en el cuero cabelludo (producidas por secadores, exposición a metales calientes o peines metálicos), enfermedades crónicas sistémicas, estrés emocional, ingestión de grandes dosis de ciertos medicamentos, infecciones en el cuero cabelludo, exposición a agentes químicos y tumores, entre otras razones.

“Cada paciente es un mundo diferente: tiene un grado diferente de alopecia, factores de riesgo, tipo de pelo y cuero cabelludo, diferentes. Por ello, cada tratamiento va a depender de todos estos factores y no puede ser el mismo para todos”, explica el Dermatólogo. “Hay un tratamiento por cada paciente, existen tónicos capilares y productos cosméticos, además de los productos médicos y la cirugía, que ya se aplica en los grados más avanzados de la alopecia”, agrega.

Para Rincón además del factor genético, es clave evaluar la alimentación, factores locales, ambientales y corporales -como la temperatura del cuerpo-, a la hora de buscar las razones de la alopecia.

Estos son los grados de alopecia androgenética, que es la más común:

Tipo 1. Pérdida mínima de pelo.

Tipo 2. Se presentan pequeñas recesiones en las zonas laterales del área frontal (entradas), el cabello comienza a perderse levemente y la densidad de esta zona disminuye. Los tratamientos suelen ser muy efectivos.

Tipo 3. La caída sigue siendo mínima, pero ya se considera calvicie. La recesión de las entradas se acentúa y la pérdida de pelo afecta a zonas más posteriores del cuero cabelludo (coronilla). Los tratamientos siguen teniendo resultados efectivos.

Tipo 4. La pérdida de pelo está más acentuada, con escasos o ningún cabello en la parte superior de la cabeza. Los tratamientos, sin embargo, pueden llegar a dar buenos resultados.

Tipo 5. La franja de cabello que separa las entradas de la coronilla se va estrechando y perdiendo densidad. Los tratamientos dejan de tener resultados, exceptuando las cirugías.

Tipo 6. En este grado de alopecia androgénica la calvicie de la coronilla se junta con la de las entradas, creándose una sola zona más amplia despoblada.

Tipo 7. Grado más agudo de calvicie, solo queda una franja de cabello que se prolonga de oreja a oreja por la parte posterior de la cabeza. (Fuente aquí).

(Nota del blogmáster: Lo único que para la caída del cabello es el suelo) :lol:

Relacionados: 25 años y todos con pelo, Limón+bicarbonato = fraude, Curar el cáncer (II), Cómo detectar fraudes, El misterio de la cerveza, Otra manera de adelgazar y Nutrición y fraudes.

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 375 seguidores